El anuncio de efectividad de Moderna da un respiro al Gobierno de Israel

Benjamín Netanyahu Foto: GPO Amos Ben Gershom

El Gobierno recibió con alivio hoy la noticia de que la vacuna del coronavirus de la biotecnológica Moderna -con la que tiene un acuerdo de compra- tiene un 94% de efectividad, tras recibir críticas por no haber anticipado un pacto con Pfizer, la primera que publicó resultados positivos.

«Es una noticia excelente para el Estado de Israel», declaró el primer ministro, Benjamín Netanyahu, en un comunicado en el que insistía que su objetivo es traer al país «el máximo de vacunas posibles» lo «antes posible».

El titular de Salud, Yuli Edelstein, atemperó los ánimos y advirtió de que aún no es hora de cantar victoria: «Tenemos un largo camino por recorrer y no debemos darnos por satisfechos», alertó.

Israel firmó en junio un acuerdo con Moderna, con sede en Massachusetts (EE.UU.) para garantizarse la provisión de su vacuna. Aunque no se han difundido ni el precio ni la cantidad adquirida, los reportes indican que se prevé que la compañía entregue en torno a un millón de dosis al país.

«Israel está entre el primer grupo de países» que cerró un pacto de compra «y cumpliremos nuestra parte del acuerdo», aseguró hoy al Canal 12 el israelí Tal Zaks, alto cargo de Moderna, que concretó que el suministro de la vacuna podría comenzar a inicios del próximo año.

La farmacéutica anunció hoy que su vacuna experimental, ahora en fase III, presenta una efectividad del 94,5% y cumple los criterios de eficacia exigidos para su comercialización.

Se convierte así la segunda opción real, junto con la de la compañía Pfizer, que la semana pasada anunció que su producto era efectivo en un 90%, para una posible campaña masiva de vacunación contra el coronavirus en 2021, en caso de que las autoridades la aprueben.

El Gobierno de Netanyahu recibió críticas después de que Pfizer realizara su anuncio por no haber firmado con el gigante estadounidense y haber apostado por Moderna, de tamaño mediano, y por otra empresa, la pequeña Arcturus, que aún está en los primeros estadios de pruebas.

Finalmente, Netanyahu llamó personalmente en varias ocasiones al presidente de Pfizer y el viernes consiguió firmar un pacto para la compra de ocho millones de dosis, que servirían para vacunar a cuatro de sus nueve millones de habitantes.

Según publicó hoy el Jerusalem Post, las autoridades israelíes también están negociando con la farmacéutica AstraZeneca la compra de su futura vacuna.

El primer ministro habló hoy por teléfono con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, con quien trató sobre la posibilidad de iniciar el suministro y producción en Israel de la primera vacuna rusa, Sputnik V, informó el Kremlin.

Israel desarrolla también su propia vacuna y este mes comenzó la fase de pruebas en humanos tras obtener con éxito una respuesta inmunitaria eficaz en animales. Sin embargo, se prevé que tarde aún tiempo en finalizarse. EFE

 

Fuente: Aurora Digital
https://www.aurora-israel.co.il/el-anuncio-de-efectividad-de-moderna-da-un-respiro-al-gobierno-de-israel