Los robots de próxima generación de Israel podrían reemplazar a las tropas terrestres en el frente

Elbit Systems y Roboteam han lanzado el ROOK UGV, que apoyará a la infantería en una serie de funciones de primera línea.

Por Maayan Jaffe-Hoffman


El nuevo vehículo terrestre no tripulado Rook de Elbit transporta suministros como municiones que normalmente se llevarían sobre la espalda de la infantería.
(Foto: ELBIT)

«Si desea enviar robots donde no desea enviar soldados, necesita una solución para eso», dijo Elad Levy, director ejecutivo y fundador de Roboteam.

Su compañía, junto con Elbit Systems, anunció el martes el debut de lo que ellos llaman «la nave nodriza de los vehículos no tripulados»: ROOK, un vehículo terrestre no tripulado (UGV por sus siglas en inglés) militar de carga útil múltiple 6×6.

El diseño innovador de UGV y la suite de autonomía incorporada ofrecen una capacidad, maniobrabilidad y agilidad mejoradas comparadas a sus modelos anteriores, creando «una máquina humana» que es «realmente parte del equipo», dijo Yoav Poizner, director senior de Elbit C4I y Cyber.

Dijo que el ROOK es el siguiente paso para permitir que “todo lo que sucede en el cielo” mediante el uso de drones y robots aéreos ocurra en el suelo y en el campo donde los soldados también lo necesitan.

El ROOK se desarrolló en base a la experiencia operativa acumulada a través del despliegue de los sistemas 4×4 PROBOT UGV, que entraron en funcionamiento hace unos años a través de una primera colaboración entre las dos empresas.


El nuevo vehículo terrestre no tripulado Rook de Elbit, demostrando las capacidades de evacuación médica.
(Foto: ELBIT)

Lo que hace que ROOK sea más único es que comenzó como un sistema conectado, dijeron los equipos.

“Como lo construimos desde el primer tornillo, sabemos cómo funciona el robot con el software”, dijo Levy.

“Tiene autonomía incorporada e inteligencia artificial incorporada que proporciona una solución completa. Sin ese nivel de sofisticación, no querría depender de él en el campo».

El ROOK fue diseñado desde cero como una plataforma robótica UGV de acuerdo con los estándares militares aplicables, explicó un comunicado. Tiene una estructura de caja modular que permite que los componentes sean reemplazados por los usuarios en el campo sin el apoyo del fabricante.

Otras características incluyen un centro de gravedad bajo, esencial para transportar cargas útiles pesadas en terrenos accidentados. El ROOK pesa 1200 kg. (2646 libras) y puede transportar una carga útil equivalente a su propio peso corporal. Tiene una altura de 24 cm. sobre el suelo y viaja a una velocidad de hasta 30 kilómetros por hora (19 mph).


El nuevo vehículo terrestre no tripulado Rook de Elbit utilizado como plataforma de drones.
(Foto: ELBIT)

El aparato cumple totalmente con el perfil de interoperabilidad UGV (IOP por sus siglas en inglés) para una integración de carga útil lista para usar sin problemas.

La batería pesa 40 kg. (88 libras) y dura hasta ocho horas. Existe la opción de llevar una batería de repuesto o configurar un generador interno para misiones más largas.

ROOK se opera a través de la aplicación TORCH-X RAS o mediante una unidad de pantalla reforzada de siete pulgadas para todo clima, lo que permite que un solo operador controle varios sistemas no tripulados.

El aparato puede andar por el desierto, la nieve u otro tipo de terreno accidentado, y durante el día o la noche. Sus sofisticados sensores pueden reconocer a los soldados y seguirlos en el campo, le permite conducir fuera de la carretera sin volcarse y tiene el poder de diferenciar entre hierba, piedra y otros caminos para mantener el rumbo y evitar un accidente – como si lo condujera un humano.

La compañía espera que el aparato se utilice para entregar suministros, funcione como evacuación médica para sacar a las víctimas del campo, participe en misiones de recopilación de inteligencia, incluido el transporte y envío de drones – y que sirva como un sistema de armas remoto.

«Puedes enviar al ROOK a lugares a los que no quieras ir», dijo Levy.

Roboteam se fundó en 2009. Hoy en día, tiene 40 empleados que trabajan en sus oficinas centrales en Estados Unidos e Israel. Todos los empleados estuvieron en las Fuerzas de Defensa de Israel o en el ejército de los EE. UU., lo que le dio a la compañía la capacidad de combinar su ingeniería con la realidad del campo de batalla.

La empresa, dijo Levy, comenzó con una visión en la casa de su abuela. Roboteam obtuvo su primer gran contrato en 2012 cuando suministró 100 robots transportados por hombres a soldados en Afganistán, un acuerdo por un valor de $ 10 millones. Desde entonces, la compañía se ha expandido y ahora tiene robots en 20 países en todo el mundo.

Tiene contratos en Noruega, Reino Unido, Francia, Italia, Tailandia y otros lugares.

Roboteam y Elbit se juntaron a mediados de 2019 con un acuerdo comercial que llevó a poner en funcionamiento su PROBOT. ROOK es su más reciente colaboración.

El aparato costará entre $ 150,000 y $ 300,000, dijo la compañía, dependiendo de las configuraciones. El ROOK está listo para ser implementado, dijo Levy, y algunos de sus clientes ya lo están evaluando. Con el tiempo, cree que habrá cientos de miles de ROOK en el campo.

¿Qué sigue? Colaboración entre robots aéreos y terrestres, dijo, por ejemplo, desplegar un robot aéreo y uno terrestre para fotografiar un área determinada y luego fusionar las imágenes para obtener una perspectiva completa.

«No hay fin para la visión y la imaginación», dijo Levy. “El ROOK es solo el primer paso. Estamos hablando de una revolución”.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post
https://www.jpost.com/israel-news/israels-next-gen-robots-could-replace-ground-troops-on-frontlines-685111