La vacuna israelí contra el coronavirus empieza la prueba en humanos

Sala del Centro Médico Sheba para pacientes con COVID-19.

Finalizada con éxito la fase en animales de laboratorio, el desarrollo israelí comenzará el ensayo clínico en unos 100 voluntarios a mediados de octubre. Los hospitales Sheba, de Tel Aviv, y Hadassah, de Jerusalem, fueron seleccionados para llevar a cabo las pruebas que todavía esperan la aprobación del Ministerio de Salud.

El primer ensayo de la vacuna contra el coronavirus del Instituto de Investigaciones Biológicas de Israel se llevará a cabo el próximo mes en los hospitales Sheba, ubicado cerca de Tel Aviv, y Hadassah, en Jerusalem. Alrededor de 100 voluntarios, cuyo reclutamiento comenzará en los próximos días, participarán del experimento y recibirán la vacuna. En la primera fase, se probará su seguridad. Si se demuestra que no tiene efectos secundarios significativos, los ensayos se ampliarán a cientos de participantes.

El desarrollo israelí es una vacuna de tipo activa que estimula el sistema inmunológico del cuerpo para que produzca anticuerpos contra el virus. Se basa en un virus activo considerado inofensivo para los humanos, que fue diseñado para que en su exterior contenga la proteína del coronavirus. La inyección del virus modificado le «enseña» al sistema inmunológico cómo producir anticuerpos contra el virus.

Israel empieza las pruebas de la vacuna contra el COVID-19 en humanos.

El instituto anunció el final del desarrollo de su vacuna en junio de este año. Según un informe de la prensa científica, la primera fase experimental mostró que los hámsters utilizados en el experimento fueron expuestos al virus y no desarrollaron la enfermedad. Tras haber completado las fases experimentales en animales de laboratorio con éxito, comenzará la fase de ensayos clínicos en humanos.

Sala de atención de coronavirus en el Centro Médico Sheba.

Se estima que los ensayos comenzarán en ambos hospitales a mediados de octubre. El experimento tendrá una duración de varias semanas, y si resulta exitoso y no se encuentran efectos secundarios significativos, se ampliará a cientos de participantes para probar su efectividad.

El ensayo aún requiere la aprobación de un comité especializado del Ministerio de Salud israelí que evalúa los procedimientos en función de la Declaración de Helsinki sobre principios éticos de la medicina. Pero los hospitales ya se preparan para reclutar voluntarios «jóvenes y sanos» que recibirán una única dosis de la vacuna.

Centro Médico Hadassah en Israel. (http://hadassahlatinoamerica.org/)

«En las próximas semanas comenzará un ensayo clínico de la vacuna contra el coronavirus desarrollada en el Instituto Biológico de Israel”, confirmó anoche el profesor Zeev Rothstein, director del Centro Médico Hadassah. “Nuestro hospital declaró estar preparado para servir como sitio de prueba y cumplir con todas las reglas requeridas, incluidos los informes a las autoridades mundiales, entre ellas la FDA de EE. UU.”, agregó.

Rothstein señaló que en paralelo el personal de la filial del Centro Médico Hadassah en Moscú comenzó a reclutar voluntarios para el experimento de la vacuna rusa, Sputnik V, con el fin de promover su aprobación por parte de las autoridades reguladoras en Occidente. Rothstein agregó: «Esperamos que el experimento con la vacuna Sputnik V también sea aprobado para su ejecución en el Centro Médico Hadassah, en Jerusalem».

 

Fuente: Ynet Español