Israel apunta a eliminar el uso de carbón, gasolina y diesel hasta el año 2030

El Ministro de Energía presentará un plan para reducir la contaminación, fortalecer el ‘eje de la paz’ mediante el uso exclusivo de gas natural y combustibles alternativos para la producción y el transporte de energía

 

El Ministro de Energía, Yuval Steinitz, hablando en una conferencia sobre
energía en Tel Aviv, el 27 de febrero de 2018 (Dror Sithakol)

El Ministerio de Energía pronosticó el martes que dentro de 12 años Israel dependería completamente del gas natural y los combustibles alternativos para la producción de electricidad y para el transporte.

«Pretendemos llegar a una situación en la cual la industria de Israel se basará en el gas natural, y lo más importante, el transporte en Israel se basará en gas natural o electricidad», dijo el Ministro de Energía, Yuval Steinitz, en una conferencia energética en Tel Aviv. «A partir de 2030 en adelante, el Estado de Israel creará alternativas y ya no permitirá la importación de automóviles que funcionan con gasolina y diesel».

Steinitz dijo que presentaría al gobierno un plan maestro con esta visión.

En 2014, la electricidad se produjo a través de una división de cincuenta por ciento entre el carbón y el gas natural. El objetivo para el 2030 es cambiar a 83% de gas natural y 17% de energía renovable, con «cero contaminantes», dijo Steinitz.

Foto ilustrativa de las plataformas israelíes de gas natural en el
Mar Mediterráneo, 2 de septiembre de 2015. (Flash90)

Ya este año, el balance de la producción de electricidad será de 71% de gas natural, 25% -27% de carbón y 2% de energía renovable, con la transición de la economía a usar carbón solo para emergencias y como respaldo para el 2030.

«Hemos abolido la estrategia de diversificación de los combustibles», dijo Steinitz, señalando que Israel había creído anteriormente que este tipo de diversificación, que utilizaba carbón y gas natural, era esencial para la seguridad energética. «Nos dimos cuenta de que podemos alcanzar la seguridad energética incluso sin esta diversificación».

«Hay una oportunidad histórica para transformar a Israel en uno de los primeros países occidentales en el que se produce energía con cero contaminación y daño al medio ambiente», dijo.

Steinitz dijo que según los datos de la OCDE, unas 2.500 personas mueren en Israel anualmente debido a la contaminación del aire. Agregó que la polémica legislación de gas natural aprobada hace dos años ha sido un «gran éxito», ya que permitió el desarrollo de Leviathan, el mayor campo de gas natural de Israel, que se espera entre en funcionamiento el próximo año. El atraso de un año y medio en el desarrollo de Leviatha,n provocado por las demoras en aprobar las regulaciones del gas, le costó a Israel unos $20 mil millones, dijo.

El desarrollo del campo permitió a Israel firmar sus «acuerdos de exportación más importantes» con los vecinos Egipto y Jordania desde la firma de los acuerdos de paz con estas naciones, dijo.

A principios de este mes, los socios en los campos de gas natural costa afuera de Tamar y Leviathan dijeron que firmaron acuerdos para exportar 64 mil millones de metros cúbicos de gas a la firma egipcia Dolphinus durante un período de 10 años. En septiembre de 2016, Jordania llegó a un acuerdo para comprar 8.5 millones de metros cúbicos de gas israelí por día durante 15 años, un acuerdo que se estima en un valor de $10 mil millones.

«Esto fortalece el eje de paz», dijo Steinitz. «Es un éxito geopolítico que ha sido posible gracias al gas natural».

Israel, un país con escasos recursos naturales, descubrió campos de gas natural costa afuera que pueden permitirle alcanzar la independencia energética y convertirse en un exportador de gas natural. El campo de gas Tamar fue descubierto en 2009 y comenzó a producir en 2013, mientras que el campo Leviathan, el campo de gas natural de aguas profundas más grande descubierto en el mundo en la última década, fue descubierto en 2010 y se espera que comience a producir en 2019.

Steinitz habló en una conferencia organizada por el Instituto de Energía y Medio Ambiente de Israel que trató sobre el potencial y los desafíos de la industria del gas natural de Israel.

Steinitz y otros oradores fueron interrumpidos por un grupo que protestaba contra la planificada plataforma Leviathan, que dicen que se establecerá a solo 10 kilómetros de la costa norte y causará contaminación y daños ambientales de miles de millones de dólares.

Manifestantes protestando afuera de una conferencia sobre energía en Tel Aviv contra la instalación de una plataforma de gas a 10 kilómetros de las costas de Israel, el 27 de febrero de 2018 (Shoshanna Solomon / Times of Israel)

«En lugar de una plataforma propuesta, las compañías deberían establecer una instalación flotante de almacenamiento y descarga de producción sobre la plataforma, no cerca de la costa de Dor Beach», dijo el líder de la protesta, Yoni Sapir.

Además, un procesamiento de gas que se instalaría en la tierra podría contaminar las fuentes de agua locales, dijo Eli Budman, un toxicólogo que protestaba frente al hotel.

Steinitz los descalificó como manifestantes que no quieren nada » en mi patio trasero», que ignoran los problemas. «No nos someteremos a la presión de nadie». Estamos convencidos de que estamos haciendo lo correcto para el futuro de Israel», declaró.

Un alborotador ambiental interrumpiendo el discurso del Ministro de Energía Yuval Steinitz en
una conferencia sobre energía en Tel Aviv; 27 de febrero de 2018 (Shoshanna Solomon / Times of Israel)

Respondiendo a los manifestantes, el Ministro de Medio Ambiente, Zeev Elkin, dijo que Israel no puede reducir su consumo de carbón y además detener el desarrollo de la industria del gas natural. «No podemos ir en ambas direcciones», dijo.

El ministerio priorizó la reducción de la contaminación, dijo, y el gas natural tuvo que jugar su papel lo antes posible. «La contaminación es el desafío ambiental número uno de Israel», dijo. «El progreso de Leviathan es de interés ambiental para Israel».

En la conferencia, Yona Fogel, directora ejecutiva de Paz Oil Company Ltd., una refinería de petróleo, dijo que el precio del gas natural en Israel establecido por el acuerdo alcanzado por el gobierno y los productores del gas era demasiado alto. «Aquí hay una falla del mercado», dijo. Las dos plantas de Paz, en Haifa y Alon Tavor, estaban listas para recibir gas natural, pero «la brecha entre la implementación y el deseo» era muy alta, dijo.

Mathios Rigas, director general de Energean Oil & Gas, un explorador griego de petróleo y gas que obtuvo la licencia para desarrollar y operar los campos de gas natural marinos más pequeños de Karish y Tanin, que se estima tienen reservas de 2 mil millones de pies cúbicos (TCF) y destinados a suministrar combustible a Israel y competir con Tamar y Leviathan, dijo que espera que la perforación en los campos comience en 2019 y que el suministro de gas comience en el primer trimestre de 2021. Energean invertirá unos $1.600 millones en el desarrollo de los campos, dijo, y ya ha recaudado los fondos para administrar el proyecto, dijo.

Yossi Abu, director general de Delek Drilling LP, una unidad de Delek Group Ltd., que junto con Noble Energy Inc. es socio en los campos de Tamar y Leviathan, dijo que espera más acuerdos con Egipto después del firmado con Dolphinus este mes. Se estima que Egipto necesitará unos 20 a 40 mil millones de metros cúbicos de gas natural al año durante la próxima década, dijo, y esto presenta una oportunidad para Israel.

La infraestructura de oleoductos ya existente permitirá a Leviathan suministrar gas a Egipto y Jordania cuando comience la producción en el cuarto trimestre de 2019, dijo, y permitirá que Israel sea parte de una red regional conectada a los dos países árabes, opuesto a la isla de energía que ha sido hasta ahora.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducido:  Consulado General H. de Israel en Guayaquil



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.