En aparente primicia mundial, las FDI desplegaron enjambres de drones en los combates de Gaza

Los militares utilizaron «bandadas» de aviones pequeños, todos comunicándose entre sí, para localizar objetivos y dirigir ataques aéreos, destacando los avances en el combate impulsado por inteligencia artificial

Por Judah Ari Gross


Drones militares israelíes vuelan en formación en una fotografía sin fecha.
(Fuerzas de Defensa de Israel)

Enjambres masivos de docenas o cientos de drones guiados por inteligencia artificial se consideran ampliamente como una de las armas más preocupantes que se abren paso en el campo de batalla moderno, una con el potencial de ser mucho más barata y, por lo tanto, más disponible para los entes no estatales que otras municiones avanzadas.

El mundo vio una muestra de esa tecnología militar emergente, aunque limitada, en mayo durante el conflicto de 11 días entre Israel y los grupos terroristas en Gaza, cuando las Fuerzas de Defensa de Israel utilizaron bandadas de drones sobre la Franja para detectar los lanzamientos de cohetes de Hamas y atacar esos sitios en lo que parece ser uno de los primeros usos del concepto en el mundo real, significativo y reconocido públicamente.

Este uso de drones por parte de los militares se mantuvo inicialmente clasificado durante los combates, pero desde entonces se ha permitido que se publique en parte.

Durante los combates, las FDI lucharon para evitar que los grupos terroristas Hamas y la Yihad Islámica Palestina lanzaran cohetes y granadas de mortero contra Israel. Al final del conflicto, más de 4.000 proyectiles fueron disparados desde la Franja de Gaza, matando a varias personas en Israel, hiriendo a decenas más y enviando regularmente a cientos de miles de israelíes a refugios antibombas durante casi dos semanas.

En un intento por prevenir estos ataques, el ejército trabajó para desarrollar nuevos métodos para localizar plataformas de lanzamiento, que Hamas y la Yihad Islámica habían enterrado y escondido en toda la Franja de Gaza, en los patios de las escuelas, los huertos familiares y otras áreas en las zonas civiles. Por primera vez, las capacidades de inteligencia artificial de las FDI se utilizaron para resolver el problema, lo que ayudó a los analistas humanos a interpretar una gran cantidad de imágenes de vigilancia aérea y satelital para ubicar las plataformas de lanzamiento, algunas de las cuales se construyeron para ser utilizadas varias veces. Esto llevó a la inteligencia militar israelí a declarar la campaña de Gaza como la «primera guerra de IA» del mundo.

En un uso de inteligencia artificial, el ejército israelí desplegó pequeñas bandadas de drones cuadricópteros sobre el sur de la Franja de Gaza con cada dispositivo monitoreando un pedazo específico de tierra, según supo The Times of Israel en ese momento. Cuando se detectaba el lanzamiento de un cohete o mortero, otras aeronaves armadas o unidades terrestres atacaban la fuente del lanzamiento.

Según el sitio de noticias Walla, los enjambres de drones fueron utilizados docenas de veces durante los combates por una compañía hasta ahora clasificada de la Brigada de Paracaidistas, basada en conceptos desarrollados por la Unidad Fantasma experimental de las FDI, que tiene la tarea de probar y crear nuevas tácticas y estilos de combate para los militares.


Drones militares israelíes vuelan en formación en una fotografía sin fecha.
(Fuerzas de Defensa de Israel)

“Luego de un año de preparación y ejercicios, llegó la situación y el sistema de detección aérea es capaz de encontrar al enemigo y destruirlo y alcanzar el logro operativo que buscamos”, dijo al medio el comandante de la compañía, quien por razones de seguridad solo puede ser identificado por su rango y primera inicial hebrea, Mayor «Mem».

«Realizamos más de 30 salidas con los enjambres de drones, que recopilaron información precisa y ayudaron a otros drones a llevar a cabo ataques contra los objetivos», dijo.

Durante la campaña de 11 días, denominada Operación Guardián de los Muros, la unidad de Mem trabajó con el contratista de defensa Elbit, que fabricó los drones, y otras unidades dentro de las FDI para refinar sus capacidades en tiempo real.

Según Mem, aunque el primer uso de su unidad fue en Gaza, fue más una prueba de la amenaza real para la que se están preparando: Hezbolá en el Líbano, que se considera un enemigo mucho más poderoso que Hamas.

“No nos dormimos en los laureles. Ya estamos mirando hacia el norte y preparándonos para las operaciones en la próxima guerra”, dijo.

Según los informes, el ejército también planea expandir el uso de esta tecnología a otras unidades terrestres en el futuro.

Sin embargo, el experto israelí en drones Tal Inbar dijo que no estaba claro si estos eran realmente los primeros ataques de un enjambre de drones en el mundo, como se ha afirmado en informes de los medios de comunicación en los últimos días, pero esto fue, sin embargo, un hito importante en el uso del tecnología.


Una fotografía tomada desde un dron israelí que muestra 14 plataformas de lanzamiento de cohetes subterráneos en el patio de una escuela en la Franja de Gaza que fueron utilizadas por grupos terroristas palestinos durante el conflicto de mayo entre las Fuerzas de Defensa de Israel y Hamas.
(Fuerzas de Defensa de Israel)

«Se puede decir que esta es una de las primeras veces que Israel, oficialmente, lo reconoce», dijo.

Los enjambres de drones no son tecnologías particularmente nuevas ni existen únicamente en el ámbito militar. De hecho, la mayoría de las personas se han encontrado con la tecnología en forma de espectáculos de luces de alta tecnología, como hicieron los israelíes en 2018, cuando cientos de drones volaron en formación durante el evento anual del Día de la Independencia en el Monte Herzl en Jerusalén.

Según Inbar, la definición técnica de un enjambre de drones es “un número de aviones que vuelan juntos para una misión específica. Eso puede ser algo militar o puede ser la creación de un montón de lindas luces en el cielo».

Aunque esto último parece trivial, Inbar sostuvo que operar cientos o miles de drones a la vez – con viento y otros cambios atmosféricos – no es una hazaña pequeña, por lo que solo lo hacen grandes empresas, como Intel en el caso del Día de la Independencia, que tienen las habilidades técnicas necesarias.

Al mismo tiempo, un enjambre de drones no es solo una gran cantidad de drones que vuelan todos juntos. Para calificar, la aeronave también debe comunicar y coordinar sus acciones – al menos hasta cierto punto – lo que requiere cierto grado de inteligencia artificial.

Entonces, si bien el espectáculo de luces del Día de la Independencia de Israel se consideraría un enjambre de drones adecuado, el ataque a la instalación petrolera Aramco de Arabia Saudita por múltiples drones y misiles de crucero supuestamente por Irán, no lo sería. (Aunque Inbar señala que el ataque reveló capacidades sofisticadas por derecho propio).

“Eso no sería un enjambre. Yo llamaría a eso un ataque coordinado de varios drones”, dijo Inbar.

Lo que distingue a los enjambres de drones es la autonomía del enjambre, el grado en que vuelan juntos – como un banco de peces o una bandada de pájaros – y no solo todos volando en formación guiados por operadores humanos.


Una bandada de estorninos cerca de la ciudad árabe israelí de Rahat, en el desierto del Neguev, en el norte de Israel, el 2 de febrero de 2015.
(AFP PHOTO / MENAHEM KAHANA)

Según Inbar, existen varios métodos diferentes para desplegar enjambres de drones, que pueden variar en tamaño desde un puñado de aparatos hasta varios miles. En algunos casos, todos los aparatos funcionan como iguales, mientras que en otros ciertos drones tienen mayores capacidades de procesamiento informático y actúan como comandantes para el resto.

Si bien los humanos aún le dan al avión su misión – por lo menos hasta ahora – a medida que los enjambres se hacen más grandes, la toma de decisiones se deja en manos de los mismos drones.

“Si tienes cinco drones, puedes controlar uno y los demás simplemente copian lo que está haciendo. Ese es un nivel, un nivel más bajo de capacidades», dijo Inbar.

“Pero cuando tienes un enjambre más grande, cómo llevan a cabo su misión, tú o yo, como operadores, no necesariamente sabemos o controlamos en tiempo real. Digamos que tienes 50 aparatos en el aire, uno de los más inteligentes puede decidir enviar cinco de ellos a cierta calle y otros cinco a otro lugar o volar en cierta formación”, dijo.

La preocupación

Un estudio militar de los Estados Unidos de 2018 encontró que esta capacidad de enjambre habilitada por IA hacía que las armas fueran significativamente más poderosas. En esa simulación, 800 drones en un enjambre pudieron destruir más objetivos en dos horas que 1,000 drones actuando de forma independiente.

«Dado que todas las demás capacidades son idénticas, la introducción de un algoritmo inteligente de enjambre aumentó significativamente la eficiencia, la letalidad y la capacidad del enjambre», escribió el autor del estudio, el mayor Sean Williams.

Los drones también fueron operados únicamente por países desarrollados, pero con el tiempo la tecnología se volvió más barata y más disponible, y hoy en día, están ampliamente disponibles para las masas, incluidos los grupos terroristas, que los han utilizado con efectos letales en conflictos en todo el mundo.

Los países, a su vez, han desarrollado métodos para derribar estos drones individuales, desde redes disparadas con armas hasta tecnologías avanzadas de guerra de espectro. Y, de hecho, las FDI impidieron múltiples ataques con drones por parte de Hamas durante los combates de mayo, incluido el derribo de un aparato aéreo no tripulado con el sistema de defensa de misiles Cúpula de Hierro en el primer uso de este tipo de ese sistema.

Pero muchas de estas herramientas y tácticas se verían abrumadas rápidamente si se usaran enjambres masivos de docenas o cientos de aparatos autónomos.

El uso de enjambres de drones por parte de Israel durante el conflicto de mayo obtuvo cobertura internacional en gran parte porque indica la velocidad a la que esta tecnología se está desarrollando y desplegando en el mundo real.

Por ahora, el uso de grandes enjambres requiere un alto nivel de inteligencia artificial y tecnología de aprendizaje automático, lo que significa que está principalmente en el dominio de estados-nación más grandes que tienen las capacidades técnicas necesarias. Pero eso está empezando a cambiar.

«La inteligencia artificial ya no es algo que sea solo para superpotencias», dijo Inbar.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
https://www.timesofisrael.com/in-apparent-world-first-idf-deployed-drone-swarms-in-gaza-fighting/