Uniforme militar inteligente: el desarrollo israelí que salvará vidas

Irad Kinreich combatió en la Primera Guerra del Líbano, en tanto que su hermano menor, Eviatar, lo hizo en la segunda. Ambos se sorprendieron al descubrir que nada había cambiado en cuanto al tratamiento de los heridos. Juntos desarrollan uniformes que pueden tratar heridas y realizar un torniquete en caso de ser necesario. «Es posible salvar alrededor del 13% de los muertos en combate”, dicen.

La startup Xmetix está trabajando en el desarrollo de uniformes inteligentes, diseñados para las fuerzas militares y de seguridad, que pueden detectar automáticamente heridas en las extremidades y detener el sangrado utilizando un torniquete automático y sin la necesidad de contacto con la mano humana. Se trata de una especie de médico autónomo que está en el campo de batalla y oculto dentro de la ropa.

Detrás de la idea están los hermanos Irad y Eviatar Kinreich, quienes sintieron en carne propia la necesidad de contar con ropa tecnológica que pudiera tratar a los heridos en el campo de batalla.

Xmetix.

«Los dos fuimos combatientes en el ejército», dice Eviatar. «Tenemos una diferencia generacional. Irad estuvo en la Primera Guerra del Líbano, yo en la segunda, y vimos que no se había llevado a cabo ningún cambio significativo en el tratamiento de los heridos. Desde el momento en que resultabas herido, dependías de un compañero a tu lado para que te brindara primeros auxilios. Pero tratar a los heridos es un asunto complejo que también tiene implicaciones tácticas y operativas sobre el terreno. Intentamos pensar en cómo podría mejorarse», agrega.

Actualmente, Eviatar es médico y cirujano general en el Hospital Bnei Zion, en Haifa. Irad es un veterano emprendedor e ingeniero mecánico que ya ha vendido empresas como Airbase. Juntos formaron equipo con German Shilkov y decidieron abordar el problema. «Hoy, un soldado entra en combate con chaleco y casco, y las extremidades quedan desprotegidas”, explican los hermanos. «Las heridas graves en las extremidades crean daños irreversibles, y en cuestión de minutos. En la última década se ha desarrollado el asunto de los torniquetes para evitar la hemorragia. Podemos llevarlo aún más lejos y mejorar el proceso de tratamiento de estas heridas.

Eviatar Kinreich.

– ¿Cuán grave es este problema?

– Según los estudios que hemos visto, el 90% de los heridos que podrían haber sido salvados murieron como resultado de una hemorragia incontrolable. Esto es completamente prevenible. Y vemos esta cifra a lo largo de la historia y en diferentes regiones, tanto en Estados Unidos, como en Israel y otras partes del mundo. Por lo tanto, entendemos que este es un problema grave que no se ha abordado durante décadas. Solo cuando ves las estadísticas comienzas a comprender el tamaño del problema. Según nuestras estimaciones, un sistema como el que estamos desarrollando puede salvar alrededor del 13% de los muertos en batalla. Esto significa, por ejemplo, que en la Guerra de Yom Kipur se podrían haber salvado 300 combatientes.

– ¿Cómo funciona exactamente?

– Desarrollamos unos sensores de tecnología única que se colocan en las mangas del uniforme y permiten una detección confiable del estado de la herida. Este es nuestro gran avance, y hemos demostrado que funciona mediante pruebas realizadas con disparos de armas de fuego. No dañamos la comodidad de los combatientes o las características de la tela. Además achicamos el torniquete y lo hicimos autónomo. Sobre todo eso hay un software complejo que lee los sensores y proporciona un alerta confiable para activar el torniquete. De hecho, el sistema puede identificar en tiempo real el tipo de gravedad de la herida y dar la orden para activar el proceso para detener la hemorragia o no.

Irad Kinreich.

Xmetix ha registrado patentes, ha demostrado la viabilidad del sistema y ahora está intentando obtener las aprobaciones necesarias de la FDA (Federación de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos), un proceso que seguramente lleve mucho tiempo.

Los dueños de la compañía estiman que cada uniforme tendrá un valor de 600 dólares y aseguraron que mantienen conversaciones con altos funcionarios de defensa en Israel, aunque esperan también llegar a las fuerzas de otros países del mundo.

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/tendencias/ciencia-y-tecnologia/article/rJaMW11P100