Médico de emergencia explica cómo modificar un ventilador para cuatro pacientes

«Si solo tuviéramos un ventilador y cuatro pacientes, le explicaría a las familias de los pacientes que podríamos salvar la vida de un paciente o la vida de cuatro».

Por Celia Jean

El enfermero Jeff Gates procesa una muestra de paciente en una clínica de pruebas de detección de coronavirus, gripe y RSV, actualmente con cita previa para los empleados del Centro Médico UW Northwest en Seattle, Washington, EE. UU., 9 de marzo de 2020

A medida que el coronvirus continúa intensificándose y los hospitales de todo el mundo luchan por encontrar suficiente equipo, vemos a una médico de emergencias explicando cómo modificar un ventilador para un máximo de cuatro pacientes en un video publicado por el Daily Mail.

«Debido a la pandemia de COVID-19, muchos proveedores de servicios de salud están luchando con la situación en la que pueden tener más de un paciente que necesita ventilación y no hay suficientes ventiladores», dijo la Dra. Charlene Irvin Babkok.

El diseño se basa en un estudio de factibilidad que se publicó en 2006 sobre medicina de emergencia donde un solo ventilador sirve a múltiples pacientes simulados para enfrentar un oleaje durante un desastre, en un estudio conjunto realizado por la Dra. Babkok, otro médico de emergencias, el Dr. Greg Namis.

El diseño se basa en equipos que se pueden encontrar fácilmente en salas de emergencia y hospitales, lo que representa la posibilidad de que haya diferentes equipos disponibles para diferentes hospitales.

En este diseño, usan un ‘tubo en T’ tomado de un kit de respiración de emergencia del carro de un terapeuta respiratorio, así como adaptadores de 22 mm que hacen una formación en ‘H’. Un extremo del tubo de ventilación está conectado a un puerto en cada extremo del pequeño dispositivo ‘H’, que se inserta en una sola máquina de ventilación. Los otros extremos de los tubos se pueden conectar a los pacientes. El dispositivo H puede reducirse a la mitad, para usarse solo en dos pacientes.

A pesar de que solo se utilizaron simuladores de pulmón en el estudio, y no pacientes reales, el dispositivo fue utilizado con éxito por el Dr. Kevin Mannis, en pacientes durante el incidente de tiroteo masivo de Las Vegas. Durante el incidente, el hospital recibió una afluencia de pacientes que necesitaban terapia respiratoria mayor que la cantidad de ventiladores disponibles. El Dr. Mannis pudo usar con éxito el dispositivo durante muchas horas hasta más que ventiladores de fuentes externas fueran llevados al hospital.

«El Dr. Mannis entrenó con el Dr. Namis y recordó el estudio de su tiempo juntos», dijo la Dra. Babkok en el video. «Entonces, cuando el terapeuta respiratorio se le acercó y le dijo ‘nos hemos quedado sin ventiladores’, recordó el estudio».

En ese caso particular, usó dos pacientes por ventilador en lugar de cuatro.

El estudio no cubrió la posibilidad de un posible riesgo de contaminación cruzada, aunque asumieron que era bajo dado que «este es un circuito unidireccional y el aire solo viaja en una dirección», sin embargo, esto aún no se ha probado.

«Si esto ocurre durante una pandemia de COVID-19, todos tienen la misma infección, lo que mitiga la preocupación por la contaminación cruzada», señala.

La doctora enfatiza que este es un uso fuera de norma, y que los ventiladores están diseñados para un solo paciente, «Espero que no necesite usar esto, pero nunca se puede predecir lo que sucederá en un desastre».

«Si fuera yo en esta situación, y tuviera cuatro pacientes y un ventilador, tendría una discusión compartida con las familias de los cuatro pacientes y diría que podríamos elegir uno para vivir o los cuatro para vivir, pero esta no es la norma, y solo se usaría en circunstancias extremas.

La Dra. Babkok explica en el video cómo funciona el dispositivo y continúa dando recomendaciones sobre cómo usarlo para tratar a pacientes reales. «Algunas cosas son intuitivas. Debes asegurarte de que el tamaño de los pulmones sea el mismo en las cuatro partes del circuito, no querrás poner a un paciente pediátrico con un paciente adulto», explica.

«Del mismo modo, debe asegurarse de que la resistencia sea la misma, quiere asegurarse de que la gravedad de los pacientes sea similar, esto garantizaría que se administraran volúmenes iguales a todos. Además, se debe usar tubos de longitud similar para los cuatro pacientes».

 

Fuente: The Jerusalem Post