La Universidad de Tel Aviv intenta tratar el cáncer de piel con nanotecnología

Sus hallazgos se publicaron en la edición de agosto de 2020 de ‘Advanced Therapeutics’ (Terapéutica Avanzada) como artículo de portada.

Por Personal del Jerusalem Post

Células cancerosas [ilustrativo] (Foto: PIXABAY)

Investigadores de la Universidad de Tel Aviv han diseñado un sistema de administración de fármacos para el tratamiento del melanoma por cáncer de piel que se basa en la nanotecnología, según un comunicado de la universidad.

El «nanoportador» está compuesto por un polímero biocompatible y biodegradable, que está compuesto por «unidades repetidas de ácidos glutámico» (PGA – ácido poliglutámico), y empaqueta dos familias diferentes de fármacos que han demostrado ser eficaces en el tratamiento de melanoma: inhibidores de BRAF (Dabrafenib) e inhibidores de MEK (Selumetinib).

«Uno de los principales obstáculos de los tratamientos biológicos es que después de un tiempo, las células cancerosas desarrollan resistencia a los medicamentos», dijo el investigador principal, el Prof. Ronit Satchi-Fainaro, del Departamento de Fisiología y Farmacología de la Escuela de Medicina Sackler. «Suponemos que mediante una administración precisa de dos o más fármacos dirigidos que atacarán las células cancerosas con fuerza y ​​simultáneamente desde diferentes direcciones, podemos retrasar o incluso prevenir la adquisición de esta resistencia a los fármacos».

Sus hallazgos se publicaron en la edición de agosto de 2020 de Advanced Therapeutics (Terapéutica Avanzada) como artículo de portada.

«En este proyecto, buscamos una solución a un problema que a menudo se asocia con los cocteles de fármacos», dijo Satchi-Fainaro. “Hoy en día, la mayoría de los tratamientos oncológicos se administran en forma de cocteles de varios medicamentos. Sin embargo, a pesar de que todos los medicamentos se administran al paciente simultáneamente, no llegan al tumor al mismo tiempo, debido a diferencias en los parámetros básicos – como el tiempo que sobreviven en el torrente sanguíneo (es decir, la vida media) y el tiempo que tarda cada fármaco en llegar al tejido tumoral. Por lo tanto, en la mayoría de los casos, los fármacos no funcionan al mismo tiempo, lo que les impide alcanzar una actividad sinérgica óptima. »

Para abordar estos problemas, los investigadores unieron las dos familias de medicamentos con la intención de introducirlos en el tumor a través de un nanoportador, que a su vez es biodegradable y está compuesto por aminoácidos.

Los investigadores probaron los medicamentos contra los niveles y formas de toxicidad que producían, así como la tolerancia de las células cancerosas con respecto al tratamiento – con el fin de «asegurar la máxima eficacia, mínima toxicidad y una actividad sinérgica óptima». Teniendo en cuenta el método de introducción, al ser una combinación de dos medicamentos diferentes, se necesitan dosis más bajas de los medicamentos para el tratamiento del cáncer que cuando se usan cada uno de forma independiente.

«El siguiente paso fue usar modificaciones químicas para permitir la unión entre el portador polimérico y los medicamentos elegidos. Este sistema combinado puede viajar a través del cuerpo con total seguridad, sin causar daño a los tejidos sanos», explicó la Universidad de Tel Aviv en un comunicado. «Al llegar a las células cancerosas, el nanoportador se encuentra con proteínas de la familia de las enzimas catepsinas, que están altamente activadas en los tumores malignos. Las proteínas degradan el polímero, liberando los fármacos que se activan y unen fuerzas para atacar el tumor».

«Es como si varios pasajeros viajen en un taxi y bajen juntos en la misma dirección. Todos llegan al mismo destino, al mismo tiempo», dijo Satchi-Fainaro.

Los investigadores han probado el método en ratones, que mostró resultados prometedores, anotó la universidad. Dentro del estudio con animales, los investigadores encontraron que el fármaco podría administrarse en dosis más bajas y que el tratamiento en sí mismo es mucho más seguro y eficaz que los tratamientos independientes que utilizan un método de administración diferente.

«En este proyecto, desarrollamos un innovador sistema de administración de fármacos para el tratamiento del melanoma, administramos dos medicamentos probados y los liberamos simultáneamente en el sitio del tumor. El tratamiento demostró ser más seguro y más efectivo que los mismos medicamentos administrados como coctel. Además, nuestra nueva plataforma es altamente modular y se puede utilizar para administrar una amplia gama de medicamentos. Creemos que su potencial para mejorar la terapéutica para diferentes enfermedades es prácticamente infinito», concluyó Satchi-Fainaro.

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción:
Consulado General H. de Israel en Guayaquil