Israel comienza a registrar los primeros datos positivos de su campaña de vacunación

Centro de vacunación en Heichal Shlomo en Jerusale
Shmulik Dodfor

Los hospitales registraron una disminución de los pacientes mayores de 60 años en estado crítico. «Es una tendencia inconfundible», afirmaron desde el Centro Médico Hadassah. Además, de 660 muertes registradas, sólo 4 personas habían sido vacunadas

Los datos del Ministerio de Salud de Israel obtenidos por Ynet indican que la campaña de vacunación contra el COVID-19 está teniendo un impacto relevante en la cantidad de infecciones y muertes derivadas del virus.

De las 660 personas que sucumbieron al coronavirus en el período en el que se recopilaron los datos, solo cuatro habían sido completamente vacunadas al menos dos semanas antes de su muerte. Por el contrario, 556 de ese número no se habían vacunado en absoluto o solo habían recibido la primera dosis en las dos semanas previas a su fallecimiento. 

Miembro de las FDI recibe la vacuna contra el coronavirus.

Los datos también destacan un descenso significativo en las tasas de infección entre los mayores de 60 años, quienes fueron los primeros en ser inoculados con ambas dosis de la vacuna: de 183 pacientes que estuvieron en estado crítico antes de morir, solo uno había recibido la segunda dosis de la vacuna hace más de 14 días.

Actualmente, de los 856 pacientes mayores que están hospitalizados en estado grave, solo 56 han recibido la segunda dosis de la vacuna hace más de una semana. Y de los 203 menores de 60 años que están hospitalizados, solo 11 han recibido la segunda dosis hace más de siete días.

Soldados de las FDI ayudan a repartir las vacunas por los hospitales.

La vacuna también ha tenido un marcado impacto en la cantidad de personas infectadas con el virus que no requirieron tratamiento hospitalario, según los datos. «Hasta la fecha, menos del 0,1% de los receptores de la segunda dosis de la vacuna han contraído COVID-19. La efectividad es del 93%”, aseguraron fuentes del fondo de salud Maccabi.

Otros hospitales informan que estos datos están en línea con lo que están viendo en las salas de coronavirus, es decir, una fuerte disminución en la edad promedio de las personas que están hospitalizadas.

“Actualmente, menos del 20% de nuestros pacientes tienen más de 60 años y en gran parte no han sido vacunados. Esta es una tendencia que se mantuvo durante las últimas dos semanas”, declaró el director de anestesia del Hospital Ichilov de Tel Aviv, haciendo referencia a la efectividad de la vacuna en las personas mayores, que son los que más se han vacunado.

Trabajador de la salud recibe la vacuna en el hospital Ichilov de Tel Aviv.

El Centro Médico Hadassah, en Ein Kerem, también registró una disminución en la cantidad de pacientes. “Es lento, pero ya es inconfundible», dice el profesor Dror Mevorach, director de los departamentos de coronavirus y medicina interna.

«Tenemos menos de 100 pacientes hospitalizados, mientras que antes teníamos más de 140. Esta es una tendencia constante, así que definitivamente puedo decir que hay una disminución. También hay una disminución en el número de pacientes de 60 años o más», añadió.

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/tendencias/salud/article/B1X5Cxm1100