Starmer, el nuevo líder del Partido Laborista del Reino Unido, se disculpa por el antisemitismo del partido

Keir Starmer ganó con el 56,2% de los votos de los miembros y simpatizantes del partido.

El nuevo líder del opositor Partido Laborista británico, Keir Starmer (Foto: REUTERS / SIMON DAWSON)

El nuevo líder del Partido Laborista británico, Keir Starmer, abordó el antisemitismo inmediatamente después de las elecciones del sábado, prometiendo erradicar ese flagelo del partido que en el pasado fue acusado de fomentar el odio hacia los judíos.

“El antisemitismo ha sido una mancha en nuestro partido. He visto el dolor que ha causado a tantas comunidades judías. En nombre del Partido Laborista”, dijo Starmer.

«Lo siento y arrancaré este veneno por sus raíces y juzgaré el éxito por el regreso de nuestros miembros judíos y aquellos que sintieron que ya no podían apoyarnos», agregó.

En una carta a los parlamentarios del Partido Laborista que se publicó en Twitter, también solicitó la ayuda de los políticos de su partido para reconstruir la confianza con la comunidad judía.

El ministro de Relaciones Exteriores, Israel Katz, inmediatamente felicitó a Starmer por su victoria.

«Espero que cumpla su promesa de luchar contra el antisemitismo que ha florecido en el partido en los últimos años y que él fortalezca la amistad entre el Reino Unido e Israel, como lo hicieron los anteriores líderes laboristas», dijo Katz.

Starmer también tiene lazos familiares con el judaísmo. Al hablar de su esposa Victoria Alexander en una entrevista anterior con el periódico británico The Jewish Chronicle, Starmer dijo: «Como probablemente sepan, la familia de mi esposa es judía. Del lado de su padre hay bar mitzvahs, sinagogas – hay todas las tradiciones».

Starmer, quien asume el cargo de inmediato, dijo que trabajaría de manera constructiva con el gobierno cuando fuera lo correcto, como los esfuerzos para combatir COVID-19, mientras prueba los argumentos del primer ministro conservador Boris Johnson y desafía los fracasos.

«Nuestro objetivo cuando hacemos eso es el mismo que el del gobierno, salvar vidas», dijo en una declaración pregrabada debido a la pandemia de coronavirus.

Starmer agregó que una vez que el país emerja del otro lado, una vez que las salas de hospitales se hayan vaciado y la amenaza haya disminuido, sería necesario construir una sociedad más justa, donde los trabajadores clave en el frente reciban salarios dignos y mejores oportunidades en la vida.

«En su coraje, su sacrificio y su valentía, podemos ver un futuro mejor. Esta crisis ha hecho aflorar la capacidad de adaptarse y el espíritu humano en todos nosotros», dijo.

Johnson dijo en Twitter que había felicitado a Starmer y los dos estuvieron de acuerdo en la importancia de trabajar juntos.

En diciembre, el partido de Tony Blair y Gordon Brown soportó su peor desempeño electoral desde 1935, cuando las peleas internas por estrategias, una política confusa sobre el Brexit y las acusaciones de antisemitismo sin control espantaron a votantes tradicionales.

Starmer presionó por un segundo referéndum sobre el Brexit, pero dijo que el resultado de la elección había «aniquilado» ese argumento.

Muchos políticos laboristas centristas celebraron el resultado como una señal de que el gobierno finalmente enfrentaría un escrutinio adecuado.

«Un nuevo líder laborista desafiará a los conservadores cuando sea necesario y le dará al partido la oportunidad de renovarse a tiempo para las próximas elecciones», dijo a Reuters Alf Dubs, un lord opositor del Partido Laborista que huyó a Gran Bretaña cuando era niño para escapar de los nazis.

Starmer reconoció el tamaño de la tarea por delante.

Muy por delante en las encuestas de opinión, los conservadores de Johnson también han ocupado gran parte del tradicional territorio laborista, con la crisis del coronavirus llevando al partido gobernante a brindar un apoyo estatal sin precedentes a los trabajadores y las empresas.

«Este es mi compromiso con el pueblo británico. Haré todo lo posible para guiarnos a través de estos tiempos difíciles, para servir a todas nuestras comunidades y luchar por el bien de nuestro país», dijo Starmer.

«Guiaré a este gran partido hacia una nueva era, con confianza y esperanza».

Starmer reemplaza al ex líder laborista Jeremy Corbyn, quien se retiró después de la derrota del partido en las elecciones generales de diciembre de 2019.

Un socialista incondicional, Corbyn asumió su manto de liderazgo en septiembre de 2015 después de una campaña que lo enmarcó en gran medida como un antagonista de izquierda del entonces primer ministro conservador David Cameron.

Corbyn, un veterano defensor de los derechos de los palestinos y crítico del gobierno israelí, ha sido acosado durante mucho tiempo por acusaciones de que ha permitido que una cultura de antisemitismo prospere en el principal partido de oposición de Gran Bretaña – algo que niega.

Ocho legisladores dejaron el partido a principios de 2019 por el antisemitismo y la posición de Corbyn sobre el Brexit, lo que también ha enojado a muchos miembros que quieren que los laboristas adopten una posición inequívoca pro-Unión Europea.

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil