Israel agradece a EEUU la mediación para negociar con el Líbano las fronteras marítimas

Un buque de la ONU patrulla la costa libanesa frente a Naqura cerca de la frontera con israel Foto archivo: REUTERS/Karamallah Daher

El ministro israelí de Exteriores, Gabi Ashkenazi, agradeció a Estados Unidos su mediación en el acuerdo para empezar a negociar con Líbano, país con el que Israel no mantiene relaciones diplomáticas y con el que comparte la frontera marítima en el Mediterráneo.

«Este es un importante paso que llega después de tres años de contactos diplomáticos y que no habrían sido posibles sin la mediación de Estados Unidos», remarcó Ashkenazi en un comunicado en el que se refirió personalmente al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

El ministro israelí de Energía, Yuval Steinitz, será el encargado de liderar las negociaciones indirectas por parte de Israel, con la mediación de EE.UU. y Naciones Unidas y que se realizarán en la ciudad de Naqura, sede de la Fuerza de Paz de la ONU en el Líbano (FINUL).Por parte de Líbano, el Ejército será el encargado de las conversaciones para delimitar una «línea blanca» en las aguas territoriales, en disputa desde que 1948 se fundó el Estado de Israel.

El presidente del Parlamento libanés, Nabih Berri, explicó que el marco del acuerdo para negociar con Israel se alcanzó el pasado 7 de julio, antes de que Washington sancionara a individuos pertenecientes al grupo chií Amal.

En 2018, el Líbano otorgó licencias a las compañías petroleras Total de Francia, Eni de Italia y Novatek de Rusia para llevar a cabo la primera exploración de energía en alta mar del país en dos bloques en aguas profundas, pero uno de ellos, el 9, se encuentra precisamente en las aguas disputadas.

«Si la demarcación tiene éxito, hay un margen muy amplio, especialmente en lo que respecta a los Bloques 8 y 9, para que sea una de las razones para pagar nuestras deudas», adelantó Berri sobre los beneficios para el país, que se encuentra en la peor crisis de su historia.

Ashkenazi se mostró confiado en el éxito de las negociaciones, que considera contribuirán a la estabilidad en la región y la prosperidad entre el pueblo libanés y el israelí. EFE.

 

Fuente: Aurora Digital