Periodista libanesa: El Líbano se ha convertido en un país en bancarrota donde la vida tiene poco valor; Hezbolá nos perjudica más que a cualquier otro enemigo

Miembros de Hezbollah enarbolan banderas del grupo Foto: REUTERS/Ali Hashisho

En un artículo publicado el 20 de enero, 2021 titulado «Resistencia a través de defender al pueblo», la periodista libanesa Michelle Tueini, subdirectora general del diario Al-Nahar, escribió que la resistencia libanesa, es decir Hezbolá, en realidad no lucha por el Líbano sino que destruye más que cualquier otro enemigo. Tueini, hija del renombrado periodista Gebran Tueini, acérrimo oponente de Hezbolá y de la presencia siria en el Líbano quien fue asesinado en el año 2005,[1] agregó que los libaneses mueren de hambre y su propio régimen considera que sus vidas no poseen valor alguno. En tal situación dijo, nadie puede librar una resistencia efectiva ante Israel.

Tueini señaló que el «Líbano como país fallido, devastado y en bancarrota» no ha procesado a un solo funcionario por la mortal explosión ocurrida en Beirut el año pasado [2] y ni siquiera ha comenzado a vacunar a sus ciudadanos contra el Covid-19. Ella contrastó todo esto con «el estado enemigo de Israel «que, valorando la vida de sus ciudadanos, ya ha vacunado a más de una cuarta parte de su población y está dispuesto a liberar a decenas de prisioneros incluso por el cadáver de uno de sus soldados.

Tueini concluyó diciendo que la verdadera resistencia significa emprender una campaña «ideológica, cultural y científica» para la construcción de un estado próspero y bien gobernado que se preocupe por sus ciudadanos y los proteja.

Lo siguiente son extractos traducidos del artículo de Tueini:[3]

«Es un hecho notable que el Estado enemigo llamado Israel está liderando al mundo en términos de lo que corresponde a la parte de su población que ha sido ya vacunada contra el Covid-19. Esto refleja el valor que este país le atribuye a la vida de su población. Los países del mundo le conceden valor a la vida humana y consideran el proteger la vida humana como un principio fundamental, mientras que en el Líbano vemos un terrible abandono en todas las áreas y dominios. ¿Puede alguien entender la razón por la cual los libaneses se dirigen a Dubái para vacunarse? ¿Por qué no ha comenzado el Líbano a vacunar a sus ciudadanos? Somos un país pequeño con no más de 6 millones de habitantes, por lo que vacunar al 70% de la población y así proteger a los libaneses es una tarea bastante fácil.

«El tema sobre la explosión de Beirut y el nitrato de amonio que fue almacenado dentro del corazón de la capital, que luego provocó la destrucción de la ciudad y la muerte de muchos junto a los heridos, no dio lugar a ningún procesamiento ni encarcelamiento de ningún funcionario libanés, ya que las vidas no tienen ningún valor ante el régimen, que ha destruido el Líbano y lo ha convertido en un condado fallido, devastado y en la propia bancarrota.

«En esta terrible situación, algunos siguen convencidos de que es posible combatir contra Israel, un país que está dispuesto a canjear a decenas de prisioneros por el cuerpo de uno de sus soldados. No estamos diciendo nada nuevo cuando notamos que un estado cuyos ciudadanos no se sienten valorados y no sienten que juegan algún papel útil en su tierra natal, no pueden librar una resistencia efectiva. ¿Para qué necesitamos incluso de una resistencia [es decir, Hezbolá] cuando nos hace falta el pan y las medicinas? ¿Por qué necesitamos de una resistencia cuando nuestras casas pueden ser destruidas en un instante y la población puede morir sin ningún tipo de razón? ¿Por qué necesitamos una resistencia en un estado que no considera la vacuna al Covid-19 como una necesidad básica y simple y no se esfuerza por dispensársela a sus ciudadanos como lo está haciendo Israel, los Emiratos Árabes Unidos y otros países? ¿Por qué necesitamos de una resistencia en una patria donde la vida humana se ha vuelto tan insignificante? Miles de nosotros estamos muriendo y ellos, los funcionarios ni siquiera se dan cuenta. Cientos de miles mueren de hambre y no se interesan. Los jóvenes se están yendo del país y a ellos no les importa. El dinero del pueblo está siendo robado y confiscado y ellos no hacen absolutamente nada. Después de todo esto, les preguntamos: ¿Creen ustedes que todavía somos capaces de combatir contra Israel y enfrentarlo? ¿Podemos nosotros combatir contra un país que respeta a su pueblo y prefiere la vida ante la mentalidad de muerte, hambre, pobreza y atraso?

«¿No es cierto que la verdadera resistencia significa llevar a cabo una campaña ideológica, cultural y científica que anteponga al hombre a cualquier otra cosa… y tiene como objetivo construir un estado fuerte con un gobierno que sea capaz de vacunar rápidamente a su pueblo y mantener relaciones externas que beneficien al país? ¿No significa esto construir un estado respetuoso de la ley que responsabilice a los funcionarios, les exige y supervisa su desempeño? ¿Hay alguien todavía convencido de que la resistencia puede ser una empresa exitosa cuándo está destruyendo al Líbano y a su pueblo? Quien quiera realmente defender al Líbano de sus enemigos debe hacerlo construyendo y desarrollando el país y no destruyéndolo.

«Aquellos que imaginan que están librando una resistencia por el bien del Líbano deben detenerse por un momento y ver cómo el pueblo libanés busca medicinas y alimentos y cómo mueren sin que ninguno de los responsables rinda cuentas o sea castigado. La resistencia debe ser librada protegiendo al pueblo y al estado protegiendo la vida de cada uno de los seres humanos dentro de este. No cometan el error de creer que están librando una resistencia ante Israel, porque lo que le están haciendo a su pueblo es peor de lo que cualquier enemigo puede hacernos a nosotros mismos. Lo que sí es seguro es que un estado como Israel, que ya vacunó al 25% de su población en una semana, no puede ser enfrentado por un estado fallido que asesina a su pueblo con nitrato de amonio».

[1] Elementos en las Fuerzas 14 de Marzo responsabilizaron al régimen sirio del asesinato. Véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 8514 – Periodistas que escriben en el diario libanés ‘Al-Nahar’ ante críticas puntuales dirigidas a los líderes del país: Su corrupción ha convertido al Líbano en un infierno y está llevando al suicidio a sus ciudadanos, 22 de enero de 2020.

[2] Sobre el tema de la explosión y las respuestas al mismo, véanse los informes de la serie de MEMRI: Despacho Especial No. 8881 – Editoriales sauditas: Hezbolá es responsable por la explosión ocurrida en el puerto de Beirut, 5 de agosto, 2020; Despacho Especial No. 8884 – Periodista libanés arremete contra funcionarios del estado por la explosión de Beirut: Sus manos están manchadas con sangre de las víctimas, estos deben ser destituidos y que rindan cuentas, 6 de agosto, 2020; Despacho Especial No. 8910 – Figuras libanesas exigen que se desmantelen los arsenales de Hezbolá en todo el país, 26 de agosto, 2020.

[3] Al-Nahar (Líbano), 20 de enero, 2021.

Fuente: MEMRI

 

Fuente: Aurora Digital
https://www.aurora-israel.co.il/periodista-libanesa-el-libano-se-ha-convertido-en-un-pais-en-bancarrota-donde-la-vida-tiene-poco-valor-hezbola-nos-perjudica-mas-que-a-cualquier-otro-enemigo