Moneda de 1800 años de antigüedad encontrada por un soldado ofrece una ventana a la vida antigua en Israel

Uno de sus lados dice: “del pueblo de Geva Phillipi”, año [cívico] 217 (158-159 EC) junto con la imagen de Men, el dios de la luna sirio.

Por Rossella Tercatin

Anverso de la moneda con la cabeza del emperador romano Antonino Pio (Foto: NIR DISTELFELD / AAI)

Hace unos 1.800 años, un viajero atravesaba la zona del Carmelo y se le cayó una moneda del bolsillo. Casi dos milenios después, un soldado israelí encontró el artefacto durante un ejercicio de entrenamiento, anunció el martes la Autoridad de Antigüedades de Israel.

«Esta se une a sólo 11 monedas de ubicaciones conocidas en la colección del Departamento de Tesoros Nacionales», dijo el Dr. Donald Tzvi Ariel, jefe del Departamento de Numismática de la AAI. «Todas las monedas se encontraron en el norte de Israel, desde Meguido y Tzipori hasta Tiberíades y Arbel».

Ido Gardi, soldado de las FDI, con la moneda que encontró en el área de Carmelo. (Nir Distelfeld / Autoridad de Antigüedades de Israel)

El artefacto contiene imágenes y texto que permitieron a los investigadores identificar con precisión su origen y fecha. Uno de sus lados dice: “del pueblo de Geva Phillipi”, año [cívico] 217 (158-159 EC) junto con la imagen del dios de la luna sirio, Men. El otro rostro lleva el retrato del emperador romano Antonino Pío.

“En ese entonces, la ciudad se encontraba a unos cinco kilómetros de un campamento de legionarios con unos 5.000 soldados ubicados debajo de la ciudad de Meguido”, dijo el Dr. Avner Ecker, profesor de arqueología clásica en el Departamento de Estudios de la Tierra de Israel y Arqueología de la Universidad Bar-Ilan, a The Jerusalem Post. “Geva Philippi, también conocida como Geva Parashim, era una polis, una ciudad que disfrutaba de un cierto nivel de autonomía y reconocimiento por parte del gobierno romano, incluido el derecho a acuñar sus propias monedas.

En el siglo II, el centro de la vida judía en la tierra de Israel se había trasladado de Judea a Galilea.

«Geva Philippi representó una unión entre las ciudades costeras de estilo griego o romano y la región judía», dijo Ecker.

El asentamiento de Geva ya fue mencionado por el historiador del siglo I Josefo, un soldado judío que finalmente desertó a Roma y cuyas obras se consideran una fuente fundamental de la revuelta judía contra los romanos y sobre la vida en la Tierra de Israel en ese momento. El antiguo erudito ubicó la ciudad en las estribaciones del borde del valle de Jezreel, no lejos del Carmelo.

“Josefo informó que Herodes el Grande instaló allí sus fuerzas de caballería, de ahí el nombre de Geva Parashim, Ciudad de los Jinetes”, dijo Ecker. “Estratégicamente, era un buen lugar para establecer la caballería porque otorgaba control en ambos accesos de la costa al valle. Además, mencionó que, durante la Gran Revuelta, en 66-70 EC, las fuerzas locales y romanas partieron de allí para luchar contra los rebeldes judíos cerca de Bet She’arim».

El dios sirio MEN (el dios de la luna) rodeado por la leyenda «del pueblo de Geva Phillipi», año cívico 217 (158-159 EC). (Nir Distelfeld, Autoridad de Antigüedades de Israel)

Antonino Pio gobernó el Imperio Romano entre el 138 y el 161 EC y se ganó la reputación de ser un soberano moderado y sensato.

«En lo que respecta a los judíos, al menos sabemos que no hizo nada malo», dijo Ecker. “Estamos hablando del período que siguió a la revuelta de Bar Kojba, una época catastrófica para la población judía. El nombre de la provincia se cambió de Judea a Palestina, y el territorio experimentó una transformación completa a un dominio romano normal, basado en ciudades con autonomía local que funcionaban bajo un gobernador romano local».

Ido Gardi, el soldado que vio la moneda, recibió un certificado de reconocimiento de la AAI por su buena ciudadanía.

«Esta es una oportunidad para llamar a cualquier miembro del público que haya encontrado monedas o cualquier otro artefacto antiguo para que lo informe a la Autoridad de Antigüedades de Israel», dijo Nir Distelfeld, inspector de la Unidad de Prevención de Robos del Distrito Norte de la AAI.

«Transferiremos el hallazgo al Departamento de Tesoros Nacionales, con la esperanza de agregar más datos y enriquecer la investigación académica con otra pieza de evidencia del pasado», dijo. “Cabe destacar que las antigüedades son tesoros nacionales. Está prohibido buscarlos activamente y cualquier hallazgo fortuito debe informarse a la autoridad. El soldado, Ido Gardi, demostró un comportamiento cívico ejemplar, y esperamos que sirva de ejemplo para quienes descubran hallazgos antiguos».

Ecker dijo: “Desenterrar monedas acuñadas en una ciudad o en su periferia nos permite conocer más sobre su economía, dónde se aceptaba su moneda y hasta dónde podía viajar. Por eso, estos descubrimientos son siempre muy importantes «.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post
https://www.jpost.com/archaeology/1800-year-old-coin-found-by-soldier-offers-look-at-ancient-life-in-israel-658327