Los dirigibles de helio podrían surcar los cielos en dos años

Atlas LTA construye “yates voladores” de lujo, vehículos de carga y “elevadores” impulsados por globos para ofrecer soluciones turísticas y de transporte.

Simulación de un dirigible Atlas 11 sobre el Gran Cañón del Colorado. Imagen cortesía de Atlas LTA

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¿Es Superman?

Nada de eso: se trata de un dirigible lleno de turistas.

Si Gennadiy Verba, director ejecutivo de Atlas LTA, se sale con la suya, muy pronto habrá dirigibles volando sobre los principales sitios turísticos.

Sí, sí, de esos dirigibles que transportan pasajeros hasta donde los aviones no pueden aterrizar o que cargan grandes equipos industriales como palas de turbinas eólicas a sitios de difícil acceso.

“No hay que llamarlos dirigibles”, le sugirió Verba a ISRAEL21c. Son “aeronaves” que, a diferencia del Hindenburg, que conmovió al mundo cuando se incendió en 1937 en un campo de Nueva Jersey, se elevan con helio -un gas no inflamable- en lugar del hidrógeno de antaño.

Gennadiy Verba, CEO de Atlas LTA. Imagen cortesía de Atlas LTA

Atlas LTA (“más ligero que el aire”, en inglés) nació en Rusia, donde hace 25 años Verba fundó RosAeroSystems. La compañía construyó una variedad de aeronaves, aerostatos atados (dirigibles para vigilancia y seguridad sujetos al suelo con una cuerda) y plataformas a gran altitud.

Pero Israel tenía algo que Verba necesitaba para llevar sus aeronaves al siguiente nivel: experiencia en sistemas de propulsión eléctrica.

Se trata de los motores, alternadores y electrónica de potencia que llevarían a esa tecnología centenaria a vivir nuevamente en la era moderna.

Así fue como en 2016 Verba trasladó toda la operación a Rosh HaAyin, donde la compañía emplea hoy a unas 20 personas.

Atlas LTA aún se desarrolla y genera ingresos de su línea de aerostatos no tripulados, utilizados por las Fuerzas de Defensa de Israel y empresas de comunicaciones.

Sin embargo, el entusiasmo de Verba pasa más por el turismo y el transporte a través de sus vehículos pilotos más ligeros que el aire.

En la actualidad, Atlas trabaja en tres líneas principales:

Atlas 11: un lujoso “yate volador” que competirá con las excursiones en helicóptero. Con ventanas del piso al techo, asientos cómodos y suficiente espacio para pararse y caminar, el vehículo puede albergar a 17 o 24 pasajeros, según la configuración, más dos miembros de la tripulación. El Atlas 6 más pequeño tiene capacidad para ocho personas.

Es una aeronave diseñada con los motores lejos de los pasajeros, lo que resulta en un vuelo suave con poca vibración (lo opuesto a un helicóptero de turismo típicamente ruidoso). Un vuelo de 40 minutos puede costar entre 500 y 830 shekels por persona (USD 150-250). No es barato pero es menos que un viaje en helicóptero o avión.

Simulación de un dirigible Atlas 11 sobre Mont Saint-Michel en Francia. Imagen cortesía de Atlas LTA

ATLANT: es el dirigible insignia de la empresa. Mide 200 metros de largo y 100 metros de ancho, lo que lo hace suficientemente grande como para transportar 165 toneladas por una autonomía de 2.000 kilómetros a 120 kilómetros por hora antes de acabar su combustible y que las baterías eléctricas se agoten.

Simulación de un dirigible de carga ATLANT en un lugar de desastre. Imagen cortesía de Atlas LTA

El ATLANT combina lo mejor de la tecnología más liviana que el aire, el diseño de ala fija de un avión tradicional y los rotores de un helicóptero. Todo esto le permite volar, despegar y aterrizar de forma vertical sin una plataforma de aterrizaje. Su cojín inflado le permite funcionar como un aerodeslizador sobre el agua.

La aeronave está principalmente diseñada para movilizar cargas de gran tamaño y muy pesadas a áreas rurales donde la infraestructura (como las carreteras) es escasa pero, por ejemplo, también podría transportar hasta 200 pasajeros entre islas donde no hay nada parecido a una pista de aterrizaje. Y mucho más rápido que un barco.

Simulación de un dirigible de carga ATLANT sobre un parque eólico. Imagen cortesía de Atlas LTA

SkyLift: se podría decir que éste será el primer dirigible que usa la gente común. Se trata de un elevador impulsado por globos que puede albergar a 18 personas y que asciende a unos 150 metros en seis minutos para brindarles a los pasajeros una vista panorámica de los lugares turísticos más populares.

A despegar en dos años

¿Ya estás emocionado? Antes de que salgas corriendo a comprar tu pasaje debes saber que los dirigibles de Atlas LTA aún no están en funcionamiento.

“Esperamos que los primeros vuelos recién se realicen dentro de un año y medio o dos. La certificación de las autoridades de aviación tomará entre seis y ocho meses más”, le contó Verba a ISRAEL21c.

El empresario espera que las primera aeronaves enfocadas al turismo se lancen en Israel.

Verba visualiza a los globos flotando sobre la Ciudad Vieja de Jerusalén aunque piensa que “hay ruinas en todo el mundo como en Perú que solo se pueden ver desde arriba”.

Simulación de un dirigible turístico Atlas 11 sobre Capri. Imagen cortesía de Atlas LTA

Los dirigibles turísticos no son exclusivos de Atlas LTA. La empresa alemana, Zeppelin NT, tiene un dirigible sobre la ciudad de Friedrichshafen que puede transportar a 14 personas.

“Es una nave muy buena -dijo Verba- pero fue diseñada hace 25 años. No es eléctrica y los pasajes son bastante caras”.

Los vehículos voladores de Atlas LTA no solo tendrán propulsión eléctrica de última generación sino que funcionarán con una combinación de combustible diésel y pilas de combustible de hidrógeno.

Para que nadie se preocupe por un desastre como el del Hindenburg, Verba explicó que el hidrógeno se almacena en una cámara separada dentro del globo de helio. “Incluso si hay una fuga, y la probabilidad es cercana a cero, el hidrógeno se mezclará con el helio, haciéndolo no inflamable”, detalló.

El uso de pilas de combustible de hidrógeno también es una forma de preparar las aeronaves para el futuro mientras la tecnología avanza hacia la promesa de emisiones cero de carbono.

“Cuando la tecnología haya avanzado lo suficiente, Atlas LTA eliminará el motor diésel y añadirá celdas de combustible adicionales para hacer que las aeronaves funcionen 100 por ciento con hidrógeno sin emisiones”, indicó Verba.

Para el emprendedor, el mundo actual se centra en la energía del hidrógeno, conocido como combustible verde y que después de quemarlo, el único subproducto es el agua.

Hasta el momento, los dirigibles híbridos ya producen entre un 30 y un 40 por ciento menos de emisiones de gases de efecto invernadero que incluso los aviones más eficaces. Y de cinco a siete veces menos que los mejores helicópteros pesados.

¿Viajes a la Antártida?

Atlas LTA tiene competencia: además de Zeppelin NT, están Lockheed Martin y Aeroscraft (con sus vehículos aéreos híbridos) en el Reino Unido y Flying Whales de Francia.

El empresario afirmó que en futuro podrá ser posible ver las aeronaves de Atlas LTA en la Antártida o el Polo Norte, o llevar suministros básicos a una región devastada por huracanes.

“También combatiendo incendios u operando con mal tiempo en el Yukón de Canadá”, aseguró Verba.

Simulación de un dirigible de carga ATLANT que entrega suministros a una plataforma petrolera. Imagen cortesía de Atlas LTA

Atlas LTA presentó una carta de intención al Programa Mundial de Alimentos de la ONU sobre el desarrollo de una nave de carga para suministrar alimentos a destinos remotos y otra con un gran fabricante de turbinas eólicas.

Solo estos dos clientes utilizarán alrededor de 20 aeronaves, pero primero la empresa debe construir las naves.

El único factor limitante para un futuro con dirigibles es la cantidad de helio natural en el mundo porque el gas se está volviendo escaso e incluso el precio de los globos de utilizados en las fiestas de cumpleaños se ha disparado en los últimos años.

Pero Verba no está preocupado: “Hay varios depósitos de gas natural en el mundo que son ricos en helio aunque el equipo para extraerlo es bastante caro. Una vez que la gente comience a construir plantas de helio, habrá más disponibles en el mercado y es ahí para cuando espero que el precio baje y la oferta suba”.

 

Fuente: Israel 21C
https://es.israel21c.org/los-dirigibles-de-helio-podrian-surcar-los-cielos-en-dos-anos/