Investigadores israelíes trabajan para producir leche de vaca asequible a partir de levadura

El desafío no es solo crear un producto completamente nuevo (y satisfactorio), sino también hacerlo accesible al público en general.

Por Tobias Siegal

Cartones de leche (Foto: REUTERS)

¿Puede la leche producida a partir de levadura realmente verse y saber como la leche de vaca? Según los investigadores de la Universidad de Tel Aviv (TAU) que buscan revolucionar la industria láctea – se puede.

A medida que el mundo se está volviendo más consciente de los daños causados ​​por la industria láctea moderna al medio ambiente, a los animales a gran escala y a nuestra propia salud, se está invirtiendo más dinero en empresas biotecnológicas de todo el mundo en busca de formas de crear mejores y más satisfactorios sustitutos de la leche.

El profesor Tamir Tuller del Departamento de Ingeniería Biomédica de TAU decidió invertir su tiempo y experiencia profesional para lograr precisamente eso, y junto con el empresario Dr. Eyal Iffergan, estableció una startup llamada Imagindairy, que, como su nombre indica, intenta lo imposible: producir leche de vaca sin vacas, pero con levadura.

Si bien los sustitutos de la leche no son nada nuevo, todavía no se ha creado uno que logre mantener los valores nutricionales importantes, el sabor, el aroma y la textura distintivos con los que todos estamos familiarizados. Además, no solo tendrán el mismo sabor, sino que según la prometedora startup, la leche y otros productos de queso de Imagindairy serán más saludables que la leche producida por animales, ya que no contendrá colesterol, lactosa ni células somáticas, lo que permite a las personas con intolerancia a la lactosa disfrutar también de los sabores lácteos.

El Prof. Tamir Tuller y el Dr. Eyal Iffergan (Foto: Tel Aviv University)

El profesor Tuller explicó que el desafío no es solo crear un producto completamente nuevo (y satisfactorio), sino también hacerlo accesible al público mediante la promesa de precios pragmáticos.

«Este es un largo proceso de mejora – de productividad, sabor y, por supuesto, del precio. Este producto no es un sustituto de la leche como la leche de almendras o de soya. Planeamos producir productos lácteos que serán idénticos a los productos que vienen de los animales mediante la introducción del genoma de la levadura a los genes que codifican el desarrollo de la leche en las vacas”, explicó.

El trabajo realizado por el Prof. Tuller y su equipo se basa en una investigación de una década realizada en el laboratorio del Prof. Tuller en la TAU que se centró en el modelado e ingeniería de la expresión génica mediante simulaciones biofísicas, modelado computacional de la evolución molecular y aprendizaje automático. Estos modelos, a su vez, pueden utilizarse para producir proteínas heterólogas – proteínas codificadas por genes que provienen de otro organismo – más eficientes y más baratas. La tecnología del profesor Tuller también se ha utilizado en el pasado para producir vacunas, medicamentos e incluso energía verde «utilizando varios organismos como levaduras, bacterias, micro-algas e incluso virus», señaló un comunicado de prensa de TAU.

Esto es posible porque «el genoma de cada criatura viviente contiene genes que codifican la receta para hacer cadenas de aminoácidos que componen las proteínas», explica el profesor Tuller.

Por tanto, tomar un gen de un organismo vivo e insertarlo en el genoma de otro organismo puede servir como una «fábrica» ​​biológica para producir proteínas codificadas en ese gen.

Aun así, el proceso es complicado y requiere más pasos antes de comenzar a operar a gran escala. Uno de los desafíos restantes según el profesor Tuller es «traducir» el lenguaje de la proteína de vaca al lenguaje de la levadura.

«Teóricamente, podemos llegar a una situación en la que no podamos distinguir la diferencia entre la leche de vaca que proviene de una vaca y la leche de vaca que proviene de la levadura. Pero para que eso suceda de una manera económica, debemos convertir las células de levadura en fábricas eficientes que producen proteínas de la leche – lo que no es un desafío simple de resolver», dijo el profesor Tuller.

«Aunque sabemos cuáles son los genes que codifican las proteínas de la leche de vaca, esos genes están escritos en el ‘lenguaje’ de las células de la vaca y deben reescribirse en el ‘lenguaje’ de la levadura. Esto hará que la producción de las proteínas de la leche sea posible de una manera apropiada, asequible y eficiente en la ‘fábrica’ de células de levadura», agregó.

«Con la ayuda de modelos que desarrollamos en el laboratorio, creemos que, dentro de un tiempo bastante corto, lograremos que la levadura produzca proteínas de la leche [de manera eficiente] que permitirá una producción asequible y de alta calidad a escala industrial», concluyó.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post
https://www.jpost.com/health-science/israeli-researchers-working-to-produce-affordable-cows-milk-from-yeast-654132