Un juego interactivo israelí ayuda a la población de mayor riesgo a atravesar la pandemia

Sin un final aparente para el brote y el distanciamiento social, varias empresas israelíes de alta tecnología decidieron aprovechar su conocimiento y experiencia para ayudar a las personas mayores y en riesgo a aliviar su aburrimiento e incluso hacer algo de ejercicio

Para muchos, la tecnología es nada menos que un salvavidas durante los duros días de la pandemia del coronavirus: nuestros teléfonos inteligentes, computadoras portátiles, PC y consolas de juegos nos brindan un escapismo, que resulta muy necesario.

Pero la población mayor de Israel, en su mayor parte, no tiene ese privilegio. Para muchos de ellos, usar un teléfono inteligente suele ser difícil, al igual que operar una computadora personal o una consola de juegos.

El proyector interactivo Obie utilizado en un hogar de ancianos.

El cierre inducido por la pandemia, el distanciamiento social y la soledad forzada, sin escapismo ni entretenimiento alguno, pueden conducir a una depresión clínica severa entre la población mayor.

Sin un final aparente para la epidemia de coronavirus y el consiguiente distanciamiento social, varias empresas de alta tecnología que operan en Israel decidieron aprovechar su conocimiento y su experiencia para ayudar a la población de mayor edad de Israel.

Una de esas compañías es EyeClick, desarrolladora del sistema de proyección interactivo Obie, que utiliza un proyector especial y sensores de movimiento para convertir cualquier superficie plana en un videojuego interactivo alegre y colorido.

El proyector interactivo Obie.

EyeClick ha demostrado que puede proporcionar diversión, descanso e incluso ejercicio, todo muy necesario para la población mayor, que ahora puede juntarse alrededor de la mesa en la que se proyecta el juego y participar todos juntos, sin contacto físico entre ellos o con el personal.

«En los últimos meses, hemos recibido más y más solicitudes para adaptar específicamente los juegos para adultos y personas mayores», señaló el CEO y fundador de EyeClick, Ariel Almos.

«Creamos un equipo de asesoría especial e hicimos un ajuste completo para nuestra audiencia de mayor edad, tanto en los juegos existentes como en el desarrollo de nuevos juegos», añadió el empresario.

Se creó un equipo de asesoría que adaptó los juegos para la audiencia de adultos mayores.

Tras el éxito del sistema Obie, la compañía ha establecido una nueva unidad de negocio, que se centra en la población anciana y la comercialización del sistema Obie en residencias de ancianos, centros de alojamiento protegido y centros de día para personas mayores.

Yelena Goltzker, directora de terapia ocupacional y empleo en la Asociación Keshet para Ancianos, expresó: «El sistema nos permite cuidar simultáneamente tanto el componente cognitivo como las habilidades motoras de nuestros adultos mayores. Para nosotros, lograr que muevan sus manos es una gran cosa. El juego también es colorido y divertido y ellos lo disfrutan».

El proyector interactivo Obie

Rebecca Black, consultora geriátrica, ha estado trabajando con el sistema Obie durante cuatro años, aun antes de que se sometiera a su ajuste único para los ancianos. «Antes del coronavirus, realmente disfrutaba viendo cómo el juego hacía que las visitas de los nietos fueran menos aburridas», señaló Black. «Eso no está ocurriendo ahora y todos estamos esperando que los nietos puedan regresar con sus abuelos»

Mientras tanto, el proyector interactivo Obie puede hacer que ese distanciamiento de la familia sea más llevadero y, por lo menos, un poco más entretenido.

 

Fuente: Ynet Español