Un canal disidente del régimen iraní transmite desde un sótano en el exilio

Ali Jamenei, líder supremo de Irán
AP

GünAz TV, con sede en Chicago, es una emisora que observan millones de azeríes en Irán. Corrientes independentistas, cariño por Israel y resistencia al régimen Ayatola, en el corazón de una de las minorías más importantes del país islámico.

Ahmad Obali, iraní exiliado tras la Revolución Islámica de 1979, se mantiene conectado con su país vía satelital y a través de un medio de comunicación que solamente podría mantener en funcionamiento a miles de kilómetros de Teheran.

GünAz TV, el canal televisivo que montó en el sótano de su casa en Chicago, es un medio muy difundido en Irán, especialmente dentro de la minoría de origen de azerí que abarca alrededor de un tercio de la población y vive principalmente en el noroeste del país.

Sus contenidos, a diferencia de lo que muchos podrían creer en Israel, no son hostiles hacia el Estado judío. “La percepción de que si eres chiíta estás contra los judíos e Israel es errónea. Y creer que todo el pueblo iraní está en contra de Israel es todavía más equivocado”, afirma Obali desde Estados Unidos. “Los azeríes en Irán ven a Israel como un socio, no hay razón para que nuestro pueblo lo considere un enemigo. Con Israel tenemos un enemigo en común que son los ayatolas”, explica Obali sobre una minoría iraní que incluye a unas 30 millones de personas.

Ahmad Obali, iraní de origen azerí, creó el canal GünAz TV desde el exilio.

Fundado en 2005, GünAz TV es considerado un medio opositor al régimen de Teherán, que no logra evitar que millones de iraníes vean sus contenidos a través de Skype, grupos de WhatsApp y redes sociales. Sus transmisiones son en idioma azerí-turco, y los sábados también en persa. “Le doy mucho tiempo de aire a las diversas minorías de Irán”, asegura Obali.

Inclusive dentro de la minoría azarí en Irán existen diversas corrientes de pensamiento. Hay quienes abogan por una independencia cultural, “que quieren más libertad y laicismo”, y también un movimiento que pide la unificación de la región azerí con Azerbaiyán. Pero sean de una u otra línea política, para Obali el denominador común es la opresión que sufren de parte del gobierno ayatola: “Hay cientos de personas en prisión, algunos torturados. Los azeríes se manifiestan en Irán pero lamentablemente eso no llega a Occidente, los medios extranjeros que viajan a Irán solamente están en Teherán, no se les permite salir”, asegura el creador de la estación.

Respecto a la postura de los azeríes sobre Israel, Obali asevera que en las calles iraníes no existe la hostilidad que se refleja a nivel geopolítico: “La mayoría del pueblo iraní es pro-Israel. Y para los azeríes no hay discusión al respecto”. Su canal, que según estima llega a 1,5 millones de personas por día, otorga un importante espacio a la difusión de la colaboración entre Israel y Azerbaiyán, especialmente en la reciente guerra contra Armenia en la región de Nagorno-Karabaj.

Médico israelí asiste a un soldado de Azerbaiyán.

Por esos días en las calles de Bakú, capital de Azerbaiyán, se vieron banderas israelíes en la calle y otras muestras de afecto hacia el Estado judío, cuyo apoyo resultó clave en el desarrollo del conflicto. El punto más alto de la cooperación entre los dos países ocurrió hace menos de un mes, cuando una delegación israelí de oftalmólogos, neurólogos y personal médico trataron a más de 150 soldados del ejército de Azerbaiyán que resultaron heridos durante la guerra. Algunos fueron sometidos a operaciones para restaurar rostros a través de prótesis y otros recuperaron la vista, una situación que tuvo amplia repercusión mediática entre los millones de azeríes en Irán.

Respecto a la situación política de Irán, Obali lamenta que “la falta de una oposición mantiene a los ayatolas en el poder” y argumenta que esta carencia se debe a la falta de unión entre los diferentes sectores. A su vez, defiende las sanciones estadounidenses a Irán como método para que “Irán deje de apoyar al terrorismo y abandone el peligroso programa nuclear”, y considera que ante una eventual operación militar israelí o estadounidense para derrocar al gobierno “no hay ningún motivo para que los iraníes se unan en defensa del régimen”.

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/global/medio-oriente-mundo/article/B1u4HdIV00