El nuevo Centro de Innovación en Salud de la Mujer en el Hospital Sheba destaca la Femtech

Por Viva Sarah Press

El Dr. Avi Tsur realizando una cesárea en el Centro de Salud de la Mujer durante la pandemia de COVID-19. Cortesía

Pronto la norma podría ser realizar evaluaciones fetales, seguimientos de diabetes gestacional e incluso monitorear la frecuencia cardíaca de un bebé durante las contracciones mediante medicina remota, gracias a los nuevos productos de telemedicina y salud digital que se están desarrollando en el Centro de Innovación en Salud de la Mujer en el Centro Médico Sheba del Hospital Tel Hashomer en las afueras de Tel Aviv.

El centro pionero de femtech (tecnología femenina), bajo los auspicios del Centro de Innovación ARC (Accelerate Redesign Collaborate – Acelerar, Rediseñar, Colaborar), se creó originalmente para promover la seguridad de los pacientes y médicos durante el COVID-19. Pero el director, Dr. Avi Tsur, obstetra y experto en embarazos de alto riesgo en el Centro de Ginecología y Maternidad Josef Buchmann en Sheba, dice que los avances de la telemedicina en curso seguramente se convertirán en una rutina para los procedimientos de salud de las mujeres.

“Solo unas pocas cosas buenas salieron de la propagación de COVID-19”, le dice el Dr. Tsur a NoCamels, “y una de ellas es definitivamente la atención remota. Incluso después de que termine el COVID-19, no volveremos a las cosas que solíamos hacer. Ahora que sabemos que podemos tratar a muchos de nuestros pacientes en casa, nunca volveremos a hacerles perder su tiempo y traerlos al hospital donde puedan infectarse».

El Centro de Innovación para la Salud de la Mujer tiene en marcha numerosos estudios piloto en un esfuerzo por cambiar la forma en que el mundo médico maneja los embarazos de alto riesgo, el seguimiento posparto, la anticoncepción, la FIV, la oncología ginecológica y otras evaluaciones médicas de obstetricia y ginecología.

“Gracias al COVID-19, hicimos este esfuerzo adicional para desarrollar un nuevo paradigma para la atención médica remota”, dice Tsur.

Dr. Avi Tsur, médico tratante en el departamento de alto riesgo prenatal y en la unidad de imágenes de obstetricia y ginecología, y director del Centro de Innovación en Salud de la Mujer en el Centro Médico Sheba. Foto cortesía

El Centro de Innovación ARC colabora con startups de salud digital para desarrollar nuevas tecnologías y soluciones para resolver desafíos médicos. Los médicos del Centro de Innovación en Salud de la Mujer están trabajando con expertos en tecnología en inteligencia artificial, medicina de precisión y telemedicina para encontrar soluciones y mejores procedimientos de salud para las mujeres.

Actualmente se están creando numerosos desarrollos nuevos para escenarios específicos – con el objetivo de adaptarlos a una variedad de disciplinas en el ámbito de la salud de la mujer, en Israel y en el extranjero.

Tsur habla de las nuevas formas que se están probando ahora para permitir que las mujeres con embarazos de alto riesgo se queden en casa y se auto monitoreen.

“El monitoreo remoto de los signos vitales, el recuento sanguíneo y la glucosa, el monitoreo fetal y la evaluación ecográfica reducen la necesidad de que las mujeres embarazadas de alto riesgo y prolongado asistan a la clínica en persona, mientras la situación se evalúa constantemente, ya sea por métodos de IA o por un obstetra que está en línea”, dice Tsur.

También dijo que el hospital está desarrollando una aplicación para que las mujeres con diabetes gestacional se evalúen a sí mismas en «solo 30 minutos en lugar de pasar una mañana entera en el hospital».

El Dr. Avi Tsur y el equipo de innovación de ARC que hace de anfitrión para el equipo de Allscripts como parte de la colaboración Sheba-Allscripts para diseñar el futuro de los hospitales en casa. Cortesía

Y hay un estudio piloto en curso que utiliza la telemedicina para dar de alta a las mujeres unas ocho horas después del parto, en lugar de hospitalizarlas durante las típicas 36-48 horas.

Tsur dice que sus colegas a veces todavía se sorprenden con las nuevas ideas sobre cómo ofrecer una mejor atención médica digital a raíz del COVID-19.

“Cuando presentamos algunas de las ideas por primera vez, se sorprendieron. ¿Cómo puede ser? ¿Cómo puede una mujer realizarse una ecografía a sí misma? ¿Cuándo recibiremos las imágenes? Incluso con mi motivación, incluso yo pienso en algunas de estas cosas como ‘¿cómo puede ser?’”, dice.

Pero COVID-19 ha hecho que sobrepasar obstáculos y crear posibles soluciones de gran alcance a partir de lo aparentemente imposible, sea pertinente.

Es por eso que el Centro de Innovación en Salud de la Mujer permite el intercambio de imágenes entre médicos. Por ejemplo, un obstetra que realiza una ecografía en una instalación puede compartir las imágenes en línea en tiempo real y conectarse con los principales expertos de todo el mundo para recibir orientación.

Tsur dice que tiene sentimientos encontrados acerca de tratar a pacientes de forma remota, pero que brindarles el mejor tratamiento sigue siendo la única misión real.

Centro de Salud de la Mujer y la Maternidad del Centro Médico Sheba. Foto: Centro Médico Sheba

“La telemedicina crea nuevos desafíos porque parte de nuestra habilidad clínica depende de estar en la misma habitación con el paciente. Creo que debemos aprovechar la nueva tecnología para superar las desventajas asociadas”, dice. “Claramente, nunca pondremos al paciente en peligro. La telemedicina está destinada a mejorar el tratamiento; cuando surja la necesidad, convertiremos una visita de telemedicina en una visita real”.

De hecho, la telemedicina está destinada a mejorar la atención y las decisiones clínicas.

«Si queremos ayudar al mundo, entonces tenemos que demostrar que tiene la capacidad de trabajar en otros lugares», le dijo a NoCamels.

Para demostrar eso, Tsur – quien recientemente regresó a Israel después de pasar tres años en el Centro Médico de Stanford en California como investigador visitante e investigador clínico, dice que las colaboraciones nacionales y globales son clave para crear un nuevo paradigma en el sector femtech.

“Nuestra fortaleza es comprender las necesidades clínicas para satisfacer específicamente los enfoques clínicos. Todos nuestros proyectos están dirigidos por médicos líderes en el campo que están interesados ​​en aprovechar tecnologías innovadoras para mejorar su término clínico”, dice Tsur. “Nuestra capacidad para colaborar con Stanford, la Universidad de Texas y UCSF, así como con otros lugares del mundo, nos permite desarrollar y validar nuestros modelos para que funcionen para la población en general. Eso es importante»

A fines de octubre, el Centro Médico Holy Name en Teaneck, Nueva Jersey, anunció una asociación con el Centro Médico Sheba para crear nuevos productos y tecnologías de telemedicina y salud digital, según un informe del Times of Israel.

«Trabajar en conjunto con Sheba nos permitirá participar en una colaboración abierta con los líderes mundiales en la innovación de la atención médica global, todos trabajando juntos para encontrar formas nuevas e innovadoras de brindar atención al paciente», dijo el presidente y director ejecutivo del Centro Médico Holy Name, Michael Maron. en el anuncio.

«Cada colaboración trae ventajas adicionales y estamos muy entusiasmados con las colaboraciones con otros hospitales, universidades, empresas de alta tecnología, corporaciones … si podemos ayudar a mejorar la salud de las mujeres, estaremos felices de colaborar», dice.

Viva Sarah Press es periodista y conferencista. Escribe y habla sobre la creatividad y la innovación que tienen lugar en Israel y más allá. www.vivaspress.com

 

Fuente: NoCamels
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil