Médico israelí realiza cirugía a bebé aún en el útero

Limor tenía 20 semanas de embarazo cuando, después de una prueba de rutina, los médicos le dijeron que su bebé tenía un problema muy raro. Los médicos le recomendaron que terminara el embarazo. El feto tenía una hernia en su diafragma que podía afectar el desarrollo de los pulmones del bebé. Limor y Nir se negaron a abortar por motivos religiosos.

Afortunadamente, su rabino les recomendó ver al Dr. Gialchinsky, un especialista prenatal en el Hospital Hadassah Ein Kerem. Este cirujano especialista repara defectos natales con un instrumento llamado «fetoscopio» que tiene una pequeña cámara en el borde para ver qué está pasando en el útero.

«Por lo general, con este tipo de defecto, los pulmones del bebé son muy pequeños. El bebé tendrá grandes dificultades para respirar después de que cortemos el cordón umbilical. Es imposible darles respiración. Por lo general, mueren a los pocos minutos del nacimiento”, explica el Dr. Gialchinsky.

El Dr. Gialchinsky inserta cuidadosamente el fetoscopio en la boca del feto. Deja un pequeño globo en su tráquea que neutralizará el defecto en el diafragma permitiendo que los pulmones se desarrollen. Después de ver que los pulmones se han desarrollado, se debe extraer el globo. Una vez más, el fetoscopio se introduce en la boca del feto, el globo se destruye y el Dr. Gialchinsky retira todos los restos con unas pinzas diminutas.

«Para evitar dolor o que el feto se mueva», agrega el Dr. Gialchinsky, «inyectamos un analgésico en el músculo o la pierna del bebé».

El Dr. Gialchinsky es el único médico en Israel que sabe cómo realizar este procedimiento. Sólo hay 30 médicos en el mundo que saben cómo hacer esto.

 

Fuente: JOL
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil