Bennett: Israel “se durmió en los laureles” con respecto a Irán

El primer ministro aseguró que el Estado judío mantendrá su libertad de acción y criticó implícitamente a Netanyahu por permitir que la República Islámica despliegue su amenaza.


Naftalí Bennett
Foto: Amos Ben Gershom GPO vía Flickr

El primer ministro, Naftalí Bennett, manifestó que Israel mantendrá su libertad de acción incluso si las potencias mundiales regresan al acuerdo nuclear con Irán.

Durante un discurso ofrecido en la Conferencia de Seguridad Nacional en la Universidad Reichman de Herzlía, Bennett apuntó que Israel se durmió en los laureles tras el acuerdo nuclear de 2015, en una crítica velada a su antecesor, Benjamín Netanyahu.

“El error que cometimos después del primer acuerdo nuclear de 2015 no se repetirá”, recalcó Bennett. “Todo el ruido de antemano, desde el momento en que se firmó el trato, nos afectó como un somnífero. Israel simplemente se quedó dormido en los laureles. Nos ocupamos de otras cosas”.

“Aprenderemos de ese error”, prometió. “Mantendremos nuestra libertad de acción”.

“Tras un período tan largo de invertir en presionar a Irán a través de amenazas; ahora es necesario reflexionar sobre lo que hemos logrado y recalibrar los intensos esfuerzos que se están realizando”, declaró el jefe del Ejecutivo.

Bennett puso de relieve que Israel debe enfocarse en derrotar a la propia República Islámica en vez de perseguir a las células terroristas que los iraníes patrocinan en el Líbano y otros países de la región.

Bennett aseveró que permitir que Irán desarrolle una estrategia asimétrica fue un “error estratégico” y que Israel debe utilizar sus ventajas: su economía, su poder en el ciberespacio, su democracia y legitimidad internacional, debe aumentar la brecha con sus enemigos, permitir una economía fuerte y mantener la iniciativa.

“Irán rodea ahora a Israel, y perseguir a los terroristas individuales enviados por la fuerza de Al Quds no tiene sentido; tenemos que ir por la gente los envía. También debemos explotar nuestras ventajas relativas (nuestra fuerza económica, cibernética, legitimidad internacional) contra las vulnerabilidades de Irán de una manera mucho más eficaz que en el pasado”.

Bennett subrayó que, “debemos ampliar la brecha entre nosotros y nuestros enemigos, todos y cada uno de ellos, invirtiendo en el fortalecimiento de nuestras capacidades (misiles, cibernética, otras tecnologías) y también tenemos que aumentar la paga de los oficiales en las Fuerzas de Defensa de Israel. Tenemos que desarrollar nuestras fortalezas hasta el punto en que nuestra superioridad sea innegable y disuada a otros de desafiarnos”.

“El Estado de Israel debe preservar su libertad de acción junto con su capacidad de actuar”, agregó, “en cualquier situación y en cualquier circunstancia política”.

«El régimen iraní está en decadencia, es un régimen inútil, con una economía débil y una administración corrupta», añadió Bennett.

“Mantienen el control solo a través de la fuerza e infundiendo miedo. Y son mucho más débiles de lo que la gente cree”.

“El régimen está en su punto más extremo desde 1979”, aseveró Bennett. “Es un régimen que no puede abastecer de agua a sus ciudadanos. Un régimen cuya economía es débil y su gobierno corrupto, y gobierna con fuerza y ​​miedo”.

“En este momento, nos encontramos en una coyuntura crítica de nuestra prolongada lucha contra ellos, una lucha que no es solo de Israel contra Irán, sino de todo el mundo contra este régimen islámico extremista. Esperamos que el resto del mundo no se acobarde ante esta pelea, pero incluso si lo hacen, nosotros no tenemos ninguna intención de hacerlo”.

“Irán está en una etapa muy avanzada de su programa nuclear”, advirtió el primer ministro, “en tanto que su maquinaria de enriquecimiento [de uranio] es más amplia y sofisticada que nunca”.

“Se avecinan tiempos complejos y es posible que tengamos que lidiar con desacuerdos con algunos de nuestros aliados más cercanos, pero no será la primera vez que sucede algo así”, enfatizó Bennett.

“Incluso si se renueva el acuerdo nuclear, Israel no es signatario y no estará obligado por sus términos. No vamos a repetir el error que cometimos después de que se firmó el primer acuerdo en 2015″, concluyó el mandatario.

 

Fuente: Aurora Digital
https://aurora-israel.co.il/bennett-israel-se-durmio-en-los-laureles-con-respecto-a-iran/