Ómicron podría llevar a Israel a la inmunidad colectiva, dice un alto funcionario de salud


Sala COVID del Hospital Barzilai.
AP

El director general del Ministerio de Salud afirmó que si bien el pico esperado de casos por la variante Ómicron podría conducir a la inmunidad colectiva, el ministerio prefiere alcanzar la inmunización a gran escala a través de la inoculación.

El director general del Ministerio de Salud, profesor Nachman Ash, dijo el domingo que el aumento de las infecciones por Ómicron en el país podría hacer que Israel alcance la inmunidad colectiva.

Hasta fines de diciembre, Israel logró evitar una fuerte propagación de la variante Ómicron, pero con las tasas de infección en aumento, se espera que los casos diarios alcancen niveles récord en las próximas tres semanas, lo que podría resultar en inmunidad colectiva según Ash.


Director general del Ministerio de Salud, Prof. Nachman Ash.
(Alex Kolomoisky)

«El costo será una gran cantidad de contagios. Las cifras tendrán que ser muy altas para alcanzar la inmunidad colectiva», expresó el funcionario Ash. «Esto es posible pero no queremos alcanzarlo por medio de infecciones, queremos que suceda como resultado de la vacunación de muchas personas”, agregó.

Según el Ministerio de Salud, alrededor del 60% de los 9,4 millones de habitantes de Israel están vacunados con esquema completo, lo que significa que ya recibieron tres dosis o la segunda de forma reciente.


Una adolescente recibe la vacuna contra el coronavirus en Jerusalem.
(AFP)

Desde el inicio de la pandemia Israel registró alrededor de 1,3 millones de casos de coronavirus. Sin embargo, es posible que para fines de enero, ese número aumente a entre dos y cuatro millones de contagiados, momento en que podría comenzar a disminuir la ola de casos de Ómicron. Así lo estimó Eran Segal, científico de datos del Instituto de Ciencias Weizmann y asesor del gobierno.

El director del grupo de trabajo sobre coronavirus del Ministerio de Salud, Salman Zarka, dijo que la inmunidad colectiva estaba lejos de estar garantizada. «Tenemos que ser muy cautelosos con esto, particularmente a la luz de nuestra experiencia en los últimos dos años en los que vimos que las personas que se han recuperado se vuelven a infectar», señaló Zarka a Ynet.


Fila de personas en un centro de vacunación en Tel Aviv.
(Motti Kimchi)

Durante los últimos diez días, las infecciones diarias se cuadruplicaron. Los casos graves también aumentaron, pero a un ritmo mucho menor, pasando de alrededor de 80 a unos 100.

Sin embargo, el número de muertes no aumentó en proporción, por lo que se espera que la nueva variante sea menos letal.

Siguiendo de cerca los casos graves, Ash sostuvo que está considerando la aplicación de una cuarta dosis para personas mayores de 60 años, luego de su aprobación la semana pasada para personas con factores de riesgo y ancianos en hogares geriátricos.

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/actualidad/sociedad-informacion-general/article/hk00gmxjnt