6 maravillas naturales de Israel que debes ir y ver en 2021

Por Viva Sarah Press

Mitzpe Ramon. Israel. Deposit Photos

Israel es el hogar de una impresionante variedad de puntos emblemáticos imperdibles, innumerables lugares sagrados y una naturaleza impresionante. Un país pequeño con una topografía diversa, puedes encontrar playas vírgenes, fascinantes sitios arqueológicos e increíbles rutas de senderismo en cada esquina. También hay maravillas naturales en Israel – sitios naturales y monumentos creados por la madre naturaleza.

Desde formaciones de sal hasta una cueva de sal en crecimiento, y paisajes desérticos irregulares hasta gloriosos colores de flores silvestres floreciendo, NoCamels destaca seis maravillas naturales que necesita ver (¡o agregar a su lista de deseos para el viaje posterior al COVID-19!)

Parque Timna

Formaciones rocosas de arenisca roja, arcos de roca natural formados por la erosión, dibujos de rocas y antiguas minas de cobre se pueden encontrar en el Parque Timna en el desierto de Aravá. Tanto los visitantes como los geólogos quedan cautivados por los increíbles paisajes y las estructuras geológicas únicas que han sido talladas y esculpidas por el viento y el agua en diferentes períodos geológicos a lo largo de la historia.

Una caminata en Timna. Noviembre de 2020. Foto: Viva Sarah Press

«Es el patio de recreo de la naturaleza», dijo la guía turística Madeleine Lavine a NoCamels. El sitio “contiene restos de antiguas minas y hornos de cobre egipcios, espectaculares formaciones naturales de arenisca y muchas rutas de senderismo en el paisaje desértico”, explica Lavine.

Hongo, la formación rocosa de arenisca roja es uno de los mejores lugares para selfies en Timna, ya que ha sido tallada en forma de hongo por el viento, la erosión del agua y la humedad durante miles de años. Timna se encuentra a 25 kilómetros al norte de Eilat en el desierto de Néguev y cubre unos 60 kilómetros cuadrados.

El Mar Muerto

El Mar Muerto es uno de los hitos de visita turísticas de Israel con su impresionante belleza natural de aguas azul verdosas compensadas por montañas de color rojo. Celebridades, políticos y turistas se han tomado selfies cubiertos de barro rico en minerales o flotando en el lago salado más profundo del mundo.

«El Mar Muerto ofrece muchas opciones para fotografías muy interesantes», dice el fotógrafo Ariel Jerozolimski, quien tomó esta foto.

Mientras visita esta área, mantenga su cámara lista porque las impresionantes fotos de las formaciones de sal reflejadas en este pequeño cuerpo de agua lo invitarán a seguir presionando el obturador a 1,424 pies bajo el nivel del mar.

“El Mar Muerto ofrece muchas opciones para fotografías muy interesantes en términos de la gente flotando, los colores y los contrastes”, le dijo a NoCamels Ariel Jerozolimski, guía turístico y fotógrafo. «En momentos específicos durante la puesta de sol, el contraste entre el mar y el reflejo hace que esto sea muy especial para mí».

Vista del Mar Muerto. Deposit Photos

Desafortunadamente, el Mar Muerto está retrocediendo a un ritmo rápido; su superficie actual es de 605 km2 (234 millas cuadradas), habiendo sido de 1.050 km2 (410 millas cuadradas) en 1930. La recesión del Mar Muerto ha comenzado a causar problemas y se han hecho múltiples propuestas de canales y tuberías para reducir su recesión.

Entonces, si está planeando una visita a esta maravilla del mundo, probablemente sea mejor no posponerla por mucho tiempo.

Cueva de sal de Malham

Cerca del Mar Muerto se encuentra una de las maravillas naturales más nuevas del país: la cueva de sal más larga del mundo. Con cristales de sal y estalactitas adornando sus túneles serpenteantes, la cueva de Malham se descubrió inicialmente en la década de 1980, pero recién cuando las expediciones de investigación internacionales inspeccionaron el sitio en 2018 y 2019 se midió, exploró y presentó correctamente al mundo. Esta cueva de sal se extiende a lo largo de seis millas (10 km), lo que, según los investigadores, es asombroso porque no solo las cuevas de sal son características geológicas raras, sino que generalmente tienen un máximo de media milla de longitud.

Cuevas de sal cerca del Mar Muerto. Foto de Ruslan Paul

“La cartografía de la cueva Malham requirió mucho trabajo. Los espeleólogos trabajaron 10 horas al día bajo tierra, arrastrándose a través de canales de sal helados, evitando por poco las estalactitas de sal y los asombrosos cristales de sal. Allí abajo se sentía como otro planeta”, le dijo a NoCamels Efraim Cohen, miembro del Centro de Investigación de Cuevas de la Universidad Hebrea.

Flores silvestres en el desierto

Siempre hay algo floreciendo en los desiertos de Néguev y Judea. Si bien es posible que un desierto no muestre imágenes de pétalos de colores, el paisaje árido de Israel es realmente rico en flora. Puede ser drimia o jacintos del desierto, azafranes o anémonas, o muchas otras flores silvestres.

En enero-febrero, hermosas flores rojas de anémona cubren partes del desierto de Néguev. Incluso hay un festival, el Festival Sur Rojo, dedicado a estas flores silvestres, que tienen pétalos rojos y un centro negro. Después de la temporada de lluvias, las anémonas florecen y convierten temporalmente los bosques y campos en espectaculares tonos de rojo escarlata.

Darom Adom (Sur Rojo). Foto: Zachi Evenor, via Flickr, CC BY 2.0Makhtesh Ramon (Ramon Crater)

“En Jerusalén, vemos verde la mayor parte del año, pero cuando el desierto florece es realmente increíble”, dice el guía turístico Lavine, “alfombras de colores que cubren el desierto. Es asombroso.»

Decenas de miles de israelíes se dirigen hacia el sur, hacia el desierto, para tomar fotos y celebrar el florecimiento de las flores silvestres del país.

“En noviembre, puedes estar en medio del desierto y de repente hay crocos. Se siente como si una alegría saliera de la tierra”, le dijo a NoCamels la guía turística Shari Robins. «Es sorprendente.»

Makhtesh Ramon (Cráter Ramon)

El Makhtesh Ramon, traducido como el cráter Ramón (aunque no es un cráter sino un círculo de erosión), es una maravilla geológica en el desierto de Néguev.

Mizpe Ramon. Foto de Sergey Mazhuga en Unsplash

Apodado el círculo de erosión más grande del mundo, se extiende a lo largo de 40 kilómetros e incluye características geológicas antiguas como rocas volcánicas, fósiles y arenas multicolores.

“Es como mirar hacia atrás a través de una lente geológica”, dice Robins, un guía turístico. «Me hace sentir muy pequeño cuando estoy parado en un lugar muy grande».

Dado que el 54 por ciento del país es desierto, no debería sorprender que el desierto sea el hogar de tantas maravillas naturales, dice Lavine.

Maktesh Ramon. Foto de Boaz Katan en Unsplash

Solo hay cinco makhteshim de este tipo en el mundo – tres en el desierto de Néguev, más pequeños que Makhtesh Ramon, y dos en Egipto.

Si bien hay senderos para bicicletas y caminatas dentro del Makhtesh Ramon, se recomienda pararse en el borde de lo que también se conoce como el Gran Cañón de Israel, para disfrutar de vistas realmente espectaculares. «Es impresionante e inesperado», dice Lavine.

Reserva natural de Hula, Galilea

La Reserva Natural de Hula es un sitio de observación de aves de renombre internacional gracias a la ubicación de Israel en la superautopista de aves migratorias. Dos veces al año, unas 500 millones de aves migratorias cruzan el espacio aéreo del país en su camino hacia y desde África, Europa y Asia.

Un campo de trigo en el valle de Hula, con el telón de fondo del monte Hermón. Foto: Wikimedia, dominio público

Los ornitólogos tienen cerca de 400 especies de amigos emplumados para observar mientras se detienen en la reserva natural durante su peregrinación anual. Este es el lugar para ver grandes bandadas de grullas, pelícanos, cigüeñas, flamencos, cormoranes, garzas, patos de todas las especies y una gran variedad de rapaces, entre muchas otras.

Además de ser un paraíso para las aves, esta es la primera reserva natural oficial del país, inaugurada en 1964.

Bonificación:

Mercado de Machane Yehuda, Jerusalén

No es una maravilla natural en el sentido geográfico de la palabra, sino un lugar verdaderamente único en Israel. Machane Yehuda en Jerusalén no se parece a ningún otro mercado del país. Si quiere comer o comprar comida, depende de usted. Siempre se recomienda una visita al mercado para absorber la asombrosa energía de este bullicioso centro. Las vistas, los olores y la gente hacen de este lugar una maravilla natural.

El mercado Mahane Yehuda en Jerusalén reanuda su actividad después de que la mayoría de sus tiendas cerraron debido a las regulaciones del Ministerio de Salud por la pandemia. Foto: Ariel Jerozolimski

“La combinación de rostros humanos, colores, productos, la atmósfera única”, dice Jerozolimski, cuando habla de por qué su primera opción para la fotografía en cualquier punto de referencia de Israel es siempre el mercado de Jerusalén. “Soy fotógrafo de personas. En Machane Yehuda, la gente influye en las fotografías «.

Viva Sarah Press es periodista y conferencista. Escribe y habla sobre la creatividad y la innovación que tienen lugar en Israel y más allá. www.vivaspress.com

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: NoCamels

https://nocamels.com/2020/12/natural-wonders-israel-see-visit-travel-six/