Ceremonia conmemorativa del 20º aniversario del 11 de septiembre en el Ministerio de Relaciones Exteriores

El ministro de Relaciones Exteriores Lapid expresó: “El terrorismo sólo vence cuando cambia nuestras creencias y nuestra forma de vida. Veinte años después de aquel terrible día, los terroristas en todo el mundo saben que han fracasado. Estados Unidos no se doblegó  ni fue quebrado. El espíritu americano prevaleció una vez más.” 

El ministro de Relaciones Exteriores Lapid y el Encargado de Negocios estadounidense Ratney, en la ceremonia conmemorativa  del 20º aniversario del 11 de septiembre,  celebrada en el Ministerio de Relaciones Exteriores  en Jerusalén. Fotografía: Ministerio de Relaciones Exteriores

(Comunicado del portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores)

El ministro de Relaciones Exteriores Yair Lapid realizó hoy (domingo 12 de septiembre de 2021), en el Ministerio de Relaciones Exteriores,  una ceremonia que conmemora el 20º aniversario del 11 de septiembre. Estuvieron presentes en la ceremonia el Viceministro de Relaciones Exteriores, Idan Roll, el Encargado de Negocios en la embajada estadounidense en Israel, Michael Ratney, el embajador de Israel en Estados Unidos, Mike Herzog, el Cónsul General de Israel en Nueva York, Asaf Zamir y altos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Durante la ceremonia, celebrada en el pabellón de banderas del Ministerio de Relaciones Exteriores, la bandera de los Estados Unidos fue arriada a media asta, por los Marines destinados en la embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

El ministro de Relaciones Exteriores Lapid manifestó en la ceremonia: “Al conmemorar 20 años desde aquel terrible día, deseo enviar un mensaje al pueblo de los Estados Unidos y a todos aquellos que pretenden hacerle daño a ellos: un ataque a Estados Unidos, es un ataque a nosotros. Compartimos  los mismos valores de libertad. De igualdad. De tolerancia. Y compartimos los mismos enemigos. Estados Unidos es nuestro mayor amigo y aliado. Un ataque a nuestros amigos, es un ataque a nosotros.”

El Encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Israel, Michael Ratney, señaló en la ceremonia: “Bajamos la bandera recordando la conmoción y el horror de una mañana espantosa.  E izamos la bandera recordando cómo Estados Unidos y sus amigos, aliados y socios- incluyendo sin duda a Israel -se recuperaron de esa conmoción inicial para dar un nuevo impulso mundial concertado contra el terrorismo.”

​El ministro de Relaciones Exteriores Lapid agregó: “El terrorismo busca  generar miedo. Pero sólo vence cuando cambia nuestras creencias, cuando cambia nuestra forma de vida. Veinte años después de ese terrible día, los terroristas en todo el  mundo saben que han fracasado. Estados Unidos no se doblegó  ni fue quebrado. El espíritu americano,  “Lo superaremos, venceremos”, prevaleció una vez más.”

 

Fuente: División de Medios y Diplomacia Pública, Ministerio de Relaciones Exteriores