Investigadores israelíes y portugueses colaborarán en bacterias que destruyen el plástico

Científicos de la Universidad Ben-Gurion han encontrado especies de bacterias capaces de biodegradar el polietileno; trabajarán con ECOIBÉRIA de Portugal para estudiarlos y encontrar otros nuevos.

Por Shoshanna Solomom

Residuos plásticos en el mar. (dottedhippo / iStock por Getty Images)

BGN Technologies, la empresa de transferencia de tecnología de la Universidad Ben-Gurion del Néguev (BGU), ha firmado un acuerdo de colaboración en investigación con ECOIBÉRIA de Portugal para desarrollar e identificar bacterias que pueden ayudar a biodegradar y reciclar los residuos plásticos.

La colaboración se basará en la investigación de equipos encabezados por el Prof. Ariel Kushmaro y el Prof. Alex Sivan en el Laboratorio de Biotecnología Ambiental y el Departamento de Ingeniería Biotecnológica Avram y Stella Goldstein-Goren en BGU.

El tereftalato de polietileno (PET por sus siglas en inglés) es el polímero más utilizado en el mundo, con múltiples aplicaciones tanto en la industria textil como en el envasado de alimentos y bebidas. Se estima que alrededor de 56 millones de toneladas de PET se producen anualmente en todo el mundo, principalmente como material de embalaje de un solo uso. Por lo tanto, se están realizando intensos esfuerzos para impulsar el reciclaje y la reutilización de materiales plásticos a base de PET, considerados no biodegradables debido a la composición atómica altamente estable del polímero.

Kushmaro y Sivan y sus equipos han descubierto varias especies de bacterias que pueden biodegradar el polietileno.

Con base en sus hallazgos, el proyecto de colaboración de investigación estudiará la biodegradación del PET por bacterias previamente identificadas, así como por otras nuevas, y buscará desarrollar un proceso de biodegradación eficiente del PET.

«Los productos que contienen plástico son uno de los mayores desafíos ambientales que enfrenta la sociedad moderna, y la degradación y el reciclaje del plástico son una estrategia crucial para hacer frente al impacto ambiental del PET», dijo Kushmaro en un comunicado.

“Las tecnologías existentes, como el reciclaje termo-mecánico, perjudican las propiedades mecánicas del polímero y adolecen de otras desventajas, como la necesidad de disolventes orgánicos, las altas temperaturas de reacción y la clasificación intensiva de residuos”, dijo. «La degradación bacteriana del PET en materiales reciclables que luego se pueden reutilizar para fabricar nuevos productos de PET, es por lo tanto una estrategia prometedora que puede tener un impacto ambiental y económico global».

ECOIBÉRIA, fundada en 2005 y con sede en el norte de Portugal, se dedica al reciclaje de residuos plásticos PET. La firma también es productora de materias primas secundarias basadas en PET.

«Creemos que las innovaciones de BGU en el campo de la biodegradación bacteriana del PET complementan nuestras tecnologías y tiene el potencial de convertirse en una contribución importante a nuestros esfuerzos de reciclaje de plástico», dijo Jorge Lemos, director ejecutivo de ECOIBÉRIA, en el comunicado.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil