Israel asiste a África en la lucha contra la pandemia

Oración contra el coronavirus en una mezquita de Senegal.

 La crisis de coronavirus podría producir consecuencias muy graves en el continente africano. Una impresora 3D imprimirá máscaras de protección para Camerún, la embajada en Senegal donará un sistema de monitoreo de avanzada y las sedes diplomáticas en Zambia, Ruanda y otros países africanos repartirán cajas con alimentos y productos de primera necesidad.

Cuando en los años 50’ Golda Meir fundó Mashav, la agencia nacional de asistencia internacional, lo hizo con la convicción de que incluso un país pequeño y joven puede donar a Estados necesitados. Y de este modo, también en estos momentos en los que Israel debe enfrentar la crisis mundial de coronavirus, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Mashav continúan ayudando a varias naciones del mundo.

La grave escasez mundial de equipamiento médico y de protección golpea con mayor fuerza en África, donde la propagación del virus aún está en su primera etapa. Según diferentes estimaciones, el brote podría ser devastador en el continente y resultar en altos índices de mortalidad debido a la pobreza que azota a la región.

El embajador de Israel en Camerún, junto con el primer ministro de ese país.

En un esfuerzo para asistir al continente, la embajada de Israel en Camerún donó un archivo creado por desarrolladores israelíes para la impresión de máscaras de protección en impresoras 3D. Las máscaras serán impresas en el colegio politécnico de Yaundé, capital de Camerún.

La sede diplomática también donó 2.500 dólares para cubrir el costo de las 100 primeras máscaras. La iniciativa israelí contó con el respaldo de las Naciones Unidas. Las máscaras, que están destinadas al personal médico de Camerún, serán entregadas a diversos hospitales; también en el norte del país, una región golpeada por el terrorismo de la organización extremista islámica Boko Haram.

Se imprimirán máscaras de protección para Camerún.

El embajador de Israel en Camerún, Isi Yanouka, afirmó que “Israel no se olvida de sus amigos en África y continúa asistiéndolos en estos momentos en que nosotros mismos debemos luchar contra el coronavirus en Israel y también precisamos de ayuda. El proyecto en Camerún combina el conocimiento israelí con el desarrollo de capacidades tecnológicas de avanzada, y sus resultados positivos continuarán siendo útiles aquí incluso después de que la crisis de coronavirus haya quedado atrás”.

Además de la ayuda brindada a Camerún, en Tiflis, Georgia, Israel colaboró en la adquisición de sistemas de calefacción para un hogar de niños con síndrome de Down, una medida que evitó que los niños fueran evacuados del lugar.

En Abiyán, la capital de Costa de Marfil, la embajada de Israel trabajó en conjunto con la Cruz Roja para preparar a los voluntarios.

En Myanmar, la sede diplomática israelí donó equipamiento médico para el personal médico, en tanto que en Uzbekistán, Israel colaboró en la adquisición de elementos de protección médica para enfermos de cáncer y personas con necesidades especiales.

También en Nepal, Ruanda, Zambia, Guatemala, Serbia e India, las sedes diplomáticas israelíes entregaron equipamiento médico y de protección, como así también cajas con alimentos e instrucciones para evitar el contagio de coronavirus.

Israel contribuirá con un sistema especial para hacer frente a la plaga.

Cuando finalice la festividad de Pésaj, la embajada israelí en Senegal lanzará un proyecto especial para asistir e informar a la población del país africano con el fin de reducir la propagación del virus. En el marco de este proyecto, un equipo de personas será preparado para repartir productos de higiene básicos, como jabones y alcohol en gel, y producirá contenido digital para explicar de qué forma puede evitarse el contagio. También se imprimirán hojas con instructivos para protegerse de la enfermedad. Además, la embajada celebrará un concurso de fotografía llamado “Mi rutina contra el COVID-19”. El objetivo del evento es alentar a las personas a documentar las medidas tomadas para evitar la propagación del virus.

El embajador israelí en Senegal, Roi Rosenblit, manifestó que “la sede diplomática de Israel en Dakar [capital de Senegal] está llevando adelante un trabajo conjunto con los ministerios de Salud y de Planeamiento senegaleses para instalar el sistema GIS, que permite monitorear periódicamente la situación del virus en Senegal. Esto incluye la detección de epicentros del brote, conocer el estado de los pacientes, estar al tanto de la cantidad de recursos destinados a cada sitio y saber el género y la edad de los infectados. El sistema será donado por la compañía israelí Mitral.

Además, la empresa entregará máscaras y elementos de protección para el personal médico de Senegal”.

 

Fuente: Ynet Español