8 razones por las que nos encanta Israel en otoño

La estación ofrece actividades para todos, como recoger manzanas, montar en bicicleta y ver millones de aves un solo lugar.

Foto por Flash90

Manzanas y miel

Los israelíes consumen unas 15.000 toneladas de manzanas y unas 1.600 de miel durante el mes que se celebra Rosh Hashana o Año Nuevo judío. La razón es porque los judíos de todo el mundo se desean un dulce año comiendo, entre otras cosas, manzanas y miel.

Unas 118.000 toneladas de la fruta se recogen entre agosto y noviembre en Galilea y los Altos del Golán. El mayor productor, Beresheet, cultiva las variedades Jonathan, Granny Smith, Starking (Hermón), Pink Lady, Golden Delicious y Gala.

El Festival de la Miel, que se celebra anualmente, este año se verá suspendido por la pandemia de COVID-19. Para tener información del futuro evento, escribir aquí.

Dar clic en el link para ver el video:
https://youtu.be/S09at9JN0ZA

500 millones de hermosas aves

Unos 500 millones de aves de más de 500 especies pasan por Israel en ruta a África, Asia y Europa, o en dirección contraria, en noviembre y abril. Uno de los mejores lugares para presenciar este maravilloso espectáculo es el Parque Natural y Ornitológico de Agamon Hula.

El sexto Festival de las Aves del Valle de Hula tendría lugar pronto en noviembre si el coronavirus lo permite.

Miles de grullas en el parque de Hula. Foto de FLASH90.

La mejor época para hacer senderismo . . .

A los israelíes les encanta hacer senderismo en cualquier época del año, pero el otoño ofrece temperaturas moderadas.

Aprovéchalas y planea una caminata por alguna de las secciones de los 1.000 kilómetros de la Ruta Nacional Israelí, el desierto, la Ruta del Golán, los alrededores de Jerusalén y Beersheva, las fronteras y más.

Caminata por el Desierto de Judea. Foto de Yossi Zamir/FLASH90.

. . . o montar en bicicleta

Si prefieres ver la belleza del país desde el sillín de una bicicleta, alquila una en una estación de la red Tel-O-Fu de Tel Aviv, o participa en un tour nocturno por Jerusalén (desde las 21 hasta la medianoche; también hay otros guiados durante el día).

Puedes registrarse en eventos ciclísticos a nivel nacional. Los siguientes están orientados a angloparlantes: Wheels of Love, una carrera para recaudar fondos para el Hospital Alyn de Rehabilitación para Niños ; y Israel Ride, otra carrera de beneficencia para el Instituto Arava para Estudios Ambientales y a Hazon.

Ciclistas en el norte de Israel. Foto de Chen Leopold/FLASH90

Las primeras lluvias

Los israelíes se regocijan al llegar las primeras lluvias, con las cuales se anuncia el inicio del invierno, que se prolonga hasta abril. La llegada coincide con la entrada del año nuevo que, según el calendario judío, puede ser septiembre u octubre. Son tan bien recibidas esas preciosas gotas de agua, tras un largo y caluroso verano, que en hebreo incluso hay una palabra para la primera lluvia: yoreh.

En Ashkelon dos niñas celebran la primera lluvia de la temporada. Foto de Edi Israel/FLASH90.

Puestas de sol para enmarcar

Los atardeceres en Israel son espectaculares en cualquier época el año, pero algunos dicen que alcanzan niveles de perfección durante el otoño.

Practicantes de kitesurfing en la playa de Yamia, en Ashkelon, al atardecer. Foto de Edi Israel/FLASH90.

La vida a un ritmo más pausado

Aunque los días de ocio del verano terminan al comenzar el año escolar —el 1 de septiembre—, los israelíes se toman otro descanso durante la temporada de las fiestas de fin de año, que van de Rosh Hashana a Sucot, la Fiesta de las Cabañuelas o de los Tabernáculos.

Sucot se menciona en el libro del Levítico e indicaba el comienzo de la siega en tiempos bíblicos. Es obligación construir una sucá, o cabaña, fuera de la vivienda, durante los siete días que dura la festividad, donde se come y se pasa tiempo.

Una expresión muy común que se oye en Israel durante estos días es «Después de los jaguim», que significa “luego de las fiestas”. En términos prácticos significa que no puede esperarse mucha productividad por parte de empresas, centros de estudio y oficinas públicas hasta después de Sucot, pues los israelíes van a dedicar todas sus energías a la preparación de las comidas para las fiestas y a viajes en familia.

La suca es una cabaña temporal que se construye durante Sucot afuera de la casa, y en la cual se come o se pasa tiempo. Foto de Miriam Alster /FLASH90.

¡Festivales por todas partes!

Gracias al excelente clima y a que mucha gente está de vacaciones, el otoño es temporada alta para festivales de todo tipo. Sin embargo, en 2020 no se llevarán a cabo por el COVID-19.

Igual te compartimos la información de algunos como el Festival DLD de la Innovación de Tel AvivUnity Rising Sprint Festival; el Festival de Música Vocal de Abu GoshNeverland Electronic Music Festival; el Festival de Cine Internacional de Haifa y el Festival de Jazz de Tel Aviv  y muchos más.

 

Fuente: Israel 21C
https://es.israel21c.org/8-razones-por-las-que-nos-encanta-israel-en-otono/