La inteligencia artificial israelí brinda atención real para la Clínica Mayo

Diagnostic Robotics alivia los tiempos de espera de la sala de emergencias y los puntos de dolor médicos con algoritmos, no con medicamentos

Por Sara Toth Stub

Kira Radinsky, directora tecnológica y presidenta de Diagnostic Robotics (Diagnostic Robotics)

Los pacientes de hospitales a menudo pueden pasar más tiempo en la sala de espera que en la sala de consulta. Las largas horas desperdiciadas esperando ver – o incluso encontrar – al médico adecuado son frustrantes tanto para los pacientes como para los médicos, y suponen una enorme carga financiera para el sistema de salud.

Diagnostic Robotics, una startup israelí de análisis de datos médicos, utiliza inteligencia artificial para evaluar las necesidades de los pacientes y ayudarlos en el proceso de diagnóstico, ahorrando tiempo, estrés y potencialmente millones de dólares.

En solo unos meses, la compañía firmó acuerdos con la Clínica Mayo y otros proveedores de salud líderes a medida que la inteligencia artificial se convierte en un instrumento clave en la atención médica.

Diagnostic Robotics fue fundada por Kira Radinsky, una investigadora pionera en inteligencia artificial israelí. Radinsky comenzó a estudiar para obtener su licenciatura en el Instituto de Tecnología Technion-Israel en Haifa a los 15 años. Vendió su primera startup de análisis predictivo a eBay por $ 40 millones, convirtiéndose en la científica en jefe en Israel del gigante de las compras de EE. UU.

Paralelamente, Radinsky comenzó a aplicar las habilidades perfeccionadas durante el servicio premiado en una unidad de inteligencia de élite de las FDI y un doctorado en Technion para abordar las listas de espera de pacientes y otros problemas para los proveedores de salud israelíes. El año pasado, dejó eBay para convertirse en directora tecnológica y presidenta de Diagnostic Robotics para poder trabajar a tiempo completo aplicando soluciones de inteligencia artificial a la atención médica.

Varios proveedores de seguros de salud y sistemas de atención médica, incluidos Anthem Inc. y la clínica Mayo, han adoptado sistemas de robótica diagnóstica para guiar a los pacientes a la mejor atención y clasificarlos de manera más eficaz en las salas de emergencia.

En octubre, la compañía se asoció con la Universidad de Brown en Providence, Rhode Island, para diseñar un sistema basado en millones de historias de casos que permitirá a los proveedores de atención saber qué tratamientos para la depresión, la adicción a las drogas y otros problemas de salud conductual son probablemente los más eficaces para cada individuo.

“Esto nos ayudará a hacer lo mejor para los pacientes”, dijo Megan Ranney, médica de emergencias e investigadora de salud pública que dirige el Centro de Salud Digital de Brown University-Lifespan, que lanzó su asociación con Diagnostic Robotics a principios de octubre. «Porque a menudo no sabemos qué es lo mejor, lo correcto, y eso desperdicia el tiempo y el dinero de los pacientes».

“Aumentará y expandirá nuestro trabajo”, dijo Ranney. «En un mundo donde hay tantos datos, nos ayudará a utilizarlos de manera eficaz para separar el trigo de la paja».

A nivel mundial, el sector de la salud digital tenía un valor de aproximadamente $ 106 mil millones en 2019, y se espera que crezca casi un 30% cada año, acelerado por la pandemia de coronavirus, que ha motivado a más proveedores de atención a confiar en la telemedicina, el análisis de datos y otras herramientas, según a Global Market Insights.

«Los sistemas de atención médica en todo el mundo están sobrecargados y todas las partes interesadas están buscando formas de hacer que la atención y la administración sean más asequibles y eficientes», dijo Lena Rogovin, analista senior de salud digital y ciencias biológicas en Start-Up Nation Central, que realiza un seguimiento de la inversión tecnológica en Israel. «La inteligencia artificial tiene una gran aplicación para eso, especialmente cuando se trata de diagnóstico y toma de decisiones, especialmente durante esta pandemia».

Los cuestionarios computarizados se incorporan a un algoritmo que reduce los tiempos de espera del paciente y ayuda a dirigirlos a la atención adecuada (robótica de diagnóstico)

La tecnología desarrollada por Diagnostic Robotics puede ahorrarles a las compañías de seguros alrededor de $ 37 al año por miembro del plan de salud, con ahorros de hasta $ 250 millones en solo seis meses para las grandes aseguradoras, según estudios de la compañía.

«La inteligencia artificial no es una solución mágica, pero cuando se usa correctamente puede ayudar», dijo Izhar Laufer, director de innovación y salud digital de Leumit Health Care Services, uno de los principales proveedores de seguros y atención médica de Israel.

Leumit lanzará pronto una aplicación móvil con Diagnostic Robotics que los pacientes pueden usar para averiguar si deben visitar una sala de emergencias o esperar y buscar otra atención. La aplicación funciona haciendo a un paciente una serie de preguntas clínicas y luego comparando esas respuestas, junto con el historial de salud del paciente, con una base de datos de millones de registros médicos, para determinar si necesitan atención inmediata.

Los sistemas de la empresa para la clasificación en la sala de emergencias, o para determinar si alguien necesita un médico general o un especialista, se basan en el mismo concepto: comparar las respuestas de los pacientes a preguntas clínicas con bases de datos de millones de registros médicos y reclamaciones de seguros para producir predicciones y orientación sobre qué tipo de cuidado necesita una persona.

Ahorros sustanciales

“Podemos generar ahorros sustanciales para los sistemas de salud al incorporar esta herramienta en sus flujos de trabajo al desviar parte de la atención de los médicos especialistas a los médicos de atención primaria”, dijo Oren Sarig, gerente de estrategia comercial de Diagnostic Robotics.

Además de costar menos, los médicos de atención primaria a menudo tienen tiempos de espera más cortos que los especialistas, por lo que los pacientes pueden recibir tratamiento más rápido, dijo Sarig.

La tecnología de la empresa también puede ayudar a los pacientes a evitar viajes innecesarios a médicos y hospitales, un problema agravado por la pandemia, al ayudar a los médicos a decidir qué pruebas de laboratorio o medicamentos pueden recetar de forma remota. En lugar de reemplazar a los médicos, dicha inteligencia artificial les permite tratar a los pacientes de manera más efectiva, dijo Radinsky.

“Estamos participando de la gestión que hace el médico de atención primaria y automatizándola en función de los protocolos en los que el médico cree, datos y mejores prácticas”, dijo. «Estamos dejando a los médicos más tiempo para ser humanos y cuidar de sus pacientes».

La tecnología también tiene aplicaciones para la salud pública. Durante la primera ola de la pandemia de coronavirus esta primavera, el sistema nacional de salud de Israel utilizó un programa de robótica de diagnóstico que rastreó y predijo los brotes de COVID-19 por área geográfica. La asociación con Brown-Lifespan ayudará aún más a la compañía a desarrollar aplicaciones para la salud pública, incluida la optimización del tratamiento en los campos de la salud mental, las enfermedades crónicas y la adicción a los opioides, dijo Yonatan Amir, director ejecutivo de Diagnostic Robotics.

«Este es el comienzo de una asociación a largo plazo que mejorará la forma en que usamos la tecnología digital para generar un impacto real, mejorar los resultados de los pacientes y reducir el costo de la atención», dijo Amir, lo que dará como resultado herramientas más poderosas para médicos, trabajadores sociales y otros proveedores de atención.

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil