Dos fotógrafos israelíes fueron premiados en un concurso internacional de naturaleza

“Monstruo de las nieves” y “Dragón dormido” son los nombres de las fotos que le valieron a Amit Eshel y Amos Ravid un lugar entre los primeros puestos del concurso al Fotógrafo del Año organizado por Nature TTL. El primer lugar fue para el canadiense Thomas Vijayan, con su fotografía “El mundo patas arriba” de un orangután. Vea algunas de las maravillosas imágenes de la competencia.

El concurso internacional de fotografía Nature TTL al Fotógrafo del Año publicó la lista de las mejores fotos, seleccionadas entre 8.000 imágenes concursantes. La lista de ganadores incluye a dos fotógrafos israelíes: Amos Ravid, quien obtuvo el segundo lugar en la categoría «Cielos Nocturnos» con su foto «Dragón dormido”, y Amit Eshel, que recibió una mención especial en la categoría «Retratos salvajes» con su obra «Monstruo de las nieves”.


“Monstruo de las nieves” de Amit Eshel.
(Amit Eshel)

«La nieve se había acumulado sobre el animal lo que hacía que no se entendiera bien de que especie se trataba»

Amit Eshel, fotógrafo de naturaleza

En una entrevista con Ynet, Amit Eshel habló sobre su foto: “A principios de febrero de 2020, me fui de viaje con unos amigos a Mongolia siguiendo al misterioso gato de pallas.

Durante días recorrimos las colinas rocosas y heladas de Mongolia de la mañana a la noche en busca de esta especie esquiva de gato en un frío intenso que alcanzaba los 30 grados bajo cero. En la sexta mañana de búsqueda tuvimos suerte y tuvimos el privilegio de conocer al gato de pallas en medio de una tormenta de nieve. La nieve se había acumulado sobre el animal lo que hacía que no se entendiera bien de que especie se trataba salvo por sus grandes ojos amarillos que lo delataban. Por eso llamé a la imagen el “Monstruo de las nieves”.


«El dragón dormido», de Amos Ravid.
(Amos Ravid)

«El lago se congela durante varios meses cada invierno y ofrece unas vistas excepcionales»

Amos Ravid, fotógrafo de naturaleza

En total, los concursantes compitieron en ocho diferentes categorías, todas celebrando el mundo natural: comportamiento animal, cámaras trampa, paisajes, un mundo pequeño, cielos nocturnos, debajo del agua, animales en un entorno urbano y retratos salvajes.

El fotógrafo Amos Ravid también habló sobre su foto ganadora: «La fotografía nocturna plantea grandes desafíos para el fotógrafo. Más aún la fotografía nocturna a menos 25 grados. Al mismo tiempo, es un tipo de trabajo muy agradable y se ha vuelto bastante popular en la era digital”, explicó.

“Esta foto fue tomada en una noche helada durante un viaje fotográfico en el lago Baikal en Siberia en febrero de 2020. El lago se congela durante varios meses cada invierno y ofrece unas vistas excepcionales. La pequeña isla de Ogoy que se ve en la imagen es uno de los símbolos del lago. También se la conoce como ‘Isla del Dragón’ porque desde cierto ángulo y con un poco de imaginación su forma se asemeja a la cola de un dragón. Por eso llamé a esta imagen ‘Dragón dormido’”, contó el fotógrafo.


«El mundo patas arriba», de Thomas Vijayan.
(Thomas Vijayan)

La imagen ganadora del concurso es «El mundo patas arriba» del fotógrafo canadiense Thomas Vijayan. Esta fotografía de un orangután en un árbol en la isla de Borneo en el sudeste asiático, le valió numerosos y prestigiosos premios el año pasado.

Para tomar la foto, Vijayan pasó horas trepado a un árbol, esperando que apareciera el animal. “La foto ya estaba en mi cabeza, y para hacerla elegí un árbol que estuviera cerca del agua para poder tener un buen reflejo del cielo, lo que da la ilusión de que la foto está al revés. Entonces, trepé al árbol y esperé durante horas. Este es un camino habitual para los orangutanes, que cruzan para trasladarse a otra isla, así que sentí que podría tomar la foto si esperaba lo suficiente. No fue fácil, pero al final lo logré y la espera valió la pena”, señaló el ganador del concurso.

Otras fotografías ganadoras del concurso


«Los antecedentes de un depredador».
(Nature TTL/ © Charl Stols)


«Haciendo sus propias armas».
(Nature TTL/ ©David Gibbon)


«El caldero de la creación».
(Nature TTL/ © James Gifford)


«Una bañera floral».
(Nature TTL/ © Mousam Ray)


«El zorro de Arabia».
(Nature TTL/ © Mohammad Murad)


 «Un pez tomado por sorpresa».
(Nature TTL/ ©Johan Wandrag)


«El despegue».
(Nature TTL/ ©Christian Brockes)


«El oso dormilón».
(Nature TTL/ © Dennis Stogsdill)


«Mi juguete nuevo».
(Nature TTL/ ©Celia Kujala)


«La avispa y su presa».
(Nature TTL/ ©Simon Jenkins)


«El rompimiento de la ola».
(Nature TTL/ © James Roddie)


«Kangu».
(Nature TTL/ © Tomasz Szpila)


«La puerta».
(Nature TTL/ ©Jose Luis RUiz Jimenez)


«Los miembros de una familia alada».
(Nature TTL/ ©Kallol Mukherjee)


«El origen».
(Fabien-Dubessy/ Nature TTL ©)


«La carrera».
(Nature TTL/ Yevhen-Samuchenko ©)

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/lifestyle/article/SJkVw7Lsu



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.