Sorpresa de Purim: “superhéroes” de las FDI alegraron a niños enfermos

Festejo de Purim en un hospital de niños en Haifa.
Hospital Rambam

Combatientes disfrazados se lanzaron en rapel del techo de un hospital de Haifa. Regalos, dulces y la emoción de padres y médicos. “Devolverle la sonrisa a estos chicos es un precepto”, afirmaron los soldados.

El hospital de niños Ruth Rappaport, dentro del Centro Médico Rambam de Haifa, vivió una tarde de alegría en la previa de la festividad de Purim: combatientes de las FDI se disfrazaron, realizaron una exhibición y repartieron regalos entre los pequeños pacientes.

Los niños internados en el hospital fueron invitados a una plaza y desde allí observaron con sorpresa cómo un grupo de soldados de la Policía Fronteriza y el Cuerpo de Bomberos saltaban desde los techos y bajaban por rapel disfrazados de superhéroes.

Combatientes de las FDI, disfrazados de superhéroes en el hospital de niños de Haifa.

Una vez liberados de los arneses, llegó el tiempo de los abrazos, las fotografías, las muestras de cariño y el reparto de dulces y regalos. Ante la emoción de los padres y personal médico presente, antes de retirarse los soldados ingresaron al hospital para recorrer las salas de internación de niños que deben permanecer en cama y no pudieron ver la exhibición.

“Nos propusimos hacer algo feliz por Purim, es un privilegio venir hasta acá para hacer feliz a niños enfermos, y nos alegra la oportunidad que se nos dio”, expresaron los combatientes. “Devolver una sonrisa a los niños enfermos es un precepto, un mandamiento humano y moral que asumimos como parte de nuestra gratitud hacia la comunidad a la que servimos”, agregó un miembro de la unidad de bomberos.

Regalos y un rato de sonrisas en el hospital.

En simultáneo, el personal médico del hospital Rambam también se llevó lo suyo: bajo el lema “Amor que vuelve”, jóvenes del movimiento HaNoar HaOved entregaron 500 regalos al personal médico y trabajadores de los centros de vacunación de Haifa.

Omer Esheul, coordinador del movimiento juvenil, resaltó que “los médicos, enfermeros y personal del hospital trabajan día y noche en una agotadora lucha por la vida de todos nosotros” y agradeció la oportunidad de “devolver aunque sea un poco el amor a quienes nos protegen en condiciones muy difíciles”.

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/actualidad/sociedad-informacion-general/article/HJaUjHSzd