Casi 30,000 vacunados en los primeros dos días de la campaña; 270.000 piden cita para vacunarse

El ministro de Salud dice que ahora comenzarán a vacunar en los asilos de ancianos; los centros de llamadas continúan saturados.

Por Stuart Winer

El primer ministro Benjamin Netanyahu (izq.) y el ministro de Salud, Yuli Edelstein, visitan el centro logístico de Teva Pharmaceuticals en Shoham, donde se almacenarán y distribuirán las vacunas contra el coronavirus, el 26 de noviembre de 2020 (Yossi Aloni / Flash90).

Casi 30.000 personas ya han sido vacunadas contra el coronavirus, dos días después del inicio del programa de inoculación masiva de Israel, anunció el martes el ministro de Salud Yuli Edelstein, quien instó al público a vacunarse.

Edelstein dijo que más tarde ese mismo día se realizarían las primeras vacunaciones en los asilos de ancianos. El gobierno aún no ha especificado cuándo se pondrán las vacunas a disposición del público en general.

«En los primeros dos días vacunamos a casi 30.000 personas y la demanda va en aumento», dijo Edelstein en un comunicado.

“Hago un llamado al público para que vaya a vacunarse”, dijo Edelstein, quien recibió su inyección frente a las cámaras en vivo el sábado por la noche.

El programa nacional de vacunación comenzó el domingo y los trabajadores médicos recibieron las primeras dosis. A partir del lunes, las vacunas se abrieron a los mayores de 60 años.

En el transcurso del lunes, unas 11.000 personas recibieron inyecciones, informó Haaretz. Las vacunas vienen en dos inyecciones administradas con tres semanas de diferencia, lo que significa que todos aquellos que ya recibieron una inyección deberán regresar para una segunda.

Un ciudadano israelí recibe una vacuna contra el COVID-19, en un centro de vacunación de Meuhedet en Jerusalén, el 21 de diciembre de 2020 (Olivier Fitoussi / Flash90).

Las inyecciones se administraron en 70 sitios en todo el país que en su mayoría estuvieron abiertos durante 12 horas, y aunque las organizaciones de mantenimiento de la salud informaron que la operación se estaba ejecutando sin problemas, los centros de llamadas para reservar citas de vacunación continuaron saturados, y algunas personas dijeron que tuvieron que esperar hasta dos horas antes de lograr hablar.

«Estoy consciente de los problemas para reservar citas», dijo Edelstein el lunes durante una evaluación de la situación en su oficina. “Surgen de la increíble demanda de ciudadanos que comprenden la importancia de la inoculación. Adelantamos una semana la campaña de vacunación sabiendo que podría haber contratiempos, para así permitir la vacunación más rápida posible”.

No obstante, hasta ahora 270.000 personas han logrado reservar citas, informó Haaretz.

El Ministerio de Salud prevé que para la próxima semana habrá 196 puntos de vacunación en clínicas de organizaciones de mantenimiento de la salud y en hospitales.

Clalit Health Services, que cuenta con la mitad de la población como afiliados, ya opera 20 sitios que han vacunado a 6.400 personas. En dos semanas espera aumentar el número de sitios a 80 y en las siguientes semanas a 400, según el informe.

El programa de vacunación se produce al tiempo que el Ministerio de Salud anunció el martes por la mañana que se habían diagnosticado 3.594 nuevos casos de coronavirus el día anterior, el total más alto en meses, lo que llevó a que se hablara de una tercera cuarentena. El número de infecciones en Israel desde el inicio de la pandemia llegó a 380.095. El número de muertos se situó en 3.111.

Otra preocupación, compartida por países de todo el mundo, es la de una cepa mutada del virus que se dice que es mucho más contagiosa, aunque no más letal.

Funcionarios de salud, entre ellos el director general del Ministerio de Salud, Chezy Levy, han dicho que es bastante probable que la forma mutada ya esté en el país, aunque no hay evidencia de que la vacuna no sea efectiva contra la cepa.

A principios de esta semana, Israel prohibió la entrada al país de ciudadanos extranjeros que llegaran de Gran Bretaña, Sudáfrica y Dinamarca, tres países donde se detectó una nueva cepa del virus. Además, todos los israelíes que lleguen del extranjero ahora deben estar en cuarentena en hoteles operados por el estado y específicamente designados.

El gobierno también está considerando prohibir todas las llegadas internacionales debido a la cepa mutada.

El programa de vacunación de Israel, que comenzó con el producto de Pfizer y más adelante también utilizará la inyección desarrollada por Moderna, tiene como objetivo inocular eventualmente a 60.000 personas por día y a un total de dos millones hasta fines de enero.

 

Traductor: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
http://links.timesofisrael.com/ss/c/Ou9Z4yRJYW0i5RE12Cy7lhKRGDVOYHq90m-Ma5fv2I_a3r5z3Dkxf72ji7y4QL-Pr4iOm69PzOwVSgOIrF_HbEULuOWS8uE8XuTmHjrnF23YbF3l_P6h3zGqynK8XuWmRJ8zGpf3H4EuEZS7wUXZMKhRcnmaMJZrsTH8Ok3jKnBgDU3jbgcdsX49INnNcj112q-PHEArq6HQH3AzBkrtFUkjJOqZ5EAVmKwGrdGBN_6JWM6iWAA2ISzuUUyO5FWeESBi0mNG3mBT6lbXBuz72Q/37x/UGb5z-OHSZ-aScMfNCQp1g/h36/yDPG376TXW2hwF2l1F5q7vs3MmfrF-FFJq2LtAHyfvo