El auge del turismo interno en Israel ante la propagación del COVID-19 en el mundo

La ciudad norteña de Safed es un destino popular para el turismo en Israel.
Shutterstock

La Autoridad de Parques y Naturaleza informó que durante este verano, casi 2 millones de turistas, la mayoría israelíes, visitaron reservas naturales y parques nacionales en todo el país. Entre los más populares se encuentran el Parque Nacional Gan HaShlosha y el Parque Nacional Tal Grove.

Mientras la pandemia de coronavirus continúa azotando al mundo, con nuevas variantes y mutaciones del patógeno que provocan más infecciones, estas vacaciones, muchos israelíes decidieron evitar los viajes al extranjero para explorar los puntos de acceso turístico de su propio país. Según un informe de la Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel, publicado a principios de esta semana, casi 1,9 millones de viajeros visitaron reservas naturales y parques nacionales durante el verano pasado.

Parque Nacional Gan HaShlosha.
(Shutterstock)

La cantidad es igual a las cifras reportadas en 2019, antes de que el COVID-19 irrumpiera en nuestras vidas. Sin embargo, en 2019, de esos casi 1,9 millones más de 400.000 fueron extranjeros, mientras que este verano solo 24.000 llegaron desde el exterior.

En 2020, la cantidad de turistas fue significativamente menor debido a las severas restricciones de COVID-19 vigentes en ese momento. La Autoridad de Parques y Naturaleza dijo que el número se situó alrededor de 1,5 millones de visitantes y que la gran mayoría fueron israelíes.

En otras palabras, los ciudadanos que este verano decidieron no tomarse un vuelo al exterior y se quedaron en Israel a disfrutar de igual manera sus vacaciones, suplieron la escasez de turistas llegados de otras partes del mundo entre julio y agosto: en años normales, los extranjeros constituyen alrededor del 35 por ciento del total de visitantes en los sitios de la Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel.

El sitio más popular entre los turistas este verano fue el Parque Nacional Gan HaShlosha, que fue visitado por 131.000 personas. El segundo sitio más visitado fue el Parque Nacional Tal Grove, con 100.000 personas (un aumento de casi 25.000 en comparación con el verano de 2019).

Parque Nacional Tal Grove.
(Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel)

En tercer lugar aparece el Parque Nacional Tel Ashkelon, con 95.000 visitantes; seguido de Nahal Snir, con 87.000; el Parque Nacional Yarkon, con 82.000; y la Reserva Tel Dan, con 81.000

El sitio que destaca por estar ausente del ranking es la Reserva del Estuario del Arroyo Dahila, que fue segundo en 2019 e incluso primero en años anteriores. Esto puede deberse a las advertencias de contaminación del agua emitidas para los arroyos locales en el área por el Ministerio de Salud a principios de este año.

El informe de la Autoridad de Parques y Naturaleza también indica que los campamentos ganaron popularidad entre los israelíes, con un aumento en la cantidad de visitantes a los estacionamientos nocturnos: unas 150.000 personas optaron por esta opción, en comparación con las 117.000 del verano de 2019.

El estacionamiento nocturno de Tal Grove parece ser el más popular con alrededor de 47.000 visitantes, seguido por Achziv con 29.000, Maayan Harod con 16.000, la granja Mishmar Hacarmel con 13.000, Tel Ashkelon con 9.400, el Parque Nacional Yarkon con 7.500 y Khan Be’erot en Ramon con 4.900.

Parque Nacional Ashkelon.
(Mano Greenshpein)

El director general de la Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel, Shaul Goldstein, declaró que está feliz de que los israelíes opten por vacacionar en el país y no hayan dejado que «el calor y el COVID» les impidan disfrutar de la naturaleza.

La directora de la División Pública y Comunitaria de la Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel, Raya Soreki, dijo que para enriquecer la experiencia de los visitantes, iniciaron un proyecto llamado «Cultura de respiración», en el que artistas callejeros actúan en parques nacionales y reservas naturales.

También, Soreki añadió que las visitas se permitieron de acuerdo con las restricciones actuales del coronavirus. «El sistema nos permitió administrar y regular a los visitantes, de modo que pudiéramos invitar al público a sitios que no estuvieran superpoblados y distribuir a los visitantes por todo el país»

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/actualidad/sociedad-informacion-general/article/sk11az6jgf