«La ciencia conquistará esto»: dentro de la carrera para encontrar un tratamiento de coronavirus

Laboratorios de todo el mundo están probando 6.125 productos químicos contra las dos docenas de proteínas del COVID-19. Un profesor de la Universidad Hebrea lleva al Times of Israel a uno de esos laboratorios.

El Prof. Isaiah (Shy) Arkin en su laboratorio en la Universidad Hebrea, 29 de marzo de 2020 (personal de ToI)

En un pequeño laboratorio en el campus de Givat Ram de la Universidad Hebrea de Jerusalén, el profesor Shy Arkin y su equipo de tres están «lanzando químicos» a algunas de las proteínas que constituyen el coronavirus, con la esperanza de que una o más de ellas se adhieran.

O al menos ese es el tipo de lenguaje no científico que Arkin usa útilmente para describir la investigación frenética que se está llevando a cabo en el suyo y en miles de otros laboratorios en todo el mundo, en la batalla para contrarrestar la pandemia que gradualmente casi ha detenido gran parte de la interacción y tratamiento humanos.

Por lo tanto, en cualquier entorno restringido en que lo encuentre este artículo, le complacerá saber que él está optimista. El virus, reconoce Arkin, es particularmente devastador entre los ancianos y otros grupos de alto riesgo. Pero el distanciamiento social es al menos una medida provisional parcialmente efectiva, que le da tiempo a la comunidad científica para encontrar una solución real. Y esa solución, confía, se encontrará.

Arkin se encuentra entre los científicos que sienten que tienen una ventaja en la carrera para detener la pandemia, después de pasar cerca de dos décadas estudiando los componentes de la gripe y el SARS 1, el actual «predecesor notablemente similar» del COVID-19, que mató 774 personas en 2002-3. Y dice que al menos algunas de las dos docenas de componentes del COVID-19 son proteínas que se sabe que son «aptas para medicamentos» – que los científicos han podido inhibir.

La carrera en particular en la cual él y todos esos miles de otros laboratorios están involucrados frenéticamente es probar unos 6,000 químicos – medicamentos que ya están aprobados como no tóxicos para los humanos – contra los compuestos constitutivos del virus: «Le lanzamos químicos… Si uno de los químicos inhibe un componente, y ese componente es crucial para el virus, el químico es inmediatamente un posible medicamento antivirus».

¿Suena sencillo? Bueno, sí y no, como esta entrevista intenta dejar en claro.

Se realizó el domingo, primero en la oficina de Arkin y luego, brevemente, en su pequeño laboratorio – uno de los pocos lugares en el campus universitario que aún funciona. Mientras hablamos, mantuvimos los dos metros obligatorios de separación, una tarea que se volvió un poco más difícil cuando ingresamos al laboratorio, y dos miembros de su equipo me mostraron parte del proceso de prueba.

El Prof. Isaiah (Shy) Arkin en su laboratorio en la Universidad Hebrea, 29 de marzo de 2020 (personal de ToI)

The Times of Israel: Bueno y, ¿cómo va la búsqueda de un tratamiento de coronavirus?

Prof. Shy Arkin: Estamos trabajando frenéticamente. Somos un equipo pequeño y estamos sirviendo productos químicos contra un componente del virus que identificamos hace muchos años.

¿Sirviendo productos químicos?

A través de un ensayo – una prueba para ver si la proteína del virus es funcional. Le lanzas productos químicos. Si uno de los químicos inhibe un componente, es inmediatamente un posible medicamento antivirus.

¿Cuántos componentes hay en el virus?

Alrededor de dos docenas. Un virus generalmente tiene una docena a dos docenas. No todos ellos son «aptos para medicamentos». El componente en el que nos enfocamos pertenece a una familia de proteínas que es apta para medicamentos, que los científicos han inhibido.

¿Y si puede inhibirlo en COVID-19?

Debe asegurarse de que es crucial para el virus. Si la respuesta es sí, entonces genial. Los laboratorios de todo el mundo apuntan a las dos docenas de componentes.

La influenza es más simple; tiene alrededor de una docena, y el Tamiflu inhibe una de las proteínas y detiene la gripe. En el VIH, debido a que el virus cambia, le lanzan varios fármacos diferentes al mismo tiempo – el famoso coctel, que inhibe varios componentes diferentes, por lo que la probabilidad de que el virus evada a todos y cada uno de ellos al mismo tiempo es muy pequeña.

¿Pero COVID-19 es más simple y más directo, teóricamente? ¿No está mutando?

Existen variantes, pero hasta donde sabemos, no muta tan rápido como el VIH.

¿Qué puede decirme sobre la naturaleza de los productos químicos que le está lanzando?

Lo que estamos tratando de hacer – y nuevamente, espero y anticipo que otros lo estén haciendo – es tratar de reutilizar las medicinas. Porque incluso si hoy, en este momento, encuentro un nuevo químico que inhibe el virus, estás hablando de un largo período de tiempo antes de que pueda usarse en humanos. La reutilización disminuye ese lapso de tiempo asombrosamente [a casi cero]. Su médico básicamente le dice, solo tome eso. Se lo recetará para usted, no sé, para la pérdida de cabello, y usted lo toma. Siendo para otro objetivo, no consta en la etiqueta. Se lo hace todo el tiempo.

Tabletas de cloroquina (cortesía)

La cloroquina nunca se probó contra un coronavirus del SARS. Y sin embargo, ya se está utilizando. Porque, de nuevo, es un fármaco reutilizado. Sabemos cuáles son los efectos secundarios negativos de la cloroquina y, por lo tanto, podemos usarla contra [el virus].

¿Se la ha utilizado con éxito creíble?

La comunidad médica, creo, todavía está en eso.

Está bien. Entonces, ¿estás eligiendo químicos para lanzar contra estas proteínas?

Así es.

Recuerde, está hablando con un completo desconocedor que escribe principalmente para no expertos. Entonces, eso suena muy sencillo.

Correcto.

A menos que haya miles de millones de productos químicos.

No, no, hay aproximadamente 6,000 químicos que son medicamentos aprobados o al menos han pasado la etapa de lo que se llama Fase 1.

La fase 1 básicamente significa que no es tóxico. Fase 2 y 3 significa eficaz. Pero en términos de pruebas o reutilización, no me importa si un medicamento es eficaz contra, por ejemplo, la pérdida de cabello [u otros fines originalmente previstos]. Mientras no sea tóxico, puedo usarlo.

Arkin gira la pantalla de su computadora hacia mí y me remite a un sitio web.

Verá el centro de reutilización de medicamentos: hay 6.125 compuestos únicos.

¿Y qué tan difícil es «lanzar un químico contra una proteína»?

Bueno, eso depende de cuán exitoso y sencillo sea su análisis. Puedo decirte que ya hemos probado unos 300 productos químicos. Y encontramos dos o tres – no son satisfactorios. Si funcionan, pero no son perfectos. Queremos que sean mejores.

Pero me imagino que si de 300 encontramos dos o tres que son algo prometedores, entonces de los 6,000, nosotros y los laboratorios de todo el mundo podríamos encontrar los mejore.

Los dos o tres que has encontrado hasta ahora, una vez que los has probado y solo son «no satisfactorios», ¿significa eso que son irrelevantes? ¿O, si me estuviera muriendo de esta enfermedad, dirías, oye! toma eso?

Lo último que falta en nuestra investigación – y también, me imagino que para una gran cantidad de otros laboratorios en el mundo, cada uno tomando su componente, en su prueba particular – es probar esto en el virus real, ya sea un modelo animal o cultivo de tejidos. No podemos hacer eso aquí.

Necesitas un laboratorio de bioseguridad que sea capaz de manejar este virus. En Israel, solo hay uno: nuestros buenos amigos en Ness Ziona. En inglés las siglas son IIBR – el Instituto de Investigación Biológica de Israel.

Lo que tienen que hacer es lanzar [el fármaco] en un modelo animal, que no sé si todavía tienen, o en un cultivo de tejidos, un cultivo de tejidos humanos, que tenga el virus viviendo en él. Y luego ver si lo inhibe.

¿Tienes dos o tres fármacos que no crees que valga la pena enviar a Ness Ziona todavía…?

Están en la fase cuestionable. No son perfectos, pero es difícil saberlo. Tenemos indicaciones iniciales; los resultados eventuales pueden ser mejores o peores.

¿Está funcionando la jerarquía? Si te encuentras con algo que piensas, uf, esto realmente puede marcar la diferencia, ¿se lo enviarías a Ness Ziona?

Correcto.

¿Quiénes presumiblemente ya están siendo inundados con solicitudes?

Correcto. Lo cual, por cierto, es algo bueno. Significa que están intentando activamente diferentes soluciones.

Esos 6.125 compuestos únicos – habría pensado que en semanas, si no meses, en esta crisis del virus, todos habrían sido lanzados a los aproximadamente 24 componentes del virus, ¿dado el poder de la ciencia estadounidense, por ejemplo…?

Bueno, no llevamos meses en esto. Desarrollar un nuevo ensayo para una proteína en particular no es tan rápido.

¿Entonces el ensayo no es sencillo? Diste un término muy empírico: «lanzarlo» contra la proteína. Pero, de hecho, ¿es mucho más complicado…?

En un tubo de ensayo, tienes un experimento, en el que tienes un resultado. El resultado: tal vez el azul funciona, el rojo no. Y luego pones una sustancia química allí. Uno de esos aproximadamente 6,000 químicos. Y luego ves, y revisas si es que ¿cambió mi solución de azul a rojo?

Diseñar ese tubo de ensayo en particular, ese ensayo, no es trivial.

Y ha sido capaz de diseñar pruebas para 300 productos químicos.

Hemos probado 300 productos químicos en un componente.

Hemos ideado un ensayo que permite probar una gran cantidad de productos químicos. Esto es lo que hemos estado haciendo en las últimas dos décadas: estudiar a un pariente muy cercano de este virus en particular y otros virus similares.

No estás comenzando desde cero 6.125 veces. Tienes una prueba, un ensayo que te permite…

Si esos 6.125 productos químicos estuvieran aquí en mi repisa, podríamos examinarlos a todos.

¿Por qué no están aquí en tu repisa?

Porque no tenían una razón para estar aquí en mi repisa antes de principios de marzo. En este momento, aparte de dirigir la investigación y el grupo, lo que estoy haciendo es escribir subvenciones como locos, tratando de obtener dinero para financiar esta operación.

Entonces, si dirigieras el mundo y consiguieras cosas con sólo pedirlo, estarías presidiendo un banco de estos 6,125 productos químicos, con un análisis que te permitiera lanzarlos a todos contra una de las 24 proteínas de este virus.

Correcto

¿Cuánto tiempo te llevaría eso?

Probablemente dos meses.

Y las señales hasta el momento sugerirían que en alguno de esos 6.125 habrá algo que funcione de manera bastante efectiva.

Esa es una suposición razonable.

El problema es que la investigación en todo el mundo no funciona de esa manera… La gente no paga por la investigación que no se considera crítica antes de tiempo. Entonces hay un poco de retraso.

Un trabajador de Magen David Adom que usa ropa protectora como medida preventiva contra el coronavirus, llega para evaluar a un paciente con síntomas de coronavirus en Jerusalén el 28 de marzo de 2020 (Yossi Zamir / Flash90)

¿El mismo que presumiblemente después de estas pocas semanas está empezando a recuperarse?

Sí. Estoy muy contento de ver que prácticamente todas las agencias en Israel están diciendo de inmediato: Señores, solo dennos algunas ideas y les proporcionaremos fondos muy rápidamente.

Me ha sorprendido la continua generosidad de los Amigos de la Universidad Hebrea, que me contactó directamente y básicamente me dijo: Shy, ¿qué necesitas? Te lo enviaremos. La gente dice que este es un peligro obvio e inmediato. Todos están tratando de ayudar.

Hace un par de semanas, por teléfono, usted se mostró escéptico sobre algunas de las evaluaciones del peligro, ya que eran innecesariamente alarmista.

Correcto. Mantengo mi predicción: esto no va a derribar a millones de personas en todo el mundo.

¿Pero no derribaría a millones de personas si no estuviéramos todos distanciados, especialmente de los ancianos?

 Por supuesto. Pero si tiene una solución contra algo… Una faringitis estreptocócica provocaría una tremenda morbilidad y mortalidad si no tomáramos antibióticos. Así que hay cosas que hacer [para reducir drásticamente el impacto]. Muchas de ellas son muy desagradables. Quiero decir, todos queremos celebrar el Seder del Pésaj. Pero simplemente mire el ejemplo de lo que está sucediendo en China, donde una quinta parte de la población mundial [estaba encerrada]. La cantidad de casos nuevos se ha reducido.

Mira el sitio de Johns Hopkins. España está mucho peor. Pero si nos fijamos en Italia, que tenía una tasa de mortalidad terrible, el número de casos nuevos cada día no es tan diferente. Están fuera de las cifras exponenciales. Obviamente, las muertes que está viendo hoy se deben a las infecciones de hace tres o cuatro semanas. ¿Pero qué veremos en otras tres semanas? Quiero decir, está estancado.

The number of new cases in Italy has plateaued?

The number of new cases is about the same each day. It’s under control. You’ll see more deaths because they have completely saturated their health care system. But in terms of stopping continuous growth, what you need to do is to decrease the number of infections. Social distancing does the job.

¿El número de casos nuevos en Italia se ha estancado?

El número de casos nuevos es aproximadamente el mismo cada día. Está bajo control. Verá más muertes porque han saturado por completo su sistema de atención médica. Pero en términos de detener el crecimiento continuo, lo que se debe hacer es disminuir la cantidad de infecciones. El distanciamiento social lo logra.

¡Suenas científico y riguroso, pero el distanciamiento social es un método radical! Básicamente, hemos anulado gran parte de la sociedad. Es una situación bastante atípica que estamos aquí.

 

Muy atípica! Sería más correcto decir: nunca antes experimentada.

Los miembros del equipo médico en el hospital Barzilay, en la ciudad de Ascalón, en el sur de Israel, usan equipo de protección, ya que manejan una muestra de prueba de coronavirus el 29 de marzo de 2020. (Flash90)

Lo que estamos haciendo ahora es ganar tiempo para la comunidad médica, que está trabajando frenéticamente para encontrar soluciones. Y estoy absolutamente seguro de que lo hará. No estoy diciendo que mi grupo lo hará. Pero uno de una gran cantidad de grupos en todo el mundo lo hará.

Miles?

Miles… Ellos encontrarán soluciones.

¿Es esto un ejemplo de las cosas por venir? ¿Indica esta pandemia que la humanidad ha entrado en una nueva era en la que este tipo de virus nos golpeará con mayor frecuencia, o tal vez peor?

Esperemos que esta sea una llamada de atención. Es increíble que hayamos tenido un ensayo para el COVID 19 [con SARS]. Lo tuvimos en 2003.

Y el esfuerzo que hizo Occidente para hacer algo al respecto fue prácticamente nulo.

¿Porque solo mató a algo más de 700 personas, por lo que todos dejaron de intentarlo?

Desapareció. Debes darte cuenta de que a la comunidad científica le toma un poco de tiempo reaccionar ante algo nuevo. Y para cuando la gente comenzó a decir «dejaré el trabajo que hago habitualmente, me enfocaré en [SARS]», la enfermedad ya había desaparecido. Realmente no causó mucho daño en Occidente. La complacencia es la mejor palabra para describir la respuesta.

¿Y la lección que debemos aprender es…?

Los departamentos de virología no deberían desaparecer. Y no estoy hablando como virólogo. Soy bioquímico y estudio componentes específicos en virus.

Pero, nuevamente, ¿el hecho de que tuvimos SARS 1 hace unos 17-18 años y ahora tenemos SARS 2, significa que deberíamos estarnos preparando para algo peor, o es una peculiaridad? ¿Ha estado sucediendo esto durante siglos y la ciencia nunca lo reconoció por lo que era? La gente moría en grandes cantidades…

No, no lo creo. Hemos tenido brotes pasados. Todos los años tenemos un brote de gripe que provoca una mortalidad significativa. Pero es uno que sabemos cómo predecir con anticipación. Entonces, en los Estados Unidos, por ejemplo, usted dice: está bien, vamos a tener 60,000 muertes en los Estados Unidos debido a la gripe este año. Hemos aprendido a vivir con eso. No va a ser mucho más. Y desafortunadamente, probablemente no será mucho menos. Pero sabemos cuál es el resultado. El problema con esto es que no sabemos el resultado.

¿Tendremos más de estos? La respuesta es absolutamente sí, pero no sabemos cuándo. Hubo el Ébola, el Zika, la gripe porcina. Todo eso realmente no afectó a Occidente dramáticamente. No fueron terroríficos. Esta cosa si lo es.

No quiero usar el término de que tuvimos «suerte» antes. Pero, las pandemias ocurren de vez en cuando. Suceden. Lo que se tiene que hacer es estar preparado.

¿Lo que significa que se debe invertir en la ciencia que lo ayudará a enfrentarlo más rápido?

Te daré un ejemplo muy simple. Si escribiera una solicitud de subvención antes de diciembre de 2019 a cualquier agencia de financiación de investigación y les dijera: «Quiero estudiar coronavirus», la gente preguntaba: «¿por qué querrían estudiar una familia de virus que infecta principalmente a animales? ¿Por qué no seguir adelante y estudiar, digamos, el virus de la hepatitis C o la hepatitis B o el VIH o la gripe? »

Al menos podría armarse con una respuesta: «Bueno, ¿recuerda lo que sucedió en 2002-3 con el SARS?» Pero si ni siquiera tuvieras eso, ya sabes, la gente se reiría de ti. Simplemente se reirían de ti.

Bueno, presumiblemente no se reirán ahora.

En este momento, no lo harán. Entonces, diría, asegurémonos de que mapeemos mejor los virus que infectan a los animales y que pueden saltar hacia nosotros – especialmente mamíferos y aves.

Hay otros virus en este momento que no estamos viendo, porque nunca dieron ese salto, ¿podrían hacerlo y podrían ser tan devastadores o peores que este?

Podría haber. Los virus son tan abundantes que no hemos visto la punta del iceberg de cuántos de ellos hay. Los coronavirus fueron una buena apuesta [para dar el salto y requerir más atención científica] porque nos han demostrado que pueden hacerlo dos veces antes, con SARS y MERS – y porque imponen mucha mortalidad y morbilidad en animales que conocemos.

Si lo vemos de manera más amplia, y dado que no queremos abrumar a nuestros servicios de salud y los gobiernos no quieren invertir más dinero en ellos, ¿no debería ser ilegal fumar, por ejemplo? La gran crisis aquí ha sido que no habrá suficientes ventiladores si ataca muy fuerte. Pero medio millón de personas mueren en Estados Unidos cada año por enfermedades relacionadas con el tabaquismo. Vemos la histeria sobre este virus desconocido, versus la indiferencia hacia un gran asesino conocido.

Es la diferencia entre el peligro que conoces y lo desconocido.

Foto ilustrativa de una mujer fumando un cigarrillo afuera de un café israelí. (Nati Shohat / Flash90)

Estoy totalmente de acuerdo: el hecho de que fumar siga siendo legal – o el hecho de que la policía pueda encarcelar a alguien que esté embriagado y solo, ya sabes, dejar que se les vaya el chuchaqui y luego liberarlos – en mi opinión, eso es ridículo.

Casi todos los parámetros de salud que se tienen se reducen al fumar. Su probabilidad de sufrir un ataque cardíaco, su probabilidad de tener «simplemente llene el nombre de la enfermedad» aumenta cuando fuma. El costo financiero que impone al sistema de salud es increíble.

La pregunta de por qué este virus nos aterroriza mucho más que fumar – a pesar de que fumar, tiene toda la razón al decir que mata a más personas por año de lo que este virus probablemente terminará matando – radica más en el ámbito de la psicología que en la bioquímica. Fumar te mata durante un período de tiempo muy largo. En el momento en que fuma, no se arriesga instantáneamente a ir a la UCI, mientras que esto plantea ese riesgo. Y aunque fumar de segunda mano es infeccioso de alguna manera, esto lo es mucho más.

Bueno. Ahora, ¿qué puedes mostrarme sobre tu trabajo de pruebas?

Puedo enseñarte los robots. No tomamos todos y cada uno de esos químicos y los pipeteamos individualmente, y monitoreamos cada tubo de ensayo porque, primero, eso lleva mucho tiempo. Pero aún peor, no es confiable debido a un error humano; cometemos errores. Entonces, todo lo que intentamos hacer, lo intentamos hacer en réplicas, para obtener buenas estadísticas.

Para eso sirven los robots. El robot es básicamente un elegante sistema de manejo de líquidos. Toma un tubo de ensayo por aquí, y toma soluciones de A, B, C y D, y las mezcla en las proporciones que hemos programado. Y luego puede monitorear lo que sucede en ese tubo de ensayo. Eso es lo que puedo mostrarte. Y es muy común.

¿Esto es lo que está sucediendo en miles de laboratorios en todo el mundo ahora?

Correcto.

¿Mientras intentan lanzar las 6.125 drogas a las dos docenas de componentes del virus?

Sí, y muchas industrias farmacéuticas tienen mejores bibliotecas [de productos químicos]. Estoy realmente convencido de que la comunidad científica podrá conquistar esto. Debido a que no hay ninguna razón por adelantado, cuando observamos el virus, este será un objetivo muy difícil, a diferencia del VIH. Especialmente porque pudimos desarrollar una vacuna [para animales] contra otros miembros de esta familia [coronavirus]. Entonces, ¿por qué no esto? Este no será el fin de la humanidad.

Pero lo que no puedo entender es a las personas que dicen: «Bueno, permitamos que todos adquieran inmunidad como manada. Y bueno, todos los que tienen más de 80 años, ¿qué puedo hacer? Mala suerte. Ya viviste tu vida. Eso es una locura.

Arkin me lleva por el pasillo hasta su laboratorio y me presenta a su equipo.

Este es el Dr. Prabhat Tomar. Esta es Ariella Shalev. Prabhat es la persona que realmente está manejando el robot.

Arkin señala algunos rectángulos planos, de color gris oscuro, un poco más grandes que naipes: estas son las placas donde se llevan a cabo todas estas pruebas. Esto se llama una placa de 96 pocillos. Cada uno de estos huecos es un tubo de ensayo por sí solo. Y podemos tener ocho de estos funcionando simultáneamente. Entonces, ocho por 96 – algunas pruebas que estás haciendo simultáneamente.

Monitoreamos la absorción – ese es el color de cada uno de esos huecos – en esta máquina aquí. Y si solo te mueves más allá, puedes ver cómo se ve.

Arkin me hace mover hacia la máquina en la siguiente fotografía:

El Dr. Prabhat Tomar prepara una prueba en el laboratorio del profesor Shy Arkin en la Universidad Hebrea, 29 de marzo de 2020 (personal de ToI)

¿Cuánto tiempo dura este proceso?

Unas pocas horas.

Normalmente, Prabhat planea un experimento y luego coloca uno o dos o tres de estos platos y regresamos al día siguiente y ya está listo. La industria farmacéutica probablemente tiene máquinas que pueden hacer mucho más.

Ariella Shalev trabajando en el laboratorio del profesor Shy Arkin en la Universidad Hebrea, 29 de marzo de 2020 (personal de ToI)

¿Y hasta ahora, dos o tres que fueron algo alentadores?

Sí, dos o tres fueron algo alentadores.

Arkin me acompaña a salir del laboratorio y hasta la salida del edificio, donde casi todas las oficinas están cerradas.

«Si tiene un gran éxito, hágamelo saber», le digo.

«Lo haré», promete, volviendo a la carrera.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil