Paseo en auto-conducción: dando una vuelta por Tel Aviv en un vehículo autónomo de Yandex

Un vehículo autónomo de Yandex en Tel Aviv. Foto vía Yandex

Es media tarde en Tel Aviv, hay un fuerte sol y un conductor israelí en la parte norte de la ciudad está tratando de agresivamente pasar al Toyota Prius a su izquierda. El Prius, siguiendo el límite de velocidad con exactitud, no acelera, pero cuando finalmente se cambia al carril derecho, el conductor local, ahora a su lado, de inmediato se sorprende.

Mientras los dos continúan conduciendo por sus carriles respectivos durante los próximos minutos, el conductor local se da cuenta de que aunque hay alguien sentado en el asiento del otro automóvil, nadie está manejando el volante.

El Toyota Prius es un vehículo autónomo, desarrollado como parte de un proyecto por la empresa de tecnología rusa Yandex y probado en Tel Aviv, entre otras ciudades del mundo. Los vehículos pueden frenar en los semáforos, incorporarse a los carriles de la autopista, acelerar cuando sea necesario y poner señales, pero cuando se trata de intentar determinar si el peatón en la bicicleta al costado de la carretera se dirigirá a la calle, las capacidades de predicción son aún un poco dudosas. Aunque no es así cuando se trata de niños en el cruce de peatones. El vehículo de Yandex se detiene fácilmente cuando intentan cruzar la calle.

«La idea es que los humanos usualmente centran su atención en una cosa, por ejemplo, puedo seguir el auto que está frente a mí, pero no estoy enfocando mi atención en alguien en la vereda, o alguien detrás de mí», dijo a NoCamels Artem Fokin, jefe de desarrollo de negocios en Yandex, desde el asiento trasero mientras el auto se desplaza por la calle. «Esto [computadora] detecta todos los objetos».

La computadora a la que se refiere combina el aprendizaje automático, la visión por computadora y las tecnologías en la nube para «tener en cuenta todos los objetos alrededor del vehículo».

«A diferencia de los humanos, esta cosa puede centrar su atención en todo», dice.

La empresa multinacional, fundada en el año 2000, comenzó como un motor de búsqueda, que luego se ramificó en publicidad en línea, comercio electrónico, aplicaciones móviles y transporte. Su servicio de taxis Yandex.Taxi en realidad compite con Uber, con el que firmó una empresa conjunta para el negocio de viajes compartidos en Rusia por un valor estimado de $ 3.17 mil millones. Yandex opera su Yander.Taxi en Gush Dan y otras regiones de Israel bajo la marca global Yango. Y ahora, la atención se centra en los vehículos autónomos.

Vehículos autónomos Yandex. Foto via Yandex

Fokin dice que el aspecto más desafiante de crear el mejor vehículo autónomo es la capacidad de predecir la mente humana.

«Los seres humanos, no son algoritmos», dice. “Hacen algunas cosas esporádicas. Necesitamos estar constantemente expuestos a una variedad de situaciones de tráfico, para poder manejarlas de manera perfecta. Tenemos que darle mucho entrenamiento al auto”.

La compañía multinacional ha probado sus vehículos autónomos desde 2017 en cinco ciudades diferentes en todo el mundo, incluyendo Moscú, Innopolis y Skolkovo en Rusia, Las Vegas en los Estados Unidos y Tel Aviv.

Yandex anunció esta semana que su objetivo es introducir 100 vehículos nuevos en todo el mundo para 2020 y está listo para abrir un nuevo centro de investigación y desarrollo en Tel Aviv con un equipo dedicado de ingenieros de auto conducción para impulsar la misión.

Fokin le dice a NoCamels que la compañía apunta a tener 10 vehículos operando solo en Israel para finales de año.

Lecciones de la prueba piloto en Tel Aviv

En diciembre de 2018, la compañía recibió el permiso del Ministerio de Transporte y Seguridad Vial de Israel para operar sus vehículos autónomos en las carreteras públicas de Israel. Sin embargo, a diferencia de los vehículos que se probaron en Rusia y los EE. UU., se requirió que un ingeniero estuviera en el asiento del conductor, incluso si en realidad no conducía el automóvil.

Para este paseo por el norte de Tel Aviv, el ingeniero de pruebas en el asiento del conductor es Leonid Shalev. Señala las habilidades del auto, pero no pone sus manos cerca del volante.

Una foto de un vehículo autónomo Yandex en Israel. Cortesía

En una publicación de Medium publicada esta semana, el equipo de conducción autónoma de Yandex reflexionó sobre las lecciones aprendidas en las pruebas piloto realizadas en diferentes ciudades, luego analizó el desempeño automotriz y recopiló datos.

«Las pruebas en Tel Aviv produjeron un nuevo conjunto de desafíos», escribió el equipo. Debido a la ubicación de los semáforos, la presencia de redondeles, la densidad del tráfico y las condiciones climáticas, Tel Aviv fue un escenario de pruebas único.

La red de carreteras de Israel «incluye un número mayor de redondeles» en comparación con Estados Unidos y Rusia, escribió el equipo de Yandex. La plataforma de conducción automática tuvo que aprender a manejar «múltiples situaciones de tráfico conduciendo con frecuencia en los redondeles que incluyen uno o dos carriles y numerosas salidas». 

Un vehículo autónomo de Yandex rodando por una rotonda en Tel Aviv. Foto vía Yandex

Tel Aviv también tiene estrechas y sinuosas calles que están “densamente pobladas por vehículos de dos ruedas, mucho más que en Moscú”, lo que obliga a la plataforma a adaptarse a “cómo compartir la calle con bicicletas, motonetas y motos, junto con la dinámica estándar de automóviles, camiones y peatones».

La ciudad también tiene un grave problema de estacionamiento, lo que lleva a parqueos ilegales.

“Pasar a vehículos estacionados ilegalmente, como los autos estacionados en doble fila, requiere una alta precisión y puede ser un desafío incluso para conductores calificados, debido a las estrechas y sinuosas calles de Tel Aviv. Los carros autónomos deben ser rápidos para responder en estas situaciones, especialmente teniendo en cuenta la conducción acelerada ahí», escribió el equipo de Yandex.

La compañía también tuvo que adaptar su hardware y sensores para soportar las temperaturas más altas en Israel, al mismo tiempo que construyó sistemas de enfriamiento personalizados tanto para el interior como para el exterior del automóvil. Este mes de mayo, las temperaturas alcanzaron los 40 ° C (104 ° F) en Tel Aviv y el «automóvil operó con éxito en toda la ciudad durante todo el día sin problemas», escribió Yadex.

Vehículo autónomo de Yandex en Tel Aviv. Foto via Yandex

Aun así, en comparación con las capacidades humanas, la tecnología desarrollada por Yandex es capaz de adaptarse mucho más rápido. Fokin menciona su experiencia de vivir en el Reino Unido por un tiempo y cómo tardó dos semanas en adaptarse para conducir en el lado izquierdo de la calle. Para la computadora, explica, no es nada. «Literalmente, solo aplastamos un botón».

«Estamos limitados geográficamente al área en Tel Aviv donde se nos permite conducir», dice Fokin sobre el vecindario del norte de Tel Aviv cerca de Grinberg Bistro donde el auto de Yandex está haciendo las pruebas. Pero lo están aprovechan al máximo.

¿Cómo es un vehículo autónomo?

Yandex presentó su primer prototipo de vehículo autónomo en 2017 – un vehículo bastante sencillo, rojo y blanco, con el logotipo de la compañía estampado en los costados. Sin embargo, una diferencia clave fueron las notorias cámaras, radares y sensores láser montados sobre el techo.

El sistema LiDAR montado sobre el techo de un vehículo autónomo de Yandex.

Este sistema LiDAR es esencial para el vehículo autónomo, ya que produce una imagen en 3D del entorno del automóvil con exactitud y precisión, al tiempo que usa radares y sensores para apuntar a objetos y medir su distancia del vehículo. El sistema forma parte de un mapa detallado, explica Fokin, que está integrado en la memoria de la computadora y se utiliza con fines de localización, para familiarizar el vehículo con su entorno.

“El automóvil debe comprender su ubicación totalmente, por lo que su precisión en centímetros es esencial para nosotros. También crea un nivel de seguridad adicional, ya que para fines de localización autónoma de vehículos, no puede utilizar la navegación por satélite, ya que no es lo suficientemente preciso».

«Puede falsificar la navegación por satélite, puede simular una señal de satélite, pero no puede falsificar lo que está dentro, porque no está conectado con el mundo exterior», dice Foking a NoCamels.

El maletero contiene una gran computadora que analiza la carretera y, por lo tanto, controla el volante, el acelerador y los pedales de freno, todo ello sin intervención humana.

Fokin dice que la compañía intenta elegir el mejor LiDAR por la relación precio-rendimiento para su hardware y que todo el paquete de software es creado internamente por el equipo de Yandex.

«Cuando alcancemos esa meta, podemos centrarnos más en la comodidad y otras cosas», agrega.

Otros proyectos locales de Yandex 

Antes de comenzar las pruebas avanzadas en sus vehículos autónomos, Yandex se asoció con la Universidad de Tel Aviv para abrir una sucursal de la Escuela de Análisis de Datos de Yandex. Allí, la compañía ofrece un programa de promoción profesional de un año en aprendizaje automático a través de una iniciativa en la Escuela de Ciencias de la Computación Blavatnik de la Universidad de Tel Aviv (TAU por sus siglas en inglés). La iniciativa forma parte del programa de licenciaturas en Ciencias. TAU es la sexta sucursal de la Escuela de Análisis de Datos de Yandex.

Yandex también lanzó en Israel su aplicación de transmisión de música alimentada por IA Yandex.Music.

 

Fuente: NoCamels
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil