Técnica israelí de desalinización de agua podría ayudar a aliviar la sed de Ciudad del Cabo

Confiando en la energía solar, la startup Tethys es más móvil, escalable, económica y eficiente en energía que otros métodos para obtener agua potable del mar.

Un hombre lleva agua de un manantial natural en Ciudad del Cabo, el 1 de febrero de 2018.
(AP Photo / Bram Janssen)

Durante meses, Ciudad del Cabo, una ciudad de cuatro millones de habitantes, ha enfrentado el escenario apocalíptico de que los grifos que se queden secos. La presa Theewaterskloof de la ciudad, una reserva de agua que alguna vez suministró a la ciudad el 50 por ciento de su necesidad, parece más un área desértica.

Dos cataclismos están en el centro de la crisis del agua en Ciudad del Cabo. Primero, la escasez de precipitaciones: en los últimos tres años, las lluvias que alguna vez fueron confiables y cayeron durante los meses de invierno, han desaparecido.

El segundo es la inequidad en la distribución del agua. Las poblaciones ricas, en su mayoría blancas, de Sudáfrica tienen acceso al agua desde sus grifos y sus habitantes pobres, principalmente negros, viven en asentamientos informales que no están equipados con infraestructura para distribuir agua potable, dicen los expertos.

Dado que Sudáfrica tiene una larga costa, dos ex científicos israelíes de cohetes, Moshe Tshuva, jefe del Departamento de Energía de la Facultad de Ingeniería de Afeka -Tel Aviv, y Joshua Altman, cofundadores de Tethys Solar Desalinization (TSD), un emprendimiento con sede en Tel Aviv, dicen que pueden tener una solución para los problemas de agua en Ciudad del Cabo.

«Ciudad del Cabo tiene mucho sol, agua de mar costera y la necesidad de una solución rápida y asequible. TSD puede ser la solución perfecta para la escasez de agua de la ciudad. Nuestro sistema puede ubicarse fuera de la ciudad en cualquier área vacante, preferiblemente cerca del mar para bombear agua dulce a los embalses de la ciudad,» dijo en una entrevista Tshuva, quien ha estado involucrado en la investigación y desarrollo de plantas solares y proyectos de energía verde desde principios de los 80.

La tecnología de Israel podría ser una bendición para Ciudad del Cabo, ya que los embalses se están secando, dijo en una entrevista con The Times of Israel el investigador israelí Dr. Clive Lipchin, que asistió a un simposio sobre agua en Johannesburgo el mes pasado.

La compañía ha creado lo que llama una «caja meteorológica», que imita y multiplica los procesos atmosféricos naturales de evaporación y condensación para hacer agua potable filtrada y limpia de una variedad de fuentes de agua, como el agua subterránea marina o salobre. El proceso utiliza calor solar para evaporar el agua, dejando los contaminantes en la parte inferior. Luego, el vapor se recoge y se vuelve a enfriar en forma líquida, como cuando llueve naturalmente, dijo Altman. El agua limpia luego se recoge en contenedores.

La solución modular puede implementarse prácticamente en cualquier lugar con luz solar y una fuente de agua, y es capaz de producir desde 50 metros cúbicos por día, suficientes para abastecer a un pueblo u hotel autónomos, hasta 10.000 metros cúbicos por día, para uso agrícola e industrial, dice la compañía.

Moshe Tshuva, cofundador de Tethys Solar Desalination, y jefe del Departamento de Energía de la
Facultad de Ingeniería de Afeka -Tel Aviv, demostrando la tecnología de desalinización (Cortesía)

En comparación con los métodos existentes de desalinización, el proceso de purificación de TSD ofrece tres ventajas especiales, dice la compañía; está fuera de la red – no requiere tuberías; no requiere fuente de energía externa a excepción del sol; y no tiene un impacto ambiental negativo – huella global cero.

Las técnicas actuales de desalinización vienen en dos variedades: un proceso similar al agua hirviendo para separarla de la sal, y una técnica de ósmosis inversa que fuerza el agua a través de una membrana para filtrar la sal. Ambos métodos crean una salmuera como subproducto, que luego generalmente se bombea al mar y puede alterar los ecosistemas acuáticos, y requiere una gran cantidad de energía, según los expertos.

Llevar el agua a las poblaciones geográficamente extendidas implica grandes cantidades de inversión de capital y consumo de energía, que generalmente es responsabilidad de los gobiernos, dijo Altman.

«Queremos privatizar el agua y hacerla accesible a personas de todo el mundo sin la necesidad de contar con la infraestructura de los gobiernos y los municipios. Este es un cambio poderoso del modelo existente basado en la utilidad que actualmente se usa en muchas partes del mundo», dijo.

Para el año 2025, dos tercios de la población mundial enfrentarán escasez de agua, y la escasez de agua es uno de los mayores riesgos mundiales en términos de impacto potencial durante la próxima década, según el Foro Económico Mundial.

Foto que muestra el proyecto piloto propuesto por Tethys Solar Desalinization (Cortesía)

La tecnología israelí puede ser particularmente útil para Ciudad del Cabo. Israel, con su clima árido y la falta de agua dulce, enfrentó una sequía de varios años a mediados y finales de la década del 2000, agotando sus reservas naturales de agua dulce.

«Israel es un modelo de cómo se puede hacer eso de una manera muy eficiente. Operamos cinco de las plantas de desalinización más grandes del mundo y lo hacemos de manera muy eficiente», dijo Lipchin, el investigador, en la entrevista.

Hasta la fecha, TSD ha asegurado $500,000 en fondos iniciales y actualmente se encuentra en fase de desarrollo de prototipos. La compañía espera lanzar pilotos en Israel, Jordania y California en los próximos seis meses y está buscando inversores para recaudar $1.5 millones para su ronda de financiación serie A, dijo Altman.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducido: Consulado General H. de Israel en Guayaquil