SavorEat, que imprime hamburguesas, realiza la OPI y se convierte en la primera empresa cárnica de origen vegetal en la Bolsa de Valores de Tel Aviv

Los productos kosher, veganos y sin gluten de la firma israelí combinan tecnología de impresión 3D, ingredientes vegetales en cartuchos y una fibra de nano-celulosa para la textura de la carne.

Por Shoshanna Solomon

Una hamburguesa a base de plantas desarrollada por SavorEat (Cortesía)

La startup israelí SavorEat, un fabricante de alternativas de carne a base de plantas impresas en 3D, realizó una oferta pública inicial de acciones en la Bolsa de Valores de Tel Aviv el miércoles, una valoración previa al dinero de unos 170 millones de NIS ($50 millones de dólares), la compañía dijo en un comunicado.

La compañía recaudó 42,6 millones de NIS (unos $13 millones de dólares) de inversores institucionales israelíes en la venta de acciones.

La startup, fundada en 2018 por la directora ejecutiva Racheli Vizman, el director tecnológico Prof. Oded Shoseyov y el Prof. Ido Braslevsky, había recaudado anteriormente unos $ 5,5 millones de inversores, dijo la compañía en el comunicado. Los inversionistas incluyeron Millennium Food-Tech, Meitav Dash y More Investment House.

SavorEat utiliza tecnología desarrollada en la Facultad de Agricultura de la Universidad Hebrea de Jerusalén por Shoseyov y Braslevsky, que fue licenciada exclusivamente por Yissum, el brazo de transferencia de tecnología de la universidad. El producto combina tecnología de impresión 3D, ingredientes de origen vegetal en cartuchos y una fibra de nano-celulosa vegetal única desarrollada por los científicos. La celulosa une los ingredientes, creando una textura similar a la de la carne.

Sustitutos de la carne a base de plantas, desarrollados por SavorEat (Cortesía)

La impresora 3D tiene la altura de dos microondas y la longitud de uno. Los cartuchos se insertan en su interior con los ingredientes – grasa, celulosa, agua y sabores y colorantes.

Los clientes usarían una aplicación para pedir su comida, especificando la cantidad de proteínas y grasas preferidas, de acuerdo con sus gustos. La máquina recibiría el pedido y, con solo presionar un botón, los componentes de la hamburguesa u otros alimentos se mezclarán en seis minutos, listos para cocinarse, dijo Vizman. Luego, los productos se pueden cocinar, asar a la parrilla u hornear, haciendo los mismos «sonidos chisporroteantes» y produciendo los mismos olores que la carne, explicó Vizman en una entrevista telefónica.

SavorEat’s dijo que sus productos reflejan el sabor y la textura únicos de la carne, incluida la grasa, los músculos y los tejidos. La empresa ha presentado solicitudes de patente para el método de producción de alimentos en 3-D en Estados Unidos, Europa y Australia.

La compañía planea vender tanto la máquina como los ingredientes a los restaurantes, lo que les permitirá fabricar hamburguesas y eventualmente otros productos internamente, dijo Vizman. Para el verano de 2021, los productos y las impresoras serán parte de la red de restaurantes de hamburguesas BBB, dijo, en una prueba piloto. SavorEat espera llegar a acuerdos para pilotos con sitios y redes adicionales, dijo.

La tecnología aún se está desarrollando, dijo Vizman.

Racheli Vizman, directora ejecutiva de SavorEat (Cortesía)

Por el momento, cada robot crea dos unidades a la vez, dijo. La capacidad se puede aumentar, dijo Vizman, pero la empresa prefiere recibir comentarios del piloto antes de decidir cuál es la capacidad óptima.

Como parte de un acuerdo de cooperación con la cadena BBB en Israel, sus empleados están ayudando con el desarrollo de productos y la instalación de sistemas en las cocinas de la cadena.

En el verano de 2021, los clientes podrán sentarse en el bar de los restaurantes BBB y «ver cómo se hace la hamburguesa, experimentar el olor y escuchar el sonido de la parrilla», dijo Vizman.

Los cartuchos con los ingredientes son estériles y pueden permanecer a temperatura ambiente durante varios meses, dijo, lo que es bueno tanto para los costos, la logística y la sostenibilidad. Los productos son sin gluten, kosher y veganos, agregó.

Varias nuevas empresas israelíes se han unido a empresas de todo el mundo para tratar de desarrollar carne cultivada en laboratorio, que ven como una solución a las necesidades de la creciente población mundial, con la creciente demanda de alimentos. En comparación con la producción ineficiente e insostenible de carne, se estima que la carne cultivada consume, en comparación, 10 veces menos agua, menos tierra y menos energía.

Hay otras empresas en Israel que operan en el espacio de los sustitutos de la carne: Future Meat Technologies y SuperMeat cultivan células de carne de res y de aves de corral, respectivamente, y Aleph Farms y Biofood Systems son iniciativas que ofrecen carne de res de músculo entero cultivada sin el animal.

 

Traducción:Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente:
The Times of Israel
https://www.timesofisrael.com/burger-printing-startup-savoreat-holds-ipo-becomes-first-alt-meat-firm-on-tase/