Sucot: ¿Qué festejamos? y ¿Cómo se celebra?

En unos días estaremos festejando Sucot, a continuación damos una breve introducción a la festividad

¿Cuándo se celebra Sucot y cuánto dura?

Sucot es una festividad que dura una semana empieza desde el 15 de tishrei, los primeros dos días se consideran Yom Tovim (Días sagrados) por lo cual uno se abstiene de las 39 actividades que están prohibidas durante las festividades como prender fuego, cortar tela o cualquier otra actividad que se les parezca. El resto de los días son lo que se conoce como Jol HaMoed, un tiempo especial que no tiene las mismas restricciones que los días sagrados, pero que preserva parte de su santidad.

¿Qué festejamos en Sucot?

La Torá le da dos nombres distintos a la festividad de Sucot, le llama “Jag a Sucot” y “Jag Hasif.” “Sucot” es el plural de Sucá, así se le llamaban a las tiendas que los judíos usaban en el desierto al viajar y ahora le llamamos así a una especie de cabañas que construimos durante la festividad. Mientras que “Hasif” quiere decir “cosecha.” En Sucot se festejaba tanto la época del desierto como las cosechas que ocurren en ese tiempo, incluso se considera que éste es el tiempo en que Dios juzga la cantidad de agua lluvia que habrá el siguiente año; en épocas del Templo solía hacerse una ceremonia de libación donde se lleva el agua de Shiló al Templo.

En cuanto a las cabañas que construimos suelen traducirse como “tabernáculos” porque adquieren santidad al ser construidas y tienen una variedad de significados. No sólo imitan las tiendas con las cuáles los judíos viajaban en el desierto también son una representación de las nubes de Gloria con las cuáles Dios los acompañaba. Las sucot representan la presencia de Dios en el mundo y los medios que tenemos para acceder a ella, es a la vez una celebración que recuerda la historia del pueblo judío en el desierto y la capacidad del individuo de encontrar espiritualidad en el mundo.

Ciclos temporalis

Sucot además es una de las “shalosh regalim” una de las tres festividades para las cuales era necesario viajar a Jerusalén para ofrecer una ofrenda. Una de las cosas que tienen en común las tres festividades (Pésaj, Shavuot y Sucot) es que festejan periodos de la historia del pueblo judío en su creación como nación. Al mismo tiempo Sucot ocurre unos días después de Yom Kipur y se considera parte de las festividades en las que se hace teshuvá. Es una festividad muy especial porque cierra dos ciclos temporales distintos el que empieza con Pesaj y Shavuot y el que está conformado por Rosh Hashaná y Yom Kipur.

La sucá

Una sucá básicamente es una construcción sencilla que hacemos fuera de nuestras casas y en la que comemos y dormimos la semana que durá la festividad. Debe tener al menos 3 paredes, de cualquier material (madera, cuerda, tela, ladrillo) que no sean movidas por el viento y un techo hecho de materiales naturales que no esté fijo sobre las paredes y a través del cual se puedan ver el cielo, el material preferido suelen ser las hojas de palma, pero se puede usar bambú, madera y otro tipo de plantas.

El techo es lo más importante, la idea es generar la sensación de intemperie al clima. Así recreamos la intemperie del desierto, ello nos permite también tener mayor contacto con el exterior y se crea una sensación de resguardo al interior de la Sucá. A veces se le traduce como Tabernáculo porque se considera que durante el tiempo que habitamos la Sucá la Presencia Divina nos acompaña, y cumplimos con ciertas reglas que sólo existen en lugares que tienen santidad, por ejemplo no metemos ollas a la Sucá, ni lavamos, ni dejamos platos sucios en ella.

Las cuatro especies

Otra de las mitzvot que se realizan en Sucot es el de las “Arbat Ha-Minin” (las cuatro especies) se toma la rama de un sauce, de un mirto, de una palmera y un etrog (una fruta cítica que se ha cultivado para esta ocasión); se toman estas cuatro especies entre las manos, se dice la bendición correspondiente y se hace un movimiento en seis direcciones distintas. Lo que el pasaje nos pide es “regocijarnos con ellas frente a Dios.”

Hay muchas explicaciones de por qué se escogieron esas cuatro especies y qué representa cada una. Una versión nos dice que representan los sentidos del hombre y que debemos acercarnos a Dios con todos ellos; otra habla de las partes que conformaban el pueblo judío y otra habla de las acciones que realizamos. En cualquier caso es una de las prácticas más importantes de la festividad.

Los ushpizin

Durante las siete noches que dura Sucot se realizan cenas de celebración, en cada una de esas cenas recordamos a siete de los patriarcas, profetas o reyes más importantes para el pueblo de Israel. La tradición nos dice que esa noche comen con nosotros y son nuestros huéspedes. Al recordarlos no sólo pensamos en su historia sino en las características que lo conformaban y pensamos en la sefirá que corresponde a cada uno, así en la noche que recordamos a Abraham, recordamos el Gesed, en la noche de Isaac, la Guevurá y sucesivamente. A estos personajes se les llama “ushpizin” que es la palabra aramea para decir “huésped.” La primer noche invitamos a Abraham, la segunda a Isaac, la tercera a Jacobo, la cuarta a Moisés, la quinta a Aarón, la sexta a José y la última a David, el orden que se sigue imita el orden de las sefirot divinas.

Otros elementos importantes

En los rezos de Sucot también ocurre lo que se llaman las Hacafot, son círculos que los asistentes hacen alrededor de la Bimá (la mesa donde se lee de la Torá) cargando las cuatro especies. También es el día en que empezamos a pedir por lluvia en nuestros rezos y el texto más importante que se lee es el de Kohelet (el Libro del Eclesiastés) pues habla del pasar del tiempo y la alegría en los pequeños detalles.

 

Fuente: Enlace Judío
https://www.enlacejudio.com/2021/09/15/sucot-que-festejamos-y-como-se-celebra/