El jefe de monedas de la Autoridad de Antigüedades de Israel muestra tesoros de la bóveda

El Dr. Donald T.Ariel se une a la serie exclusiva Detrás de los Titulares de la comunidad del ToI para ahondar en las antiguas y raras monedas encontradas en excavaciones en Israel.

Por Amanda Borschel-Dan

Un grupo de monedas de oro que datan del califato abasí exhibidas durante una presentación a la prensa del descubrimiento en un sitio arqueológico cerca de Tel Aviv en el centro de Israel (Heidi Levine / POOL / AFP)

 Monedas de oro encontradas en excavación arqueológica en el centro de Israel (Yoli Schwartz / Autoridad de Antigüedades de Israel)

Cinco monedas de oro antiguas del período islámico anterior de los siglos VII-IX EC, encontradas en una excavación en Yavne, Israel central, diciembre de 2019 (Liat Nadav-Ziv / Autoridad de Antigüedades de Israel).

Estas monedas acuñadas por judíos de Yehud, una provincia de dominio judío semiautónomo bajo el Imperio persa, fueron descubiertas por el Proyecto de Tamizado del Monte del Templo. (Cortesía de Temple Mount Sifting Project)

Amanda Borschel-Dan del ToI habla con el jefe del Departamento de Monedas de la Autoridad de Antigüedades de Israel, Donald T. Ariel, en la serie Detrás de los Titulares. (Captura de pantalla)

Hay unas 750.000 monedas almacenadas en una habitación en una bóveda bien protegida de la Autoridad de Antigüedades de Israel y Donald T. Ariel, el jefe del Departamento de Monedas de la AAI, las vigila todas.

Ariel, quien emigró a Israel desde los Estados Unidos, ha dirigido el departamento desde 1991. Es el editor de la revista Israel Numismatic Research (Investigación numismática de Israel) y se desempeña como experto en monedas en varias excavaciones en curso en el país. Llevó a The Times of Israel Community a un recorrido virtual por la historia de las monedas de Tierra Santa y sacó algunos de los tesoros de la AAI durante una conversación reciente de Detrás de los Titulares.

La base de la colección de monedas se encuentra en cajas de madera de caoba construidas por el Mandato Británico hace casi 100 años. Las cajas originales están a un lado, separando la colección, que se acumuló a través de compras a comerciantes de monedas, versus a las monedas excavadas que la AAI tiene en cajas hechas para pernos y tornillos que se fabrican en la ciudad costera israelí de Holon.

«Son perfectas para lo que hacemos y cada moneda está en un sobre», explica Ariel con total naturalidad.

Amanda Borschel-Dan de ToI habla con el jefe del Departamento de Monedas de la Autoridad de Antigüedades de Israel, Donald T. Ariel, en la serie Detrás de los Titulares. (Captura de pantalla)

La colección de la AAI abarca desde el comienzo de la acuñación a fines del siglo VII AEC hasta la actualidad – con algunas monedas registradas que datan de las décadas de 1970 y 1980. La mayor parte de las monedas datan del período helenístico-seléucida-asmoneo de los siglos II y I AEC, y hay un segundo pico en los siglos IV y V EC, el período bizantino temprano, dice Ariel.

El Dr. Donald T. Ariel, jefe del Departamento de Monedas de la Autoridad de Antigüedades de Israel, muestra parte de la colección de monedas del Mandato Británico. (Cortesía de la AAI)

 Las monedas de la colección del período del Mandato en gran parte fueron compradas, una práctica descontinuada por el Estado de Israel.

“Las autoridades del Mandato tenían un presupuesto para comprar monedas. Fueron a la Ciudad Vieja y compraban hermosas monedas por muy poco dinero. El Estado de Israel no tiene presupuesto para comprar monedas, lo que creo que es fantástico: nos hemos concentrado en trabajar con monedas de excavaciones, ya que tienen mucho más valor porque puedes aprender de los estratos en los que se encuentran las monedas, aprendemos de los objetos encontrados con las monedas, y podemos fechar las excavaciones arqueológicas y también aprender sobre las monedas. Estas son cosas que no se pueden aprender de las monedas compradas”, dice.

Si bien el enfoque del trabajo del departamento de monedas es la investigación, Ariel explica que “en un momento dado, tenemos entre 5 y 10 000 monedas en exhibición en diferentes lugares. Estamos involucrados en investigar las monedas y publicarlas. Ya hemos publicado una cuarta parte de todas las monedas identificadas en la colección”.

Antes de que existieran las monedas, existían las proto-monedas, dice Ariel. La gente tomaba piezas de plata y las pesaba en una balanza – generalmente de joyas rotas.

El jefe del Departamento de Monedas de la Autoridad de Antigüedades de Israel, el Dr. Donald T. Ariel, muestra bandejas de colecciones de monedas. (Cortesía de IAA)

“Así pagó Abraham por la Tumba de los Patriarcas. Pesó 400 siclos. No había monedas en ese momento. Pesó piezas de plata”, dice Ariel.

El tetradracma ateniense formó la base o modelo de muchas monedas posteriores en el mundo antiguo. De un lado está la diosa Atenea y del otro un búho, su animal característico. Ariel muestra dos ejemplos, uno acuñado en la isla de Kos que fue encontrada bajo el Centro Begin en Jerusalén, y otro que Ariel encontró en la década de 1980 en las excavaciones de la Ciudad de David, que es de Licia y data de alrededor del 475-440 AEC.

Cuando se acuñaron las primeras monedas en el sur de Levante, todavía no estaba claro cuánto estaban en uso y por quién. Eso cambió cuando surgieron las casas de monedas locales.

El Dr. Donald T. Ariel, jefe del Departamento de Monedas de la AAI, busca entre las más de 700.000 monedas de la colección. (Cortesía de IAA)

“A pesar de que circulaban monedas, no sabemos cuántas personas entendieron lo que significaba la acuñación en aquellos tiempos. Pero aquí, cuando la gente empieza a acuñar monedas en su propia ciudad, sabemos que entienden para qué sirven”, dice Ariel.

Las primeras monedas acuñadas en Judea fueron monedas de la casa de monedas de Yehud, la satrapía de Yehuda, a finales del siglo IV AEC. El tetradracma ateniense sirve como base, pero según Ariel, representan la mayor cantidad de monedas con la mayoría de los símbolos judíos, incluido un lirio (que se ve en la moneda actual de un siclo), el shofar y, curiosamente, una oreja.

La oreja, dice Ariel, recuerda uno de los textos de los Salmos y el catecismo fundacional de la tradición judía, «Escucha, Israel…”

Una diapositiva que detalla símbolos exclusivamente judíos en las primeras monedas en una conversación con el jefe del departamento de monedas de la AAI, el Dr. Donald T. Ariel en la serie Detrás de los Titulares del TOI. (Cortesía de Donald T. Ariel / IAA).  Lirio, Shofar, Oreja.  Oh Señorescucha mi oración, presta oído a mis súplicas.

Una de las primeras monedas asmoneas, acuñada bajo Hircano I en 125 AEC, es lo que Ariel llama una «declaración de autonomía». Lleva el símbolo de un casco, con una inscripción en hebreo que dice: «Yehochanatan el Sumo Sacerdote, jefe del consejo de los judíos». Durante la era de Juan Hircano, no había estado, más bien una teocracia, pero había mucha independencia. Hay menos de 50 de estas monedas en el mundo, y solo dos tienen procedencia. Ambas fueron encontradas en la antigua ciudad judía de Gamla en el norte y ahora descansan en la bóveda de la AAI.

Una de las especialidades de Ariel son las monedas de Herodes y escribió su doctorado que incluyó un estudio de las casas de monedas de Herodes. Nos muestra un ejemplo notable que está decorado con una diadema y lo que parece ser una cruz en su centro. Conmemora el encuentro entre Herodes y Octavio en 31 AEC – décadas antes de que los cristianos adoptaran el símbolo.

Herodes a menudo adorna sus monedas con cascos, dice Ariel, quien explica su significado. Durante la batalla, los soldados querían ver que el líder todavía estaba allí y luchando. Dice que hay muchos ejemplos en los que el casco se caía y los soldados dejaban de pelear, por lo que es una clara señal de liderazgo. Otros símbolos de victoria usados ​​en las monedas de Herodes incluyen un escudo y un trípode de oro – “su premio Oscar para llevar a casa» después de los juegos.

ARCHIVO: Un shekel de plata del primer año de la revuelta judía contra Roma se vendió en una subasta por más de $ 1 millón. (Foto: CC BY Ancient Art, Flickr)

Las monedas que impulsaron la economía fueron acuñadas en oro y plata, pero muchas de las monedas que muestra Ariel fueron hechas de bronce y utilizadas por la gente común. La primera moneda de plata que presenta es un medio siclo de plata de Tiro, que desde el 125 AEC hasta casi el 70 EC «fue la moneda de compra estándar, la moneda estándar de gran valor utilizada en esta región».

Debido a que eran tan comunes y tan puras, estas eran las monedas que los sacerdotes de Jerusalén querían recibir por el impuesto anual de medio siclo. Estas son, por tanto, las monedas que Jesús y sus discípulos habrían utilizado para pagar sus propios impuestos del templo.

Ariel dice que los sacerdotes estaban tan ansiosos de que les pagaran con “buen dinero” que aceptaban las monedas, que tienen símbolos paganos en ambos lados y deberían haber sido un anatema para los hombres que observaban los Diez Mandamientos. Había una razón pragmática, dice Ariel: el dinero se utilizó para mejorar la infraestructura y las carreteras de Jerusalén para las oleadas de peregrinos que se esperaban en la ciudad para los festivales.

Archivo: En la excavación arqueológica de Ofel fuera de los muros de la Ciudad Vieja de Jerusalén, se descubrió recientemente un grupo de monedas de bronce raras de la Revuelta Judía, que datan de alrededor del 66-70 EC. (Eilat Mazar)

Las monedas de la Primera Revuelta Judía son el segundo ejemplo en el que los símbolos judíos aparecen en numerosas monedas. En un juego de monedas de plata que presenta Ariel, hay un símbolo curioso de lo que parece ser un grupo de tres granadas erguidas. Ariel explica que se remonta a una historia en la que el bastón del primer sacerdote Aaron florece milagrosamente.

Otro conjunto de monedas de la Revuelta Judía acuñadas en bronce rodea la festividad de Sucot y las cuatro especies. Ariel ata las monedas al capítulo 14 de Zachariya en el que Sucot señala el apocalipsis. Estas monedas se acuñaron en el último año de la revuelta cuando las cosas se veían bastante mal.

“Los judíos entendieron el significado”, dice Ariel. «Ese es el problema – no entendemos el significado porque vemos a Sucot como una festividad alegre, pero era la festividad del apocalipsis y si miras las fuentes, lo verás».

Dr. Donald T. Ariel, jefe del departamento de monedas de la Autoridad de Antigüedades de Israel. (Shai Halevi / IAA)

Como regalo final, Ariel muestra dos «verdaderas maravillas» que han aparecido en la última década. Una, un raro áureo dorado hecho por el emperador Trajano que data del año 114 EC fue encontrado por una mujer llamada Lori Rimon en una caminata de marzo de 2016 en el norte después de que lloviera. En el momento en que se la descubrió, solo se conocían ocho en el mundo.

Y la última y hermosa moneda de oro que muestra Ariel fue acuñada en Chipre en 191 AEC por Ptolomeo V en homenaje a la diosa Arsinoë II. Una fascinante protagonista femenina en el mundo antiguo, era la hermana y esposa del faraón Ptolomeo II Filadelfo, pero fue llamada faraón por derecho propio. Después de su muerte alrededor del 265 AEC, su esposo la convirtió en una diosa.

La pesada moneda de 27,71 gramos, ahora en manos de la AAI, nunca fue destinada al comercio, sino a ceremonias dedicadas a la diosa. Fue descubierta en 2010 en el último día de excavaciones en Tell Kedesh, en el norte. Ariel describe cómo el día que le dieron la moneda para llevarla a la bóveda tomó precauciones adicionales.

“De hecho, dormí con mis pantalones esa noche y guardé la moneda en mi bolsillo para que no pasara nada y llevé la moneda a la caja fuerte al día siguiente. Es un hallazgo muy emocionante para mí, emocionante también por la importancia que tiene para el sitio arqueológico”, dice.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil