Israel y Líbano acuerdan negociar para delimitar su frontera marítima

Vista aérea de la plataforma de gas Leviatán frente a las costas de Haifa en el Mar Mediterráneo Foto archivo: Marc Israel Sellem/Pool vía REUTERS

Altos funcionarios de Israel y el Líbano confirmaron hoy, jueves, que ambos países comenzarán negociaciones para delimitar la frontera marítima, bajo la mediación de Estados Unidos.

El ministro israelí de Energía, Yuval Steinitz, dio la bienvenida al acuerdo para abrir negociaciones. “Nuestro objetivo es poner fin a las disputas sobre la demarcación de la zona económica exclusiva entre Israel y el Líbano para ayudar a desarrollar los recursos naturales en beneficio de todos los pueblos de la región”.

Entre tanto, el subsecretario de Estado de Estados Unidos, David Schenker, puntualizó que las conversaciones comenzarán en dos semanas, probablemente el 14 de octubre. “Este es un acuerdo marco para iniciar las conversaciones”, declaró Schenker que ha estado volando asiduamente entre Jerusalén y Beirut. “Alentamos a ambas partes a llegar a un verdadero acuerdo sobre este tema”.

No obstante, el diplomático estadounidense explicó que las conversaciones “no tienen nada que ver con la posibilidad de normalización de las relaciones entre los países, sino solamente con la disputa por la frontera marítima”.

Schenker indicó que Washington alienta que ambos países resuelvan la disputa en torno a la llamada “Línea Azul”, la frontera terrestre, pero aclaró que las conversaciones que comenzarán en dos semanas son “una ruta separada”.

Aparentemente, el Líbano ha decidido que las conversaciones sean iniciadas por oficiales del ejército y no a nivel de ministros, por lo que Israel también se ajustará al grado de representación.

Las conversaciones serán indirectas lo que implica que los negociadores militares libaneses no hablarán con los miembros de la delegación israelí sino a través de oficiales de las Naciones Unidas.

El ministro Steinitz está formando el equipo negociador israelí, que incluirá representantes del Ministerio de Exteriores, el Consejo de Seguridad Nacional, las Fuerzas de Defensa de Israel y el Ministerio de Energía.

El ministro de Exteriores, Gabi Ashkenazi, puso de relieve que las negociaciones surgen tras tres años de esfuerzos diplomáticos. “Cero que el éxito de las conversaciones afectará significativamente la estabilidad de la región y promoverá la prosperidad de los ciudadanos de ambos pueblos en Israel y el Líbano”, expresó.

Paralelamente, el presidente del parlamento libanés, Nabih Berri, anunció en Beirut que se había alcanzado un acuerdo marco que permitirá negociaciones entre ambos países sobre la frontera marítima y terrestre. Berri subrayó que se trata de un acuerdo marco y no un acuerdo final, y que las conversaciones estarán a cargo de oficiales del Ejército Libanés, bajo los auspicios del presidente del Líbano, Michel Aoun, y cualquier otro futuro gobierno.

Se espera que las conversaciones que podrían comenzar en dos semanas tengan lugar en Naqoura, una localidad cercana a la frontera entre Israel y el Líbano. Pero es posible que a raíz del brote de coronavirus se lleven a cabo mediante videoconferencia o Zoom.

El diario libanés Al Akhbar informó que se estima que Schenker arribará este mes al Líbano para acordar la fecha de declaración del acuerdo marco entre Israel y el Líbano, mediado por Estados Unidos, sobre la demarcación de la frontera marítima entre ambos países.

Israel ha establecido la condición de que las negociaciones se realicen a través de la mediación de Estados Unidos y no de la ONU, que será la sede de las conversaciones en la base de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para el Líbano (FPNUL) en Naqoura.

 

Fuente: Aurora Digital