Una dieta mediterránea verde podría significar más pérdida de peso

Today de NBC: la dieta mediterránea se considera una de las más saludables a seguir, pero ¿qué sucede cuando se sigue una versión «más verde» de la misma?

Una forma «más verde» de la dieta mediterránea que contiene más materia vegetal y mucha menos carne roja y aves que la versión tradicional, puede ser incluso más saludable para el corazón, especialmente en los hombres, según un estudio de la BGU publicado el lunes en la revista Heart.

La versión original de la dieta se ha relacionado en numerosos estudios con un menor riesgo de enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular y diabetes. Se cree que su impacto está relacionado con una mayor ingesta dietética de frutas, verduras y cereales integrales, y una menor ingesta de carnes rojas.

Prof. Iris Shai

“El mensaje principal de este estudio es que una dieta mediterránea más restringida en el consumo de carnes rojas y con un aumento paralelo de proteínas de origen vegetal con alto contenido de polifenoles y fitoesteroles puede proporcionar una mayor protección cardiometabólica en comparación con una dieta mediterránea saludable y lo hará ayuda a reducir el colesterol LDL”, dice la coautora del estudio, la profesora Iris Shai, del Departamento de Epidemiología de la Escuela de Salud Pública de la BGU y profesora adjunta en Harvard en la facultad TH Chan de Salud Pública en Boston.

«Esto fue especialmente notable en la inusual y significativa reducción del 4% del colesterol ‘malo’ (LDL) y una regresión del 20% en la inflamación sistémica de bajo grado», dijo la profesora Shai.

Para explorar si la forma verde de la dieta mediterránea podría ser superior a la original, la profesora Shai y sus colegas reunieron a 294 adultos sedentarios y moderadamente obesos cuya edad promedio era de 51 años y los asignaron al azar a uno de tres grupos.

El primer grupo recibió orientación sobre cómo impulsar la actividad física y lograr una dieta saludable.

El segundo grupo recibió el mismo estímulo para aumentar la actividad física, además de consejos sobre cómo seguir la dieta mediterránea tradicional con calorías restringidas de 1500 a 1800 por día para los hombres y de 1200 a 1400 por día para las mujeres.

El tercer grupo recibió los mismos consejos sobre actividad física más consejos sobre cómo seguir la dieta mediterránea verde con las mismas restricciones calóricas que el segundo grupo.

También se alentó al tercer grupo a evitar las carnes rojas y procesadas, a consumir 28 gramos / día de nueces (alrededor de 7-8 nueces), a beber de tres a cuatro tazas al día de té verde y a comer mayores cantidades de materia vegetal, incluyendo 100 gramos de cubitos congelados de wolffia globosa en batido como sustituto de la carne.

Wolffia globosa, también conocida como lenteja de agua, “se ha consumido como alimento humano durante cientos de años, principalmente en Laos, Vietnam y Tailandia, donde se la llama ‘carne para los pobres’ gracias a su alto contenido en proteínas”, explica la Prof. Shai. Se puede comprar como suplemento en polvo o en forma congelada.

Cuando la profesora Shai y sus colegas compararon los tres grupos, encontraron que los participantes en ambos grupos de dieta mediterránea perdieron más peso que el grupo de alimentación saludable.

Los participantes de la dieta mediterránea verde también experimentaron mayores disminuciones en el colesterol LDL.

Los que siguieron la dieta mediterránea verde también experimentaron mayores mejoras en la presión arterial, la resistencia a la insulina y la proteína C reactiva, un importante marcador de inflamación.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: AABGU
https://aabgu.org/green-mediterranean-diet/