El israelí de 92 años que desafió las estadísticas

Otros curados de coronavirus, pero más jóvenes.

 No todos los adultos mayores mueren si son contagiados de coronavirus. Aharon Sidman lo confirmó plenamente y acaba de dejar el hospital Soroka, donde estuvo internado. Su mujer, de 88 años, también infectada, ni siquiera desarrolló síntomas.

Aaron Sidman, de 92 años, que había sido internado en un sector especial para pacientes con coronavirus en el hospital Soroka de Beer Sheva, fue dado de alta ayer (lunes) después de que los resultados de las pruebas que se le realizaron dieran negativo por coronavirus.

Tiene 92 años y se recuperó del coronavirus.

Hace algunas semanas, Sidman, un residente de Beer Sheva, comenzó a sentirse mal, por lo que se le realizó un análisis de sangre, cuyo resultado reveló que sufría de una neumonía aguda, razón por la cual fue trasladado al hospital Soroka. “Él nunca había estado en un hospital”, comentó su hijo Itzhak (69). “Lo llevamos a una sala de emergencias, allí le tomaron radiografías y le hicieron estudios de coronavirus. Los resultados de éstos indicaron que había contraído el virus”, agregó. Sidman estuvo internado por una semana en el hospital.

“Mi padre es un hombre fuerte y sano a pesar de su edad”, expresó Itzhak. “Todas las noches me decía que lo llevara a casa porque éste no era su lugar. Y yo todas las noches le prometía que ese día llegaría”.

Durante algunas semanas, Aharon permaneció en su casa y no salió, pero su familia sostiene que un día fue al supermercado, donde aparentemente contrajo la enfermedad. Su mujer, de 88 años, y la cuidadora de ambos, también resultaron infectadas, pero no desarrollaron síntomas.

Sidman, a la salida del hospital, junton los profesionales que lo atendieron.

La familia organizó una oración colectiva en Facebook para la recuperación de Sidman. Del rezo participaron internautas de Israel, Francia e incluso de Australia.

“Cada vez que lo visitábamos le llevábamos todo lo que pedía. Fotos de los nietos, bisnietos, libros, todo. Todos rezábamos por su recuperación. Creíamos en su fortaleza. Estamos muy agradecidos con el personal médico que nos mantenía al tanto de su estado todos los días. Todos ellos son verdaderos soldados en el frente”, manifestó Itzhak, visiblemente emocionado.

Los miembros de la familia Sidman llevarán a cabo la cena de Pésaj cada uno desde su hogar. “Mi padre celebrará el séder con mi madre. Y el resto de la familia los veremos por internet”, comentó.

 

Fuente: Ynet Español