Mireya Muñoz, embajadora de Ecuador en Israel: «La relación con el gobierno israelí no puede ser mejor»

La diplomática analizó la relación entre los dos países en diálogo exclusivo con Aurora.


Mireya Muñoz. Cancillería de Ecuador.

Mireya Muñoz cumple desde enero el rol de embajadora de Ecuador en Israel. En diálogo con Aurora, la experimentada diplomática hizo un paneo por una gran amplitud de temas.

Desde la crisis surgida por el COVID-19 hasta el futuro de la relación bilateral entre los países, pasando por la escalada de violencia entre Israel y el terrorismo palestino, Muñoz destaca las grandes posibilidades que ofrece la relación entre los dos países.

Aurora: Usted asumió su función como embajadora en Israel en enero, con la cuestión pandémica ¿cómo afectó eso su trabajo? ¿Cómo fue su llegada al país? 

Primero un saludo grande y un agradecimiento al periódico Aurora por esta entrevista. Yo llegué a Israel en enero de este año, presenté mis credenciales en febrero. Luego vino esta “mini-guerra” podríamos decirle. Pero antes, mi llegada fue todavía en la época de cuarentena, tuve que permanecer un poco encerrada por unos 12 días. Luego me reincorporé a la oficina de manera presencial. El teletrabajo ayuda y facilita, pero imaginarás que al inicio de una misión diplomática es importante conocer a la gente en vivo y en directo. Tuve que esperar un poco para eso. Israel es un país que ofrece muchísimo, no solamente en su desarrollo tecnológico e innovación, sino también en cultura e historia.

A: A los pocos meses comenzó una escalada de violencia con las organizaciones terroristas en Gaza…

Era la primera vez que tenía ese tipo de experiencia. Insisto con esto porque siempre se mira a través de la televisión. Uno puede saber de los conflictos que hay en el Oriente Medio y especialmente por la cuestión Palestina, pero esta vez estaba aquí. El tema lo seguí siempre con mucha preocupación, pero a la vez confiada de que el sistema de seguridad de Israel es muy efectivo y que no iba a haber demasiado problema en la seguridad personal. Por otro lado, ya en la parte oficial, preocupada reportando a capital sobre los diferentes eventos que se producían. De nuevo, desde una óptica no de la televisión, sino de la información real. Explicando lo que se vive aquí en Israel y dando la debida dimensión al problema. Aquí no se trata de buenos ni malos, ni de peligroso o no peligrosos, sino de un conflicto que que tiene muchas más aristas, que tienen que ser explicadas a los diferentes países no como la información que sale a través de los medios de comunicación, sino de manera mucho más real, mucho más pragmática.

A:  Israel tiene uno de los mejores manejos de la pandemia a nivel mundial, ¿cómo ve la posibilidad de colaboración entre Israel y América Latina en general, Ecuador en particular, en materia sanitaria?

El tema del COVID-19 en nuestros países todavía tiene un ritmo muy acelerado de contagios y muertes, desgraciadamente. No estamos surtidos suficientemente de vacunas como ocurre en otros países, como Israel que ha sido un referente. Tiene un sistema sanitario muy bien organizado, a través de bases de datos y un rastreo de todos los pacientes. Por otro lado, haber adquirido las vacunas con la suficiente anticipación y con el suficiente número obviamente permitió que la mitad de la población este ya vacunada con la segunda dosis. Ya casi nadie aquí usa las mascarillas.  La situación en Ecuador no escapa a la tendencia de Latinoamérica. Ahora, yo sí puedo decir que tenemos un sistema mucho más organizado y planificado a partir de la asunción del presidente Guillermo Lasso Mendoza. Su vicepresidente (Alfredo Borrero) es un médico de mucho prestigio y le encargó específicamente el área de salud, también junto a la ministra de Salud (Ximena Garzón Villalba). Se ve que hay un sistema mucho más efectivo, ya no hay largas colas para la vacunación y hay mucho más acceso a las vacunas. Hemos recibido varias marcas de varias nacionalidades, como la Sinovac, la Sputnik V, la Pfizer, la Moderna, también se anunció que va a llegar la Cansino. Esto se maneja a nivel bilateral. Por otro lado, a través de la embajada de Israel en el Ecuador se han proporcionado diferentes insumos vinculados con la vacuna. Aquí nosotros hicimos una gestión pero siempre es difícil que venga un país y no a los otros. Por eso tiene que haber una cierta cantidad de vacunas importantes que sean dados a un organismo regional o mundial, para que de ahí se establezca la respectiva distribución, como el mecanismo COVAX. Ecuador también ha sido uno de los países que más ha impulsado en Naciones Unidas una resolución que apoya los principios de cooperación, solidaridad, equidad. Si no se lo mira con esa perspectiva global, entonces yo creo que no vamos a tener materia para solucionar el problema.


Mireya Muñoz entregando las cartas credenciales a Reuven Rivlin. Israel en Ecuador.

A: Aprovecho la mención a Guillermo Lasso, porque tanto Israel como Ecuador tienen gobiernos muy recientes. Lasso asumió el 24 de mayo, Naftalí Bennett hace unas pocas semanas, ¿cree que es una oportunidad para la relación esta doble novedad?

Tenemos una excelente relación bilateral con Israel. Teníamos una gran agenda con el anterior primer ministro Benjamín Netanyahu y ahora la tendremos con esta coalición para el cambio. Yo creo que la relación no va a tener variaciones importantes, se va a mantener la agenda positiva en diferentes ámbitos: político, comercial, económico, cultural, siendo el corazón de esta relación ese sentido de colaboración mutua. La relación con el gobierno israelí no puede ser mejor, seguimos trabajando de manera decidida en los diferentes eventos que se organizan. Así que lo único que puedo decir es que vamos a seguir fortaleciendo la relación, proponiendo más temas de intercambio.

A: Más allá de lo sanitario…

Sí, yo creo que muchas veces los temas bilaterales y multilaterales se van a complementar. Por ejemplo en noviembre va a haber una Cumbre Mundial por el Cambio Climático, y mucho de la agenda bilateral se posiciona con temas de ambiente y desarrollo sostenible. A nivel bilateral, creo que hay un interés en la agricultura, por toda la tecnología asociada. También en la conservación de la Amazonia, en la reforestación, que Israel tiene experiencia. En el tema comercial, a lo mejor con el nuevo gobierno el acceso al mercado de bienes y servicios en los países podría mejorar, justamente para estabilizar la balanza comercial. Tenemos mucho interés en este tema, también en el turismo. Nuestro país tiene un potencial turístico importante. La Islas Galápagos, por ejemplo, es un referente tanto ambiental como destino turístico, pero a veces se considera un país independiente, en el Pacífico. Ahí es donde tratamos de vincularlo a Ecuador, toma un tiempo promocionarlo. Somos un país pequeño comparado con otros gigantes de Sudamérica, como Colombia o Argentina. Pero para conocer Ecuador, como con Israel, y toda su diversidad, se necesita una semana. Un turista israelí puede conocer nuestras cuatro regiones en poco tiempo.

A: Nombró lo ambiental, en lo que usted tiene mucha experiencia, y Ecuador es un país muy ligado a la producción petrolífera… ¿qué oportunidades en esta materia hay en la relación?

Creo que hay una oportunidad en la relación bilateral, la buena relación, para explotar esas ventajas que da Israel. De todas maneras, yo creo que el mundo va hacia que cada vez se utilice menos el petróleo. Eso es bueno para el ambiente, pero a veces no tan bueno para la economía de ciertos países que dependen de esta commodity. Tenemos que irnos preparando para eso. Por eso fue que en la década de los 90’, en el año 1992, en una conferencia mundial en Río de Janeiro se pensó el tema del desarrollo sostenible, justamente para su conservación y para que haya beneficios para las generaciones futuras. Pero en “la vida real”, los países necesitados de recursos tienen que obtenerlos en el corto plazo y ahí viene el tema de contradicción de la que hablaba. Entra la cuestión de cómo volverlo sostenible y por eso está el tema de la tecnología, que a mí me parece que es vital. Una tecnología ambientalmente sostenible que se pueda utilizar para la explotación del sector minero pero que guarde los más altos estándares ambientales, por ejemplo. Siempre va a haber una afectación, pero necesitamos también los recursos, es una realidad. Lo que digo tiene que ver con el menor daño posible, y únicamente se puede hacer con tecnología. Para eso necesitamos obviamente la colaboración de los países que han desarrollado más esta industria tecnológica, de servicios, para poder hacer un esfuerzo combinado que pueda proyectar un futuro de desarrollo.


Mireya Muñoz con el subdirector general para América Latina de Israel, Modi Ephraim. Cancillería Ecuador.

A: ¿Cómo ve el futuro de las relaciones internacionales, teniendo en cuenta su vasta experiencia en el campo y la llegada de Joe Biden al poder en Estados Unidos?

Siempre desde los países sudamericanos, latinoamericanos en general, lo que podemos preguntarnos es cómo otros actores internacionales dialogan con nosotros. Siempre se ha dicho que la integración es una estrategia para conseguir algo que un solo país no puede lograr. Posicionar un tema. Por ejemplo la Convención de la ONU sobre el Mar, sabemos que hay una explotación irracional de los recursos marinos a nivel global, cerca de las Zonas Económicas Exclusivas. Dentro de alta mar hay grandes embarcaciones que hacen sus faenas de pesca. Entonces si no hay una acción efectiva regional, para presionar, yo creo que no se pueden conseguir resultados muy eficaces. Para esto se requiere de un consenso político en la región, y a veces por cuestiones ideológicas se van separando acciones que deberían tener una matriz conjunta que responda a nuestros intereses regionales. Ojalá que nosotros como Latinoamérica podamos superar todas esas dificultades, a veces ideológicas, que impiden que actuemos como un bloque que incluya en otros actores internacionales.

A: ¿Algún mensaje final para los lectores de Aurora?

Mi mensaje es que sigamos leyendo el medio, colaborando porque es un medio de comunicación muy efectivo. Recoge las opiniones que tenemos desde nuestros países y que tienen una proyección en las actividades que desarrollamos. El idioma español es muy amigable aquí, abre muchas puertas. Cuando una va a las universidades siempre encuentra gente que habla español. Están siempre muy interesados en nuestra cultura, así que es importante lo que hace Aurora, justamente ahora para esta proyección cultural, para esta proyección de amistad que tenemos con el pueblo de Israel. Mis felicitaciones. Todo lo que los jefes de misión aquí podamos apoyar, bueno, así será.

 

Fuente: Aurora Digital
https://www.aurora-israel.co.il/mireya-munoz-embajadora-de-ecuador-en-israel-la-relacion-con-el-gobierno-israeli-no-puede-ser-mejor