¿Qué comían hace 12.000 años los habitantes del Mar de Galilea?

Mar de Galilea hoy.
Oshri Weizman

Una nueva investigación en un sitio arqueológico del norte de Israel arroja luz sobre la dieta de las poblaciones prehistóricas del lugar. Los hallazgos de vasijas de piedra y restos óseos indican que tenían preferencias de unos peces sobre otros y hasta recorrían grandes distancias para encontrarlos.

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalem y la Universidad de Connecticut en el sitio prehistórico Nahal Ein Gev II, en el norte de Israel, reveló los hábitos alimenticios de los pobladores de la zona hace más de 12.000 años. Los hallazgos del estudio se conocieron ahora, a través de la publicación reciente en la revista Archaeological and Anthropological Sciences.

El estudio está basado en elementos encontrados en la aldea Nahal Ein Gev II, ubicada a dos kilómetros al este del Mar de Galilea, considerado la mayor fuente de agua dulce de la cuenca oriental del Mar Mediterráneo en esa época. El estudio permite saber que los habitantes de la zona optaron deliberadamente por comer ciertas especies de animales, especializándose en la pesca y la caza de aves. Además, se encontró evidencia del procesamiento de pieles de animales para necesidades culturales y de la sociedad.

Sitio de investigación arqueológica Ein Gev II.

La profesora Natalie Monroe de la Universidad de Connecticut explicó que en esa época el Mar de Galilea albergaba a alrededor de 19 especies diferentes de peces. Los investigadores destacaron también que el Alto Valle del Jordán representaba una importante ruta migratoria para aves, lo que derivó en una amplia variedad de especies en su entorno.

La profesora Lior Grossman, del Departamento de Arqueología Prehistórica y directora del Laboratorio de Arqueología Computacional de la Universidad Hebrea de Jerusalem, explicó que los hallazgos muestran una elección cuidadosa por parte de los residentes de la aldea de las especies de animales que llevaban hasta su lugar de residencia. «En otros sitios de la misma zona puede verse que los humanos prehistóricos comían todo lo que los rodeaba, mientras que en este sitio solo se concentraban en ciertos tipos de peces y aves.

Incluso prefirieron caminar dos kilómetros hasta el Mar de Galilea en busca de su pescado favorito en lugar de pescar en el río que pasaba a sus pies”, sostuvo Grossman.

Lior Grossman, directora del Laboratorio de Arqueología Computacional de la Universidad Hebrea de Jerusalem.

El nuevo hallazgo, que permite sacar algunas de estas conclusiones, consiste en 22 vasijas de piedra, todas de un peso aproximado de 50 gramos, cuya forma permite atar un alambre a su alrededor y se estima que hayan sido utilizadas como pesas para sumergir redes de pesca. Los hallazgos permiten saber también que tanto los peces como las aves eran en gran parte procesados, limpiados y seleccionados en el lugar. En las zonas de residencia de los antiguos pobladores del Mar de Galilea se encontraron solo los restos óseos de las partes más nutritivas de los animales.

Respecto a otras especies no utilizadas para la alimentación, como las aves rapaces, se encontraron en el sitio arqueológico alas y huesos de patas que tuvieron en su época fines decorativos. “Esto prueba que en ese momento la gente comenzó a especializarse en áreas específicas, en la pesca, en la caza o en la confección de símbolos culturales y ceremoniales”, explicó Grossman y concluyó: «Los residentes de la zona no tenían miedo de salir en las estaciones frías en busca de sus comidas favoritas”.

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/actualidad/sociedad-informacion-general/article/BJkDrEpf00