¿Puede el aroma a cannabis curarnos de enfermedades?

Eybna de Israel es una de las pocas que estudia el potencial terapéutico de los terpenos y otros fitoquímicos de la marihuana y dice que pueden ser antivirales.

Los terpenos dan fragancias y sabores distintos a las plantas y frutas. Foto cortesía de Eybna

Blueberry Cookies, Strawberry Diesel, Pineapple Express… No, estos no son sabores de helado sino algunas de las muchas fórmulas de terpenos naturales de la empresa israelí Eybna.

Los terpenos son compuestos orgánicos que dan aromas y sabores distintos, así como beneficios para la salud, a frutas, flores y plantas, incluido el cannabis. Y Eybna es una de las pocas compañías en el mundo que estudia sus propiedades terapéuticas.

Los productores de cannabis, especialmente en América del Norte, usan las fórmulas patentadas a base de terpenos de la Eybna para mejorar sus productos. “Muchas compañías quieren construir su marca en torno a un perfil de aroma característico o una experiencia que genere la confianza y la lealtad del cliente. Nosotros les ofrecemos fórmulas de productos consistentes y confiables”, explicó Nadav Eyal, director ejecutivo de la empresa.

Los terpenos añadidos también pueden mejorar los beneficios médicos, ya que sus potentes interacciones con otros compuestos naturales juegan un papel dinámico en la eficacia y calidad de los productos de cannabis.

Si los terpenos se encuentran de forma natural en el cannabis, ¿por qué los fabricantes añadirían otros adicionales a sus productos?

Eyal indicó que los terpenos son muy volátiles y se evaporan muy fácilmente durante el proceso químico de extracción de CBD y THC del cannabis, los principios cannabinoides que se utilizan con más frecuencia en productos para tratar desde la ansiedad hasta la epilepsia.

“Comenzamos a recibir solicitudes de nuestros terpenos de empresas que buscaban reintroducir el aroma, el sabor y la composición química originales del cannabis en los concentrados. En el mercado actual, a medida que los consumidores de cannabis son cada vez más conscientes de la existencia y los beneficios de los terpenos, existe una fuerte correlación entre la cantidad de terpenos en un producto y su calidad, algo que también impacta en la mirada del consumidor final”, describió el directivo.

Israel, pionera en investigar el cannabis

Eybna (“hijo de todos nosotros”, en árabe) fue fundada en 2014 en asociación con Seach Medical Group, un gran productor y proveedor israelí de cannabis medicinal, y tiene sus oficinas en el centro de Israel.

Su investigación, que continúa los primeros estudios del pionero Raphael Mechoulam, condujo al descubrimiento de la importancia de los terpenos, así como de los flavonoides y polifenoles. “El cannabis se compone de más de mil ingredientes. Pero la mayor parte de la investigación se centra solo en los dos cannabinoides principales, el THC y el CBD”, dijo Eyal. Y añadió: “Las diferentes cepas de cannabis tienen distintos efectos en los pacientes y ciertos grupos de enfermos que padecen afecciones médicas específicas tienden a adaptar cepas similares para lograr el alivio de sus síntomas”.

Las fórmulas de terpenos de Eybna se pueden personalizar para sensaciones específicas o necesidades médicas. Foto cortesía

La compañía usa métodos de química analítica para tratar de averiguar qué compuestos de las cepas médicas son responsables del beneficio terapéutico y estudia la sinergia entre ellos.

Tras el análisis de muchas cepas de cannabis y luego de recopilar datos sobre combinaciones de terpenos en cepas medicinalmente potentes, Eybna comenzó a aislar esos ingredientes únicos del cannabis y otras plantas.

Todas las fórmulas que vende se derivan de plantas distintas del cannabis, por lo que son legales para la exportación global. “Como los terpenos no son exclusivos del cannabis, logramos producir la primera línea mundial de fórmulas de terpenos de origen botánico. Estos tienen un perfil altamente preciso de cepas específicas de cannabis, pero se producen a partir de fuentes naturales limpias de cualquier psicoactivo o sustancias ilegales”, desarrolló Eyal.

Fórmulas personalizadas y específicas

La primera línea de productos de la compañía fue lanzada en 2016 y su subsidiaria en California abrió en 2018. Hoy, Eybna tiene clientes en EEUU, Canadá, Europa y América Latina.

“En este momento, la investigación en curso de Eybna se lleva a cabo en colaboración con tres universidades en Israel, con los mejores investigadores en sus campos. Nuestra investigación secundaria sobre los aromas del cannabis nunca se había realizado a este nivel antes. Hoy usamos equipos especiales provenientes de la industria alimentaria en colaboración con algunos de los principales científicos de alimentos y aromatizantes de Israel”, manifestó el ejecutivo.

Eybna ofrece terpenos puros y una línea de “paladar” que fusiona varios terpenos, cetonas y ésteres para brindar diversas sensaciones para tinturas y comestibles. Pero las fórmulas personalizadas y específicas se han convertido en una gran parte del negocio. “Al principio, la industria estaba más interesada en los sabores genéricos y populares de variedades de cannabis. Ahora, hay nuevos mercados llenos de consumidores que nunca probaron el cannabis y que buscan productos que sean específicamente eficaces o que se dirijan a sensaciones específicas”, explicó Eyal.

En ese sentido, el empresario agregó que la empresa trabaja con marcas líderes en la industria para desarrollar productos exclusivos para sus necesidades y para indicaciones médicas específicas, aprovechando los datos recopilados a través de sus estudios.

Un ejemplo son las fórmulas clasificadas de acuerdo con si pueden ser más eficaces cuando se toman por la noche o durante el día. Esto también se basa en una investigación patentada realizada bajo licencia del Ministerio de Salud.

“Usamos big data y algoritmos sofisticados para recopilar grandes cantidades de datos, analizar e intentar comprender las cualidades medicinales de diferentes cepas de cannabis y sus composiciones fitoquímicas. No es solo una cuestión de olfato y gusto”, describió el directivo de Eybna.

Terpenos antivirals

De forma involuntaria, la pandemia de COVID-19 trajo una oportunidad para que Eybna investigue los terpenos como tratamiento antiviral.

De ese modo, Eybna colabora con la compañía israelí CannaSoul Analytics para probar si su nueva fórmula de terpeno NT-VRL, inhalada de forma directa para aumentar la biodisponibilidad, puede tratar y prevenir infecciones virales en pacientes de alto riesgo y enfermos activos.

El proyecto tiene como objetivo optimizar las propiedades antiinflamatorias y antivirales de NT-VRL usando la investigación pionera del profesor David “Dedi” Meiri, jefe del Laboratorio de Biología del Cáncer e Investigación de Cannabinoides en el Instituto de Tecnología – Technion de Israel y presidente de CannaSoul y su subsidiaria Myplant-Bio.

Meiri afirmó que CannaSoul “intentará identificar las propias moléculas de la planta que son capaces de suprimir la respuesta inmune al COVID-19, que causa inflamación y una enfermedad grave. Reducir la respuesta del sistema inmunológico sin suprimirla proporcionaría una mejor alternativa a los esteroides, que suprimen completamente el sistema inmunológico”.

 

Fuente: Israel 21C