El director de la Agencia Espacial de Israel revela los objetivos del país

Avi Blasberger llamó a empresas privadas a invertir en el sector, señaló que la asistencia del gobierno es fundamental, se refirió al evento virtual que se llevará a cabo con motivo de la Semana del Espacio de Israel que comenzó hoy y enumeró los impresionantes proyectos en los que está trabajando la agencia. «Estamos en el camino correcto», dijo. Entrevista.

Cuando la gente elogia el robusto sector tecnológico israelí, me vienen a la mente los semiconductores, la ciberseguridad y la inteligencia artificial, pero muchos olvidan que la tecnología espacial también es un área en el que Israel brilla. Aunque hay pocas empresas de este tipo en Israel, como NewSpace, la tendencia continúa creciendo. El ingenio israelí se extenderá a ese campo también y gozará de una presencia global.

Antes de la Semana del Espacio de Israel, que tendrá lugar entre el 24 y el 28 de enero, CTech habló con el director general de la Agencia Espacial de Israel sobre los logros de Israel en los sectores aeroespacial y de exploración espacial y el papel de la agencia para ayudar al floreciente ecosistema de tecnología espacial local sobre el impresionante evento de una semana que se llevará a cabo principalmente en formato en línea este año debido a la pandemia del coronavirus.

Avi Blasberger, director de la Agencia Espacial de Israel.

– ¿Por qué crees que es importante que la agencia apoye a las nuevas empresas de tecnología espacial?

– El espacio es muy especial. Invertir en nuevas empresas de tecnología espacial es importante, a pesar de que el tiempo que lleva llegar al mercado es largo y los riesgos son mayores. Esta es una de las razones por las que debería contar con el apoyo de agencias gubernamentales, aunque el mercado se dirige más hacia la privatización y la subcontratación, dejando de lado el rol tradicional del gobierno. El sector de la tecnología espacial seguirá creciendo y todavía necesita el apoyo de las autoridades.

“De hecho, el contrato más importante que tiene la Agencia Espacial de Israel es con la NASA, ya que planea llevar astronautas israelíes a la Estación Espacial Internacional. Y es precisamente la NASA la que está pagando por los asientos. Es como una aerolínea”, bromeó. “Pero es la aerolínea más cara de todas», agregó.

Además, la NASA alcanzó un acuerdo con la startup israelí StemRad, que proporcionará a los astronautas de la agencia trajes antirradiación para el proyecto Artemis, que planea enviar un hombre y una mujer a la Luna en 2024.

«Aunque el sector se está volviendo más comercial a medida que más inversores ingresan al ámbito espacial, todavía necesitamos el apoyo del gobierno, y es particularmente crucial en las áreas de I+D (Investigación y Desarrollo) e infraestructura», dijo, y explicó que en todo el mundo los presupuestos gubernamentales están creciendo para ayudar a subvencionar estos grandes proyectos.

– ¿Crees que es importante para un país tan pequeño como Israel tener un ecosistema robusto de tecnología aeroespacial y espacial?

– Sí. Dado que Israel tiene necesidades particulares en las áreas de defensa y la aeroespacial, el ecosistema ya existía antes, pero el aspecto humano, de ingeniería e infraestructura, aún no estaba en auge en el país. Por lo tanto, sería una lástima no utilizar la clara ventaja de Israel para hacer crecer el mercado comercial.

Blasberger (66) tiene una carrera impresionante en la industria aeroespacial israelí antes de asumir el puesto de director general de la agencia en 2016. Ha ocupado cargos destacados en Elbit Systems; en su división espacial como vicepresidente de Imaging Intelligence (Inteligencia de imágenes) dirigió el campo de la electro-óptica en el espacio y en la división aerotransportada, mientras se desempeñaba como ingeniero y programador, y ha acompañado a la Agencia Espacial de Israel desde antes de sus inicios.

También fue gerente de operaciones e ingeniería en la compañía belga OIP, que luego fue adquirida por Elbit, y a su regreso a Israel dirigió el sector de seguridad de la firma. Además fue asesor estratégico del Instituto Samuel Neaman para la Investigación de Políticas Nacionales y fue secretario del Subcomité de Espacio del Consejo Nacional de Investigación y Desarrollo Civil. Blasberger tiene una licenciatura y una maestría en ingeniería mecánica de la Universidad Ben Gurion, en el Negev, así como un MBA de la Universidad de Tel Aviv.

– Como parte del instituto, ¿cuáles fueron algunas de las iniciativas que lideró?

– Tuve varias, y una de mis recomendaciones fue sobre el uso dual en el espacio, es decir, la capacidad de usar el espacio tanto en el sector comercial como en el de defensa. Por ejemplo, si un satélite capta imágenes, éstas se pueden utilizar con fines de defensa o civiles. Es importante combinar los aspectos de la academia y la defensa con toda la industria.

– Como alguien que dirigió las áreas de defensa aeroespacial, ¿las amenazas que enfrentamos hoy en el espacio son similares a las de entonces?

– Sé bien cuáles son, pero no puedo dar más detalles sobre este asunto.

– La agencia está trabajando junto con la Fundación Ramon para llevar al segundo astronauta israelí Eytan Stibbe a la Estación Espacial Internacional en 2021. ¿Hay alguna razón por la que esto no se hizo directamente a través de la agencia?

– Eytan estará en la primera misión privada de AxiomSpace, y de hecho será una de las primeras misiones privadas de este tipo en general. La Fundación Ramon junto con la agencia quieren aprovechar esto y promover la educación y las ciencias espaciales. Eytan llevará a cabo experimentos a bordo, que serán parcialmente financiados por el gobierno, dependiendo de la disponibilidad presupuestaria, que también es un tema difícil, pero ambos grupos trabajarán para promover la convocatoria de propuestas científicas para realizar experimentos a bordo.

«Si bien su vuelo es privado y no está financiado por el gobierno, las cosas que hará a bordo estarán parcialmente financiadas por las autoridades», señaló.

– En el futuro, ¿cree que habrá más astronautas privados debido a los altos gastos, o cree que la agencia enviará un tercer astronauta israelí al espacio como parte de un programa dirigido por el gobierno?

– Me gustaría poder responder a esa pregunta, pero aún no sé qué pasará en el futuro. Por ahora, no tengo ninguna respuesta concreta.

– La agencia será responsable de recaudar fondos y colaborar con otros países en la misión Beresheet 2 a la Luna en 2024. ¿Puede revelar qué países serán?

– Hemos iniciado un acuerdo científico con los Emiratos Árabes Unidos, pero aún no puedo hablar de qué países participarán.

El satélite israelí Venus.

En cuanto a la exploración espacial, los proyectos de la agencia son vastos. El satélite ambiental Venus, que surgió tras una colaboración entre la agencia y su contraparte francesa, el Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES, por sus siglas en francés), cuyo objetivo es ayudar a los investigadores a monitorear mejor la influencia de los humanos en el suelo, la topografía y el clima, continúa realizando sobrevuelos rutinarios de la Tierra y obtiene imágenes multiespectrales de alta resolución de 160 sitios específicos alrededor del mundo. “Hemos obtenido muchas imágenes de eso y hemos realizado muchas investigaciones”, indicó.

La agencia también está trabajando en ULTRASAT, un satélite científico que está diseñado para observar objetos en el campo ultravioleta (UV), como supernovas, y ayudará a los científicos a comprender las fuentes de radiación en constante cambio en el universo. «Es un proyecto liderado por el Instituto de Ciencia Weizmann, y cuenta con la colaboración internacional de Alemania y una participación potencial de la Agencia Espacial Europea (ESA)», manifestó.

También está el proyecto C3IEL, que es un satélite más pequeño y también es llevado a cabo en colaboración con el CNES, que así como el Venus, también está destinado a la investigación ambiental.

«Además, actualmente estamos trabajando con la agencia espacial india en un proyecto conjunto de propulsión eléctrica», sostuvo.

En cuanto a Italia, la agencia está trabajando en dos proyectos separados: uno que se ocupa de la tecnología hiperespectral, llamado satélite Peace, y otro que intenta comprender cómo funciona la microgravedad en el espacio. En este último, el satélite Dido-3 fue construido por ingenieros israelíes en Space Pharma y financiado por ambos países.

El satélite Peace fue una de las mayores colaboraciones con la Agenzia Spaziale Italiana (ASI), la Agencia Espacial Italiana. Utilizará tecnologías de detección hiperespectral para detectar y monitorear cantidades de minerales, fuentes de agua y peligros potenciales del espacio para la agricultura de precisión. Luego, la investigación se podrá utilizar para empresas comerciales que desarrollarán aplicaciones basadas en datos recolectados por el satélite.

La Agencia Espacial de Israel colabora con la Agencia Espacial Europea en la misión JUICE a Júpiter en 2022.

La agencia también apoya la contribución israelí a la misión JUICE de la ESA a Júpiter y sus satélites que se lanzará en 2022 y llegará al planeta gaseoso en 2030. Israel está desarrollando un instrumento de alta tecnología para ser utilizado a bordo de la nave. El oscilador ultra estable, o USO, está siendo desarrollado por la empresa AccuBeat, con sede en Jerusalem, en colaboración con el equipo del profesor Yohai Kaspi, en el Instituto de Ciencias Weizmann. El USO es un reloj atómico extremadamente preciso que puede medir ligeras diferencias en el tiempo, con una precisión de un segundo de variación en 100.000 años. En la misión, el satélite JUICE utilizará el USO para sondear la atmósfera de Júpiter y la de sus satélites al monitorear las variaciones en las ondas de radio que pasan a través de la atmósfera mientras la nave espacial transmite esas señales a la Tierra.

Kaspi explicó que el dispositivo permitirá a los científicos medir con precisión cuándo se envía una señal de radio desde la nave espacial a la Tierra. Cuando la nave orbite Júpiter, también orbitará los océanos de los tres satélites del planeta gaseoso, a saber, Europa, Ganímedes y Calisto, ya que son los únicos lugares del sistema solar que pueden albergar vida. “Los océanos subsuperficiales son importantes, ya que pueden tener cientos de kilómetros de profundidad y contienen mucha más agua de la que tenemos en la Tierra. No hay luz tan por debajo de la superficie helada de estos satélites, pero pueden existir ciertas formas de vida, tal como vemos en las profundidades de los océanos de la Tierra. La idea es sondear estos satélites utilizando instrumentos de medición de gravedad», aseveró.

– A la luz de la pandemia, muchas actividades previamente programadas para la Semana del Espacio de Israel han sido canceladas este año. Sin embargo, Israel todavía tiene una impresionante lista de oradores y eventos. ¿En qué se diferenciará esta semana espacial de años anteriores?

– Este año todo será online, en formato digital y no presencial, y eso marca una gran diferencia. Por un lado, podríamos llegar a más personas, mientras que, por otro, se pierde el aspecto personal.

Señaló que la 16 Conferencia Internacional Ilan Ramon se llevará a cabo la próxima semana, el martes y jueves, y contará con la participación de líderes de agencias espaciales de diversos países.

El ULTRASAT podrá observar la radiación emitida por una supernova.

– ¿Por qué la exploración espacial es importante para el público? ¿Cómo puede contribuir la conciencia sobre ese tema a nuestra comprensión general de la vida en la Tierra?

– El conocimiento del universo es interesante para el público. Aunque parezca lejano, cada vez que hay noticias sobre este tema, se convierte en un asunto central. La gente está interesada en los confines del universo. La tecnología también ha avanzado significativamente y se ha desarrollado cada vez más para ayudar en la vida diaria. Por ejemplo, las computadoras fueron fomentadas para su uso en el espacio. Todo esto claramente ha tenido un efecto secundario enorme, además de para la ciencia en sí, que es extremadamente importante.

¿Será el 2021 un año en el que la industria espacial israelí haga historia?

– No diría que será un año particularmente histórico, pero el vuelo de Eytan lo será. La tendencia ahora es continuar apoyando el camino de NewSpace, y hay muchos planes en proceso que muestran que la industria espacial israelí y el ecosistema de tecnología espacial van en la dirección correcta.

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/tendencias/ciencia-y-tecnologia/article/ByoK6ys100