Profesora israelí del MIT gana un premio de $ 1 millón por su trabajo en inteligencia artificial en diagnóstico de cáncer y desarrollo de fármacos

Por personal de NoCamels

 La profesora israelí Regina Barzilay del Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del MIT ganó un premio de $ 1 millón de la Asociación para el Avance de la Inteligencia Artificial (AAAI) por su trabajo en el uso de IA para diagnosticar el cáncer y desarrollar antibióticos. Foto: MIT CSAIL

Una científica y profesora israelí del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés) recibirá un premio de $ 1 millón de dólares por su trabajo utilizando modelos de algoritmos de aprendizaje automático para desarrollar antibióticos y otros productos farmacéuticos y para detectar y diagnosticar el cáncer de mama antes que los métodos clínicos existentes.

La profesora Regina Barzilay del Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del MIT (CSAIL por sus siglas en inglés) fue nombrada ganadora de este año de un premio inaugural de IA otorgado por la sociedad de IA más grande del mundo, la Asociación para el Avance de la Inteligencia Artificial (AAAI) con sede en Palto Alto. La organización promueve la concienciación y la investigación en IA y honra a las personas cuyo trabajo en el campo tiene un impacto transformador en la sociedad.

La profesora Barzilay obtuvo su licenciatura y maestría en la Universidad Ben-Gurion del Néguev, antes de estudiar su doctorado en la Universidad de Columbia y un postdoctorado en la Universidad de Cornell. Se incorporó a la facultad del MIT en 2003 y se desempeña como la profesora de Ingeniería Eléctrica e Informática de Delta Electronics en la universidad y miembro del Instituto Koch para la Investigación Integrativa del Cáncer.

Barzilay también se desempeña como miembro del Instituto de Ingeniería y Ciencia Médica del MIT, y como codirectora de la facultad de la Clínica Abdul Latif Jameel del MIT para el Aprendizaje Automático en Salud.

La profesora del MIT Regina Barzilay (centro) con las colaboradoras del MGH Manisha Bahl y Constance Lehman frente a imágenes de la mamografía. Foto: Jason Dorfman, MIT CSAIL

Recibió la beca MacArthur de 2017, a menudo denominada «beca de genio», el premio a la carrera de la Fundación Nacional de Ciencias en 2015, una beca de la Facultad de Microsoft, varios premios al «mejor artículo» en su campo y el premio Jamieson del MIT a la excelencia como profesora.

Su más reciente galardón – el premio Squirrel IA de Inteligencia Artificial en Beneficio de la Humanidad – viene con un premio asociado de $ 1 millón de dólares proporcionado por la empresa de educación en línea Squirrel AI. La financiación coloca el premio al mismo nivel económico que el Premio Nobel y el premio A.M. Turing de la Asociación de Maquinaria de Computación, a menudo descrito como «el Nobel de la informática», señaló el MIT en un comunicado de la universidad.

“Solo los reconocimientos de renombre mundial como el Turing y el Nobel conllevan recompensas monetarias al nivel de un millón de dólares”, dijo la presidenta de AAAI, Yolanda Gil. «Este premio pretende ser único en reconocer el impacto positivo de la inteligencia artificial para la humanidad».

“A través de mi propia experiencia de vida, me di cuenta de que podemos crear tecnología que puede aliviar el sufrimiento humano y cambiar nuestra comprensión de las enfermedades”, dijo Barzilay en el comunicado de la universidad. «Me siento afortunada de haber encontrado colaboradores que comparten mi pasión y que me han ayudado a hacer realidad esta visión».

El trabajo de Barzilay abarca una variedad de temas en informática y procesamiento del lenguaje natural (PNL). En Columbia, su disertación se centró en el desarrollo de sistemas que pueden resumir noticias. Más tarde, desarrolló un sistema que puede descifrar un lenguaje muerto y una técnica de entrenamiento que revelaría la base de las decisiones de los sistemas de aprendizaje automático.

Desde 2014, cuando le diagnosticaron cáncer de mama por primera vez, su trabajo se ha centrado cada vez más en la atención médica. Y el resultado fue un modelo de aprendizaje profundo basado en imágenes que puede predecir el cáncer de mama con hasta cinco años de anticipación, utilizando un enfoque personalizado. El modelo fue entrenado en mamografías y resultados conocidos de más de 60.000 pacientes del Hospital General de Massachusetts (MGH).

 

Fuente: NoCamels
Traducción:
Consulado General H. de Israel en Guayaquil