Atletas iraníes medallistas de oro instan a los Juegos Olímpicos a suspender a la República Islámica

Irán debería ser «suspendido de los deportes internacionales en respuesta al asesinato del luchador Navid Afkari y su discriminación sistémica contra las mujeres, incluidas las atletas».

Por Benjamin Weinthal

El luchador grecorromano iraní Navid Afkari. (Foto: Wikimedia Commons)

Una nueva organización compuesta por atletas iraníes condecorados y activistas de derechos humanos instó el viernes al Comité Olímpico Internacional y a la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) a suspender a Irán de todas las competiciones deportivas debido al reportado asesinato del luchador campeón Navid Afkari.

La activista por los derechos de las mujeres, Masih Alinejad, tuiteó: “Hemos lanzado una nueva campaña: # United4Navid. Los atletas medallistas de oro de las selecciones nacionales de Irán se unen a los activistas de derechos humanos. Hacemos un llamado a las federaciones deportivas internacionales y al Comité Olímpico para que suspendan a la República Islámica de Irán de los eventos deportivos por matar a #NavidAfkari».

United4Navid (Unidos x Navid) publicó en su sitio web videos de la ganadora del Premio Nobel de la Paz Shirin Ebadi, el ex campeón iraní de kick-boxing Majid Fallah y el ex entrenador nacional grecorromano iraní Sardar Pashaei, quienes pidieron la suspensión de la República Islámica. También citaron la «discriminación de Irán contra las mujeres, incluidas las atletas que se han enfrentado a numerosas restricciones».

Sardar Pashaei, el renombrado luchador grecorromano iraní, dijo en un breve video en el sitio web United4Navid que “En Irán, atletas kurdos, baloutch, árabes, sunitas, bahai e incluso mujeres deportistas enfrentan discriminación sistemática.

«Yo personalmente fui testigo de cómo las autoridades iraníes obligaban a los atletas a negarse a competir con atletas israelíes … Los atletas que participan en protestas de desobediencia civil en las calles son arrestados, torturados e incluso ejecutados, especialmente el joven atleta inocente, Navid Afkari», agregó.

Pashaei continuó: «Pregunto en qué otro lugar del mundo se arresta, tortura y ahorca a un joven atleta».

Hizo un llamado a los organismos deportivos internacionales para que suspendan al régimen iraní, «siempre que Irán no respete los derechos humanos y no trate a sus ciudadanos de manera justa».

El régimen de Irán ejecutó al luchador grecorromano Afkari, campeón nacional de 27 años, el 12 de septiembre por su papel en las manifestaciones contra la corrupción del régimen en 2018.

El régimen afirmó que Afkari mató a un oficial de seguridad de inteligencia durante las protestas contra el empeoramiento de la situación económica. Organizaciones de derechos humanos y un testigo presencial dijeron que el régimen de Irán torturó brutalmente al luchador para que confesara un crimen que no cometió.

United4Afkari dijo que “Lo que le sucedió a Navid es típico de la manera brutal en que el régimen maneja las protestas. Más de 7.000 personas fueron arrestadas solo en las manifestaciones de 2019. Amnistía Internacional acaba de publicar un informe detallado y doloroso sobre la tortura y el abuso físico de estos manifestantes. La República Islámica de Irán viola el espíritu del deporte, abusa de los atletas de la nación y discrimina a su propio pueblo por razones ideológicas «.

El comunicado de United4Afkari agregó que “las mujeres tienen prohibido asistir a eventos deportivos. El año pasado, Sahar Khodayari, una joven que enfrentó un juicio por asistir a un partido disfrazada de hombre, se roció con gasolina y se prendió fuego. Además, a los atletas iraníes se les ordena perder deliberadamente en competencias para evitar enfrentarse a sus contrapartes israelíes «.

Según la declaración de United4Afkari, «Esta prohibición por parte del Comité Olímpico y otros organismos deportivos tiene un precedente histórico. En 1964, el Comité Olímpico prohibió a Sudáfrica participar en los Juegos Olímpicos debido al apartheid. La FIFA también hizo lo mismo en los años siguientes.

«La falta de acción ante las atroces violaciones de derechos humanos por parte de la República Islámica enviaría un mensaje equivocado a los iraníes. Significaría que las vidas iraníes no importan».

 

 Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil