Desarrollan en Israel un dispositivo que predice ataques epilépticos

Se basa en algoritmos de aprendizaje automático y puede anticipar una convulsión hasta una hora antes de que ocurra.

Investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Negev de Israel han desarrollado un nuevo dispositivo portátil que puede predecir el inicio de las convulsiones por epilepsia.

El dispositivo, llamado Epiness, utiliza algoritmos de aprendizaje automático para detectar y predecir las convulsiones, enviando un mensaje de advertencia directamente al teléfono inteligente del usuario. Epiness monitorea la actividad cerebral que causa ataques epilépticos, basado en electroencefalogramas.

El doctor Oren Shriki, del Departamento de Ciencias Cognitivas y Cerebrales de la Universidad Ben-Gurion.

“Las convulsiones exponen a los pacientes con epilepsia a varios peligros prevenibles, que incluyen caídas, quemaduras y otras lesiones», señaló el doctor Oren Shriki, del Departamento de Ciencias Cognitivas y Cerebrales de la Universidad Ben Gurión y fundador científico de NeuroHelp, la empresa que desarrolló el dispositivo.

«Lamentablemente, en la actualidad no existen dispositivos de predicción de convulsiones que puedan alertar a los pacientes y permitirles prepararse para las próximas convulsiones. Por lo tanto, estamos muy conmovidos por que los algoritmos de aprendizaje automático que desarrollamos permitan una predicción precisa de las convulsiones inminentes hasta una hora antes de su ocurrencia», se esperanzó el doctor Shriki.

La epilepsia es una enfermedad crónica no transmisible que afecta a más de 65 millones de personas en todo el mundo

Según el especialista, NeuroHelp se encuentra probando un prototipo que se evaluará en ensayos clínicos a finales de este año. El algoritmo ha alcanzado una tasa de precisión del 97%.

La epilepsia es una enfermedad crónica no transmisible que afecta a más de 65 millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza principalmente por convulsiones que pueden conducir a la pérdida del conocimiento. Varían en frecuencia y, en casos graves, pueden ocurrir hasta varias veces al día.

Un drone Flytrex que entrega un paquete.

Bajas probabilidades de riesgo

Algunas personas temen que al tener un objeto volador en el aire, pueda caerles encima. Pero el CEO de Flytrex se ocupó de desmentirlo y dar tranquilidad a sus futuros consumidores: “Las posibilidades de que un dron caiga y golpee a una persona son muy bajas. Además de tener seis motores y un GPS, también tiene un sistema independiente con paracaídas y una sirena, de modo que aunque un drone se vuelva loco, tenemos un mecanismo de respuesta para la situación. Así que las posibilidades de que un drone caiga sobre su cabeza, son menores a las de un avión cayendo sobre su casa”.

 

Fuente: Ynet Español