La U Hebrea recibe la colección de postales de Tierra Santa más grande del mundo

David Pearlman hizo una extensa investigación sobre ellas y proporcionó a investigadores de la Universidad Hebrea valiosas anotaciones y un catálogo completo de su colección de 130.000 postales. «Realmente ha sido un acto de amor».

¿Recuerdas las postales, esas fotos que solíamos enviarnos antes de Instagram y Facebook para mostrarnos dónde íbamos de vacaciones? Las postales antiguas presentan bellas imágenes y diseños y son una ventana a lo que las generaciones anteriores pensaban que era interesante y exótico.

David Pearlman, historiador y coleccionista británico (Foto: Hebrew University)

Durante los últimos 60 años, el historiador y coleccionista británico David Pearlman ha acumulado la colección más grande del mundo de postales de Tierra Santa y ahora está donando su vasta colección al Centro de Investigación de Folclore de la Universidad Hebrea (HU) en el Instituto Mandel de Estudios Judíos de Jerusalén, a través de los Amigos Británicos de la Universidad Hebrea.

Durante más de 60 años – Pearlman, contador durante día en Londres y coleccionista por la noche – buscó en casas de subastas, colecciones privadas y ventas de propiedades para armar su colección “Postales de Palestina”. Es la más grande de su tipo en el mundo, con 130.000 postales. La colección documenta la historia de Israel, desde el período otomano y el mandato británico hasta los primeros pioneros, desde la Guerra de los Seis Días hasta principios del siglo XXI. Documenta acontecimientos históricos desde la visita del general Allenby a Jerusalén en 1917 y la asistencia de Lord Balfour a la gran inauguración de la Universidad Hebrea en 1925 hasta la creación del Estado de Israel y el surgimiento de nuevas ciudades como Tel Aviv.

“Comencé a coleccionar estampillas cuando era niño y me pasé postales cuando me di cuenta de que en lugar de coleccionar estampillas aburridas podía coleccionar estas hermosas tarjetas”, recuerda Pearlman. “Las guardé en cajas de zapatos en mi garaje todos estos años. En cierto momento, la colección creció tanto que comencé a estacionar mi auto en la calle para dejar espacio para más cajas de zapatos”.

Postal de la colección de postales de Tierra Santa más grande del mundo en la Universidad Hebrea (Foto: Universidad Hebrea

Otra faceta interesante de la colección es que presenta una gran cantidad de obras de arte de los principales artistas de Bezalel del siglo XX, como Meir Ben Gur Aryeh, Ephraim Lilllien y Zeev Raban, así como fotografías de una artista conocida como «Karimeh Abbud – Dama Fotógrafa”, una de las primeras fotógrafas del mundo árabe.

Una parte considerable de la colección son postales dirigidas a los peregrinos cristianos que se iban desde Egipto a Jerusalén a Damasco, visitando los lugares sagrados en el camino y enviando postales que mostraban camellos, palmeras, beduinos, hasid y un mar Muerto desbordado, e incluía flores prensadas o citas bíblicas.

Postal de la colección de postales de Tierra Santa más grande del mundo en la Universidad Hebrea (Foto: Universidad Hebrea)

“Un mensaje clásico decía: ‘Ayer estuvimos en Belén. Hoy estamos en Jerusalén. Mañana nos vamos a Nazaret. ¡Hace mucho calor aquí! «, dijo el Dr. Dani Schrire, director del Centro de Investigación de Folclore de la Universidad Hebrea, quien junto con el Prof. Hagar Salamon, director de Estudios de Folclore y Cultura Folclórica, recibió el encargo de aceptar esta colección.

Según Schrire, el significado de la colección no es meramente cuantitativo. David Pearlman hizo una extensa investigación sobre sus postales y proporcionó a los investigadores de la Universidad Hebrea valiosas anotaciones y un catálogo completo de su colección, que incluye 1.500 editoriales de postales.

Postal de la colección de postales de Tierra Santa más grande del mundo en la Universidad Hebrea (Foto: Universidad Hebrea)

«En cierto modo, Pearlman quería que estas postales regresaran a Sion, a la Universidad Hebrea de Jerusalén», dijo Schrire. «Una vez que llega una colección, traemos especialistas en conservación para preservarla con los más altos estándares». El siguiente paso, dijo, sería que los investigadores de la Universidad Hebrea de muchas disciplinas comiencen a trabajar con la colección.

“La parte más conmovedora de esta historia es la pasión de David Pearlman por la colección. Se puede ver que realmente ha sido un acto de amor, y estamos agradecidos de que haya confiado el trabajo de su vida a nuestra universidad. Es un gran voto de confianza en nuestra posición como institución de investigación de clase mundial”, dijo Nigel Salomon, director ejecutivo de British Friends of Hebrew University (Amigos Británicos de la Universidad Hebrea). «También es fascinante leer las postales que las tropas británicas estacionadas en Palestina enviaron a casa durante la Primera Guerra Mundial».

Postal de la colección de postales de Tierra Santa más grande del mundo en la Universidad Hebrea (Foto: Universidad Hebrea)

En una de esas postales, un soldado llamado Walter les escribe a sus padres: «Puedo decir ‘mafish’ que significa ‘suficiente’ [en árabe’] … y espero que la guerra [termine] pronto para poder volver a casa». Otro soldado escribió: «Pasé por aquí … entre el monte Ebal y el monte Grizim … Por supuesto, es el Siquem donde Jacob alimentó a sus rebaños y el pozo de Jacob está aquí. Hay muchos manantiales y, en consecuencia, jardines donde vi el primer verde que había visto en meses».

Al comentar sobre este regalo especial para la Universidad Hebrea, su presidente, Asher Cohen, dijo: «Esta extraordinaria colección de postales ha encontrado su camino a casa en Jerusalén». Es totalmente apropiado que el principal centro de investigación y aprendizaje avanzado de Israel sea ahora el hogar y custodio de un tesoro tan notable que se une a nuestras otras colecciones notables: los artículos académicos y personales de Albert Einstein y el Archivo de Cine Judío de Steven Spielberg”.

Cuando se le preguntó sobre su postal favorita, Pearlman dijo: «No tengo una postal favorita, pero es toda la colección la que se siente como parte de mi familia. Son todas mis favoritas. Es como tocar un pedazo de historia».

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil