Israel en la ONU: «No aceptamos ningún acuerdo con Irán que ponga en peligro nuestra existencia»

Consejo de Seguridad de la ONU.
EPA

El embajador Gilad Erdan se refirió a las conversaciones entre las potencias y Teherán, y cuestionó la participación de Hamás en las elecciones palestinas.

Tras las conversaciones entre Estados Unidos e Irán por el acuerdo nuclear internacional, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunió este jueves para discutir sobre la situación en Medio Oriente y el embajador israelí cuestionó cualquier tipo de acercamiento con los iraníes.

“Israel cree que retomar un acuerdo nuclear con el régimen asesino de Teherán sería un error. Al igual que en 2015, si se levantan las sanciones el régimen extremista ayatola utilizará el dinero para financiar sus actividades terroristas y avanzar en el programa nuclear militar”, afirmó Gilad Erdan, embajador de Israel en Estados Unidos y ante la ONU.

El embajador agregó que si se mantiene el acuerdo Irán simplemente se dispondrá “a esperar a que expiren las restricciones en 2030 y de esa manera ganar legitimidad internacional para enriquecer uranio con miles de centrifugadoras avanzadas”. Erdan agregó que, cumplida esa instancia, “el tiempo de desarrollo de una bomba nuclear será nulo, como el propio presidente Obama admitió”, en referencia al expresidente de Estados Unidos que firmó el acuerdo en 2015.

Discurso de Gilad Erdan ante el Consejo de Seguridad de la ONU.
(Ynet)

“Irán es una amenaza existencial para Israel, y no nos veremos comprometidos por ningún acuerdo que no aborde la amenaza de la existencia del Estado de Israel”, resumió Erdan sobre la posición israelí. “Cualquiera en nuestros zapatos se comportaría de la misma manera”, analizó.

El embajador israelí sostuvo también que la amenaza iraní no es un motivo de preocupación exclusivo de Israel. “Los intentos de Irán de obtener capacidad nuclear militar, sus acciones terroristas que socavan la estabilidad de la región y las graves violaciones a los derechos humanos siguen siendo la principal amenaza para la paz y la seguridad en Medio Oriente”, dijo.

Según Erdan, a pesar de esta situación el Consejo de Seguridad “ignora el tema más urgente y desperdicia el espacio de deliberaciones para reciclar discusiones inútiles sobre el conflicto israelí-palestino”. El embajador agregó que si quiere contribuir a la paz el Consejo “debe dejar de aferrarse a propuestas que fracasaron una y otra vez debido a las negativas de los palestinos”.

“Los intentos de Irán de obtener capacidad nuclear militar, sus acciones terroristas que socavan la estabilidad de la región y las graves violaciones a los derechos humanos siguen siendo la principal amenaza para la paz en Medio Oriente”

En relación a las elecciones en la Autoridad Palestina que se celebrarán dentro de un mes, después de 15 años sin acudir a las urnas, Erdan opinó que “debería preocupar a todos el hecho de que los palestinos permitan que la organización terrorista Hamás participe de las elecciones y aumente su poder”. Luego cuestionó a los miembros del Consejo: “¿Cómo podrán seguir trabajando con la Autoridad Palestina si Hamás se convierte en parte de ella?”

Thor Winsland, enviado especial de la ONU para Medio Oriente, destacó la importancia de las elecciones palestinas como una vía para promover la reconciliación interna entre los palestinos y celebró la asistencia de la comunidad internacional hacia los palestinos, reflejada en el envío de vacunas contra el coronavirus y la reanudación del apoyo económico de Estados Unidos.

Por su parte Riad Mansur, embajador palestino ante la ONU, pidió que las elecciones se celebren sin ningún tipo de intervención y afirmó que los palestinos llegaron a esta instancia democrática gracias al apoyo internacional, especialmente de Egipto, para resolver las diferencias previas a las elecciones.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, en la instalación de enriquecimiento de uranio de Natanz.
(Reuters)

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/global/israel/article/r1ThXUyD00