Tecnología para detectar coronavirus en tiempo real en universidades.

Créditos de las imagenes: Technion Press Room.

Una tecnología innovadora desarrollada en Israel permitirá un regreso seguro a las universidades al detectar coronavirus en tiempo real.

La tecnología para detectar el coronavirus en el sistema de alcantarillado proporcionará información sobre los brotes de la pandemia.

El sistema hará posible que los estudiantes, profesores y personal regresen de manera segura al campus. Como parte de la iniciativa “creación de un campus abierto y seguro”, que se lanzó esta semana, la gerencia de Technion decidió implementar una tecnología que muestrea el sistema de alcantarillado del campus y detecta brotes de COVID-19 en el campus en una etapa temprana.

Como resultado, se puede evitar una mayor propagación del virus.

La tecnología fue desarrollada por un grupo de investigación liderado por el profesor Eran Friedler.

El sistema monitorea el ARN del SARS-CoV-2 en las aguas residuales y proporciona datos sobre los brotes y su dispersión geográfica en el campus, información esencial para la alerta temprana y para bloquear la propagación del virus.

“Es extremadamente importante traer a los estudiantes, profesores y personal de regreso al campus para poder regresar a una rutina saludable y segura.

“Hasta que se encuentre una vacuna o un tratamiento, debemos romper la cadena de transmisión mediante la detección temprana de los brotes.El monitoreo del virus en el sistema de alcantarillado nos ayudará en esta misión.

El campus de Technion es uno de los primeros lugares en implementar esta tecnología innovadora para el monitoreo constante del coronavirus, y recibiremos información actualizada en tiempo casi real sobre los brotes de coronavirus y sus ubicaciones en el campus.

Como resultado, podremos lidiar con ellos en una etapa temprana y bloquear la propagación “.

Una de las ventajas importantes de monitorear el coronavirus a través del sistema de alcantarillado es el mapeo rápido y temprano de una gran población, incluidos los portadores asintomáticos de COVID-19.

Debido a que el virus está presente en las excretas humanas, llega al sistema de alcantarillado de forma natural a través de la defecación.

Se espera que el seguimiento continuo permita prevenir las recurrencias del virus en una etapa temprana. La epidemiología basada en aguas residuales que monitorea bacterias y virus ya existe en el mundo, y en Israel se descubrieron virus de polio en las aguas residuales en 2013, lo que llevó a una campaña de vacunación que bloqueó su propagación y evitó un brote.

“El sistema de alcantarillado está diseñado de manera jerárquica, lo que permite dividir cada zona en áreas más pequeñas”, explica el Prof. Friedler.

“En consecuencia, podemos monitorear las aguas residuales en puntos específicos y determinar las concentraciones de coronavirus en esa área. De esta manera, podemos enfocarnos en áreas con altas tasas de infección sin evaluar a la población en sí y sin necesidad de llegar a muchas personas, al menos hasta que se identifique la ubicación del brote”.

El proyecto del campus de Technion tomará muestras de 10 pozos de inspección a través del sistema de muestreo automático, y detectará brotes de acuerdo con la concentración de ARN del virus en las aguas residuales.

Las muestras se someten a un análisis químico y microbiano-molecular: se transfieren a un laboratorio especial, donde el ARN del virus se somete a un proceso de concentración y extracción de las aguas residuales, seguido de la detección y cuantificación mediante qPCR.

Las pruebas se llevarán a cabo al final de cada día de muestreo y los hallazgos se utilizarán para evaluar las vulnerabilidades en curso y determinar las prioridades para encuestas exhaustivas de las personas que vienen al campus.

Actualmente se está realizando un estudio integral a nivel nacional que involucran muestreo de sistemas de alcantarillado de 14 ciudades israelíes. El objetivo es obtener una imagen clara de qué ciudades y vecindarios tienen pacientes con COVID-19 y mejorar la metodología.

En el futuro, esta tecnología proporcionará una imagen más precisa y detectará brotes de COVID-19 en etapas tempranas, de modo que se puedan evitar bloqueos generales.

Según el profesor Friedler, “Nuestros experimentos muestran que el sistema que desarrollamos es eficaz para identificar puntos calientes de brotes de coronavirus y, en el futuro, también podremos utilizarlo para la detección temprana de otras enfermedades”.

Con el fin de maximizar el seguimiento de los brotes de coronavirus en Technion, proteger la salud de los residentes del dormitorio y reducir la propagación del virus tanto como sea posible, Technion ha puesto un sitio de prueba de PCR de coronavirus a disposición de los estudiantes, en colaboración con el Centro de Salud Rambam.

Las pruebas se llevan a cabo bajo estrictos protocolos de privacidad y completarán el panorama general del campus.

 

Fuente: Latam Israel